LA TEORIA DE JUEGOS

El principal objetivo de la Teoría de Juegos es estudiar el comportamiento racional en situaciones de interacción (juego) entre agentes (jugadores) en las que los resultados están condicionados a las acciones de los agentes; un juego es cualquier situación en la cual compiten dos o más jugadores: el Ajedrez y el Póker son ejemplos bien conocidos, pero también lo son el duopolio o el oligopolio en los negocios, o la guerra fría de la segunda mitad del siglo pasado.

El éxito de un jugador, o grado en el que alcanza sus objetivos en un juego depende del azar, de las reglas del juego y del conjunto de acciones que sigue cada jugador individual, es decir: de sus estrategias. Una estrategia es una decisión relativa a la acción que ha de emprender un jugador en cada estado posible del juego.

La Teoría de Juegos supone que todos los jugadores son racionales, inteligentes y están bien informados. En particular, se supone que cada jugador conoce todo el conjunto de estrategias existentes, no solo para él sino también para sus rivales, y que cada jugador conoce los resultados de todas las combinaciones posibles de las estrategias.

La Teoría de Juegos está esencialmente ligada a las matemáticas, ya que es principalmente un problema de matemáticas aplicadas, aunque los especialistas utilizan asiduamente otras aéreas de esta ciencia, en particular la estadística y la programación lineal.

La Teoría de juegos tiene aplicaciones en numerosas aéreas, como las ciencias políticas, la economía, los negocios o la estrategia militar, que fue el origen de la Teoría de Juegos. La biología y la psicología, también se han beneficiado de la Teoría de Juegos para explicar algunos de los hechos a los que se enfrentaban, y que no tenían explicación anteriormente.

Pero sin duda, La principal aplicación de la Teoría de Juegos la encontramos en las ciencias económicas porque intenta encontrar estrategias racionales en situaciones donde el resultado depende no solamente de la estrategia de un participante y de las condiciones del mercado, sino también de las estrategias elegidas por otros jugadores, con objetivos distintos o coincidentes.

Esta ciencia ha evolucionado notablemente, ya que a partir de los instrumentos iniciales proporcionados por Von Neumann (1.903-1.957) y Morgenstern (1.902-1.976) en 1.944, comenzó a avanzar estudiando el conocimiento de la competencia imperfecta, pues hasta entonces solo tenían explicación juegos simples, como el monopolio o la competencia perfecta, ya que el monopolio puede ser tratado como un juego con un único jugador, y la competencia perfecta puede ser entendida teniendo en cuenta un número infinito de jugadores, de manera que cada agente individual no puede tener un efecto sobre agregados de mercado si actúa individualmente. En los años 50 hubo un desarrollo importante de la Teoría de Juegos que arrancó de Princeton, con Luce and Raiffa (1957), Kuhn (1953) que permitió establecer una forma de atacar los juegos cooperativos, y por fin Nash (1950), Nobel de Economía en 1.994 y que definió el equilibrio de Nash, permitió extender la teoría de juegos no cooperativos a otros más generales que los de suma cero (aquellos en los que lo que gana un jugador lo pierden los demás); durante esa época, el Departamento de Defensa de los EE.UU fue el que financió las investigaciones en este área, debido a que la mayor parte de las aplicaciones de los juegos de suma cero eran de directa aplicación en Defensa.

El dilema del prisionero, tal y como fue publicado por el matemático Albert W. Tucker en 1.950,  roporciona un ejemplo de la aplicación de la teoría de juegos a la vida real. La Teoría de Juegos ha alcanzado un alto grado de sofisticación matemática y ha mostrado una gran versatilidad en la resolución de problemas: muchos campos de la Economía, se han visto beneficiados por las aportaciones de la Teoría de Juegos. En el medio siglo transcurrido desde su primera formulación el número de científicos dedicados a su desarrollo no ha cesado de crecer: economistas, matemáticos, sociólogos, biólogos, psicólogos y hasta juristas (asignación de responsabilidades, adopción de decisiones de pleitear o conciliación…).


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies