BIOCARBURANTES: Combustibles sostenibles en aviación

BIOCARBURANTES: Combustibles sostenibles en aviación

Trasladarse en avión puede ser uno de los medios más contaminante de viajar, actualmente produce hasta el 4% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Debido a la creciente preocupación por reducir este tipo de emisiones, el sector de la aviación está investigando combustibles menos contaminantes y formas de conducción más eficiente.

La preocupación por las emisiones del sector de la aviación, hizo que en Febrero de 2008 la Unión Europea lanzara un proyecto de investigación denominado Clean Sky JTI.  Con este proyecto, se pretende aplicar nuevas tecnologías al sector, para que la próxima generación de aviones pueda ser menos agresiva con el medio ambiente, centrándose en la disminución del ruido, de las emisiones y en mejorar la eficiencia de los motores.

Sin título

Además, desde el pasado 1 de Enero de 2012, entró en vigor la Directiva 2008/101/CE en la que se incluyen las actividades de aviación en el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

A esto hay que sumar que la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) quiere intentar que los aviones dejen de emitir diósido de carbono en 2050.

Aunque evidentemente, no todo son ventajas. La utilización de biocombustibles en aviación también puede plantear ciertos inconvenientes a tener en cuenta, como por ejemplo: ¿de dónde obtener ese gran volumen de combustible? Para poder abastecer el mercado actual, sería necesario aumentar considerablemente el área de plantación, lo que en la práctica significaría o bien sustituir los actuales cultivos o bien deforestar zonas de selva, por lo que hay que seguir un control de sostenibilidad ambiental.

La mezcla de biocombustibles con combustibles fósiles para transporte aéreo es una práctica completamente viable. Así por ejemplo, Boeing ve un gran potencial en el biodiesel como combustible sostenible para aviones. En EE.UU., Europa y Singapur ya existe una importante capacidad de producción de biodiesel que podría abastecer hasta el 1% (alrededor de 2.300 millones de litros) de la demanda mundial de combustible para reactores comerciales. El coste al por mayor (alrededor de 80 céntimos de dólar por litro con los incentivos del gobierno estadounidense) es competitivo frente al combustible para aviones fabricado a partir del petróleo.

Sin título2

Según el Boletín de Energía Renovables del 1 de Junio de 2015, los biocarburantes deben ser una prioridad para la industria de la aviación. “En comparación con el queroseno convencional, los biocarburantes pueden llegar a reducir entre un 50 y un 80% las emisiones de CO2, en función de la composición del biocombustible. Sin embargo, también recuerda que el precio sigue siendo un obstáculo: de 2,5 a 6 veces más caro que el precio convencional, por lo que se sigue investigando en el aprovechamiento de biomasa residual e incluso desechos domésticos. En la actualidad, el aceite de cocina usado llena gran parte de los vuelos de prueba y comerciales”.

A nivel nacional, en octubre de 2011 se realizó un vuelo de prueba con un Airbus 320 de Iberia entre Madrid y Barcelona, con un contenido del 25% de biocarburantes obtenidos a partir de camelina en sus motores.

Sin título3

En conclusión, con mayor respaldo e incentivos a los biocombustibles y el desarrollo de tecnologías más efectivas para éstos, se podría reducir considerablemente las emisiones de gases de efecto invernadero y así contribuir a reducir los efectos del cambio climático.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies