Gestión del talento.

Entre las cosas útiles que este máster me está enseñando, quizás la primera de ellas, fue el despertar mi interés por leer artículos publicados por algunas escuelas de negocio. Ya en el primer módulo de este máster nos propusieron la lectura de algunos artículos y, desde entonces, he intentado leer por mi cuenta algunos papers sobre temas concretos de mi interés personal.

Relacionado con el tema de los recursos humanos, de entre alguno de los artículos que he podido leer, me atrevo a sugerir uno de los que se incluyen entre los “Harvard 10 must reads”, de la Harvard Business Review Magazine.

La publicación se titula “Managing oneself”, se puede encontrar de manera gratuita en la web, y su autor es Peter F. Drucker, a quien algunos le consideran nada menos que el padre del management como disciplina y del concepto de la sociedad del conocimiento.

En el artículo se defiende la idea de que en una economía basada en el conocimiento, el éxito llega a aquellos individuos que conocen sus fortalezas, sus valores y saben cómo desarrollarlos. En esta publicación, Drucker propone realizar un seguimiento de uno mismo en función de los objetivos profesionales a los que se va enfrentando en su trabajo, defendiendo la idea de que, con carácter general, uno no suele conocer sus propias fortalezas y en esta evaluación personal se obtienen resultados sorprendentes. Como segundo paso, propone concentrar los esfuerzos en formar y potenciar aquellos puntos en los que somos buenos, para pasar a ser excelentes, notando que fortalecer los puntos donde somos débiles suele requerir mucho más esfuerzo y se suele conseguir un menor impacto con ello.

Diría que este artículo traslada a nivel personal lo que estamos tratando en este módulo del máster de gestión y dirección de personas para las empresas. La importancia de planificar y gestionar el talento en las empresas, de identificar y atraer el talento más adecuado a la organización, de formar y potenciar talento de las personas que ya trabajan en la misma y de retenerlo para la empresa.

Con esta reflexión quería dejar en este blog una opinión personal. La gestión de los recursos humanos y del talento en las organizaciones es muy importante, pero las herramientas de gestión que estamos aprendiendo también pueden ser trasladables a cómo gestionamos y planificamos nuestro propio talento, cómo lo identificamos y potenciamos, y cómo lo ligamos a nuestra empleabilidad. Y como indica Drucker en su publicación, nuestro éxito depende de ello.

Gracias por leer estos comentarios, que espero no resulten muy desenfocados.
Luis


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies