Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor

Varios oradores desde la segunda mitad del siglo XX han declarado en algún momento que Winston Churchill les sirvió de inspiración para sus discursos. Pero ¿tan brillante era?. Y el éxito de sus discursos ¿era producto de la improvisación o de una preparación a conciencia?

Corría el 13 de mayo de 1940, y apenas llevaba dos días como Primer Ministro del Reino Unido. Tras varios meses de guerra, la más cruel que se recuerda, y ante el rápido avance de las tropas alemanas que amenazaban seriamente con invadir la isla de Gran Bretaña, Sir Winston Churchill pronunciaba en la Cámara de los Comunes su primer discurso y uno de los más emotivos que se le recuerdan. Cuatro palabras resonaron aquel día en los oídos de su audiencia. «Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor».

Churchill apelaba a la resistencia con esas cuatro palabras, y desde lo emotivo preparaba a sus conciudadanos a enfrentarse unidos a una guerra que acabaría siendo terrible y duradera.

La clave del éxito estaba en que preparaba y practicaba mucho sus presentaciones. Y ¿cuáles son las principales características de sus discursos?

La primera es empezar con fuerza para mantener la atención de la audiencia: 

En el discurso del que hablaba anteriormente, primero prepara a la gente poniéndola en situación ante lo que se viene: «Debe recordarse que estamos en la fase preliminar de una de las grandes batallas de la historia».
Y ante este panorama, lanza el titular que no deja indiferente a nadie: «Es mi deseo decir a la Cámara que sólo puedo ofrecer sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor».

Trasladar a la audiencia un mensaje directo y que se entienda, utilizando para ello un lenguaje sencillo:

Tras el titular continúa con un mensaje mucho más claro y comprensible para todo el mundo: «Nos espera una prueba verdaderamente terrible. Se extienden ante nosotros muchos meses, meses muy largos de lucha y sufrimiento».

Otro rasgo es anunciar la estructura y la agenda: 

La audiencia puede perderse durante el discurso, por tanto es bueno hacer breves resúmenes o preguntas retóricas que le ayude a reincorporarse y mantener la atención.
En cierto momento del discurso, Churchill trata de despertar a los oyentes con un par de preguntas que él mismo responderá a continuación: «Me preguntáis: ¿cuál es vuestra política?».
En la respuesta explica su política apelando a hacer la guerra por tierra, mar y aire contra la tiranía monstruosa que supone la Alemania Nazi, y vuelve a preguntar: « ¿Cuál es nuestro objetivo? Puedo responderos con una palabra: victoria».

Crear siempre una imagen en la mente del espectador relacionada con el mensaje:

En otro de sus discursos, tras la II Guerra Mundial, Churchill dibujó en la mente de sus oyentes la separación entre la Europa capitalista y la Europa comunista con una expresión que pasóGesto de la Victoria a la historia: «el telón de acero».

En nuestro discurso de referencia, aunque no sea tan evidente como en el anterior ejemplo, crea una imagen que cobrará sentido más adelante:

« ¿Cuál es nuestro objetivo? Puedo responderos con una palabra: victoria, victoria a toda costa, victoria a pesar del terror, victoria por largo y duro que sea el camino, porque sin victoria no hay supervivencia».

El gesto de la victoria con la “V” que formaban sus dedos lo repitió hasta la saciedad durante la guerra.

Y por último, concluir tocando lo emotivo:

Elegir una frase para finalizar los discursos y decirla con entusiasmo para que mueva los sentimientos de la audiencia: «En este tiempo me siento autorizado para reclamar la ayuda de todas las personas y decir: Venid, pues, y vayamos juntos adelante con nuestras fuerzas unidas».
El mensaje final es el de apelar a la unidad nacional frente a un enemigo común muy potente.

Sin duda este primer discurso fue magistral y sobre él construyó su leyenda como brillante orador transmitiendo entusiasmo a los británicos en los momentos más duros de su historia reciente.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies