Economía de la Neurona III/IV. Potenciar: Evoluciona y crece

Se habla constantemente del talento humano. Surge una pregunta: ¿es positivo potenciarlo incluso apurando hasta su enésima fuerza? Jan Anguita expresa que el primer motor en el desarrollo del talento es el creado por el impulso. Impulso personal y reforzado por las circunstancias externas y por la colaboración de otras personas e instituciones. Potenciar hasta el máximo sí, por supuesto, pero haciéndolo técnica y racionalmente.

05creative_economy_640x365Olga Edith López expresa, muy significativamente, que para potenciar el talento humano se requieren tres ingredientes: habilidades, compromiso y acción. Si falla uno de estos tres no se potenciará adecuadamente el talento. Se podría precisar un poco más este criterio. Sin despreciar ninguno de los tres componentes yo cambiaría las habilidades por la técnica, el compromiso por el conocimiento y la acción por la voluntad.

Dan Coyle nos cuenta que para que el talento evolucione y crezca es necesario aplicar un método concreto que el autor marca en 5 puntos: absorberlo todo (es decir, capacidad de aprendizaje), dividir el todo en partes (tener la habilidad suficiente para descomponer elementos complejos), reducir la velocidad (hacer el trabajo lentamente y con la máxima calidad), repetir (hasta que todo salga perfecto) y ayudar a sentir (percibir sensaciones y gestionar la inteligencia emocional).

Muchos autores, desde Chiavenato hasta Kliksberg, pasando por Oligastri, Ibarra Colado, Joan Maristany y Pablo Lledó, en muchos idiomas, han escrito y estudiado largamente las técnicas para potenciar el talento y casi unánimemente han llegado a conclusiones que voy a sintetizar en los siguientes postulados:

  • Primer Postulado: las personas con talento son inconformistas. No temen al cambio, al contrario, lo buscan y casi siempre procuran moverse cada 10 años.
  • Postulado Segundo: las personas con verdadero talento necesitan retos nuevos. Sienten el ansia de superar las dificultades. Son creativos y apuestan por la innovación.
  • Postulado Tercero: Las personas con verdadero talento exigen a las organizaciones que les respeten y respondan, en otro supuesto piensan que han sido traicionados.
  • Cuarto Postulado: Las personas con verdadero talento muestran sus capacidades en varias dimensiones, no son lineales.
  • Quinto Postulado: Las personas con verdadero talento son humildes y humanos y tienen sentido del humor. Es el Triunfo de las famosas ‘tres haches’.

En todo caso nunca hay que perder la idea de que el talento está al servicio del sueño de su amo. Y una recomendación final: si has conseguido atraer el talento cuídalo, haz lo posible por potenciarlo, porque tienes un tesoro.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies