Motivacion y Empoderamiento

Pasamos buena parte de nuestras vidas en el trabajo y para muchos personas o trabajadores es la comunidad más importante en la que vive una persona, si podemos brindar como líderes de nuestros equipos de trabajo las condiciones de bienestar de manera que puedan sentirse bien consigo mismo es posible que den más de sí en el trabajo.
Motivar a una persona de manera que realice adecuadamente su labor no solo dependerá de un simple salario monetario sino además de otros estímulos para lo cual debemos entender y comprenderlo. Como lo describe el autor Stephen C. Laudin en un libro “las necesidades de una organización y nuestras propias necesidades como trabajadores son las mismas: creatividad, pasión, flexibilidad, entusiasmo”, si partimos de este principio podremos realmente comprender que es lo que esperan los empleados de nosotros como jefes y que es lo que ellos esperan que nosotros hagamos por ellos.
Si por el contrario desmotivamos a nuestro personal estamos atacando su autoestima que puede muchas veces verse reflejado en enfermedades, ausentismo, así como un marcado y bajo sentido de pertenencia hacia la empresa. Una posibilidad de cambiar o de motivar de forma que se aumente el autoestima se puede dar a través del empoderamiento de nuestros equipos trabajo, pensado y direccionándolos hacia equipos de alto desempeño.
Empoderar y dar poder de gestión así como de decisión, se puede decir que es un proceso sobre la marcha, donde podemos como lideres ceder poder para que nuestro equipo tome decisiones con responsabilidad dándole también la autoridad necesaria para lograr efectividad en las decisiones tomadas, logrando con el tiempo reemplazar cada estructuras piramidales por horizontales.
Es importante reconocer que este proceso de empoderamiento lo podemos aplicar en nuestro trabajo al distribuir por ejemplo las cargas de trabajo, logrando así un proceso que también es fuente de motivación a los empleados, estos a su vez se sentirán responsables no solamente por hacer un trabajo, sino también por hacer que la compañía trabaje mejor. Un empleado motivado y empoderado es un activo solucionador de problemas, que ayuda a planear cómo deben hacerse las cosas y cómo hacer para que éstas se lleven a cabo. Si queremos que los demás hagan lo que deseamos, no solo debemos motivarlos y brindarles las herramientas necesarias para que puedan desarrollarse sino además actuar de manera ética y liderando siempre a través del ejemplo.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies