Y tú…¿cómo presentas?

Si hacemos una encuesta sobre las características que ha de cumplir un buen líder, suele aparecer una de forma recurrente: dotes de comunicación. Saber comunicar y convencer otorga buena imagen, prestigio y hace que una persona tenga poder de influencia.

A la hora de hacer una presentación en público algunas personas parten con unas cualidades innatas, que siempre ayudan: espontaneidad natural, cierta capacidad de improvisación, una voz dulce que enamora con solo escucharla o un físico imponente, que hace que el público se fije en ti de forma diferente y te preste una atención que no ha prestado al compañero que ha expuesto anteriormente. Si eres uno del resto de los mortales, entre los que me incluyo, nos lo tenemos que trabajar un poquito más. Pero hay una buena noticia: se puede entrenar. De hecho, la clave está en practicar, cuanto más, mejor.

Tendemos a evitar aquello que nos resulta desagradable o difícil, pero afrontando la situación, cada vez lo veremos como algo más natural e iremos ganando confianza. Confianza… ¡qué gran palabra! Capaz de paralizar la economía mundial o impulsar los mercados financieros. Y capaz de bloquear a una persona o hacer que se coma el mundo. Nuestro cerebro interpreta que nos encontramos ante una situación de peligro, al estar totalmente expuestos ante un auditorio repleto de personas, que nos examina con lupa.

Y se empiezan a dfoto_01esencadenar una serie de procesos fisiológicos: sudoración, temblor, taquicardia… El miedo a hablar en público es estudiado en el mundo de la psicología con el nombre de glosofobia y los casos más extremos de miedo escénico pueden afectar seriamente a aspectos sociales de la persona. Pero ¿por qué nos ponemos en el peor de los casos y pensamos que la presentación no va a salir bien? ¿Y por qué no confiar en que será un éxito?

Es cierto que en una presentación en público estamos en el punto de mira. Pero una forma de quitar hierro al asunto es pensar que el público es benevolente. Tendemos a pensar que nuestra actuación es mucho peor de lo que realmente ha sido. El objetivo de los oyentes no es criticar, y probablemente se olvidarán de los defectillos de forma en la exposición en un periodo de tiempo más bien breve (en el coffee-break que hay a continuación, más concretamente). Y nos daremos cuenta de ello si obtenemos feedback de los asistentes. Recabar algo de información, en la medida de lo posible, sobre nuestra presentación nos ayudará a conocer tanto los aspectos a mejorar, como nuestros puntos fuertes. Información privilegiada para la próxima vez.

Pero lo que sí se espera de nosotros es haber transmitido correctamente nuestra idea. El mensaje ha de calar. La naturalidad y la puesta en escena la iremos puliendo poco a poco, pero el mensaje será el núcleo de la presentación y que éste sea claro o no influirá definitivamente en la calidad de la comunicación. Por eso no es una mala estrategia soltar la perla al principio del discurso (o speech, que queda mejor). No importa desvelar la clave tan pronto, no estamos en una película de intriga; y mejor ahora que todo el mundo está despierto y así nadifoto_02e se nos despista.

Cuanto más nos veamos en la situación de presentar, más oportunidades para ganar confianza y naturalidad. Y cuanto más seguridad, más oportunidades para poner en práctica técnicas de interactuar con el público, que enriquecerán futuras presentaciones y servirán para mantener a los oyentes interesados. Objetivo en el horizonte: disfrutar presentando y desarrollar un estilo propio de comunicación, que será tan bueno, o mejor, que cualquier otro, como parte de las aptitudes de liderazgo que yo, y seguro que vosotros también, aspiro a alcanzar.

Rubén de la Iglesia
EMBA 2016/2017
icono_linkedin_box_blue


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies