Influencia de la próxima inauguración de la ampliación del Canal de Panamá. Pros y contras.

El gobierno panameño está invirtiendo más de 5.250 millones de dólares en la ampliación del Canal de Panamá. Esta ampliación consiste en la construcción de dos complejos de esclusas de tres niveles, uno en el lado del Océano Pacífico, y otro en el del Atlántico.

Como parte de la obra se ensancharán y profundizarán los cauces de navegación actualmente existentes en el lago Gatún y en el Corte Culebra. Además se construirá un nuevo cauce de acceso, con una longitud de más de seis kilómetros, que conectará las esclusas del Pacífico con el Corte Culebra.

El principal objetivo de esta megaconstrucción es, además de reducir los retrasos de hasta ocho y quince días existentes actualmente  en el  tránsito hacia el océano Pacífico, con los consiguientes sobrecostes,  dotar al Canal de capacidad para el tránsito de buques de mayor tamaño, lo que lo hará más eficiente al permitir el paso de un mayor volumen de carga con relativamente menos tránsitos y una menor utilización de agua.

La principal ventaja de la ampliación es que el Canal se actualiza en relación con su capacidad para permitir el paso de grandes buques, puesto que la tendencia actual es el uso de grandes embarcaciones como los Super-Post Panamax, grandes buques de contenedores que exceden en mucho las medidas del Canal, así como los superpetroleros y otras grandes embarcaciones. En general permitirá el tránsito de grandes buques con capacidad de 5.000 a 8.000 TEU y barcos Plus, que alcanzan los 13.000 contenedores y pueden transportar hasta 130.000 toneladas. (También permitirá el paso de buques de guerra que hoy exceden claramente el tamaño del Canal, como los portaaviones de la clase Nimitz, de la Armada de Estados Unidos, que tiene 333 metros de eslora y 41 de manga, con una cubierta superior de 76,8 metros de anchura).

En general el volumen de carga que transita por el Canal crecerá, en promedio, a razón de 3% por año durante los próximos veinte años, duplicándose para el año 2025 el tonelaje del 2005.

El principal (y tal vez único) aspecto negativo es el impacto medioambiental de tamaña construcción. Los tres aspectos fundamentales, que de una u otra forma generan impactos ambientales son: (i) la construcción de dos esclusas para barcos denominados Post-Panamax; (ii) el levantamiento de 0.45 metros el nivel actual de Lago Gatún; y (iii) la profundización de cauce de navegación del Canal de Panamá de Oceáno a Oceáno.

El tamaño de la obra presenta un alto riesgo de intromisión de sal dentro de los lagos. Ello depende en gran parte del tamaño de los buques, del número de buques que transitan y de las operaciones de las esclusas.

En la actualidad, el Lago Gatún alcanza niveles de salinidad que van desde 0.04 hasta 0.07 ppm de salinidad. Esta situación, aunque no es preocupante, es un indicio de que existe una intromisión salina en los lagos a través de las esclusas actuales.

 

Un cordial saludo.

 

José Manuel.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies