CREACIÓN DE VALOR

“Las empresas deben concentrarse en ser las mejores, sino en ser únicas”. La cita la encontré en un artículo de Harvard Business Review (HBR), y que me llevó luego a otro artículo, que me ayudó a entender el tema de la generación de valor en una empresa.

Para un no financiero como yo, fue interesante descubrir que para ello hay varias formas –como las ya reseñadas por los compañeros- pero hay que hallar dentro de la empresa qué diferente es lo que podemos hacer de nuevo y no repetir modelos ya establecidos.

Tras leer e investigar detenidamente sobre el tema en mención, coincido con la mayoría de los compañeros en la importancia del generar valor en las empresas. Esta radica no solo en los accionistas, que con su aporte fundacional echan a rodar el proyecto, sino, también, en los directivos, funcionarios, empleados, clientes y proveedores.

Como señala un artículo de Alfred Rappaport, publicado también en HBR, “las compañías deberían evitar utilizar dinero en exceso para hacer inversiones que se ven bien en apariencia, pero que podrían terminar por destruir el valor de la empresa”. En ese caso, dice, sería mejor devolverles el dinero a los accionistas en forma de dividendos.

Siguiendo la línea de pensamiento de Rappaport, los directivos deben trazar estrategias, hacer adquisiciones y contar con activos que maximicen el valor esperado, incluso a pesar de que las ganancias a corto plazo se vean afectadas.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies