Mis “unos-mismos” y mis “yo-mismos”

woman-1253508_960_720

Nunca creí en experiencias extrasensoriales hasta que hablé en público por primera vez. Aquello parecía un tornado de movimientos espontáneos, risas incómodas, temblores inesperados… Ese soy yo? Pero si apenas puedo controlarlo!

Bien, ahora imaginemos un mundo en el que, sin necesidad de nervios y presentaciones, también la gente percibiera cosas de uno mismo que uno mismo no ve. Suena aterrador? No debería, porque estamos hablando del mundo real.

Efectivamente, conocerse a uno mismo es también ser consciente que hay “unos mismos” que uno mismo nunca va a conocer. Y lo más aterrador aún. Es muy probable que esos otros “unos mismos” sí los conozcan los demás. (ahora es cuando hay un efecto sonoro que hace que salten  volando las palomitas).

En realidad nada de eso debe asustarnos. Dos psicólogos, Joseph Luft y Harry Ingham describieron, mediante un modelo muy simple y conocido, estos distintos “unos mismos” que comentábamos anteriormente. A este modelo le llamaron la ventana de Johari.

ventana-de-johari1-952x1024

Y de esta guisa andamos la mayoría de nosotros por el mundo. La ventana de Johari nos muestra la relación entre las 4 grandes personalidades (o “unos mismos”) que tenemos, como interactúan entre ellas y, lo más importante, nos enseñan nuestros defectos para poder aplicar soluciones efectivas que nos lleven a una serena paz interior y exterior. Suena bien, no?

Vamos a mirar un poco más al detalle.

Como decíamos, el objetivo principal es conocerse mejor. Para ello, estos mismos psicólogos crearon un test extremadamente simple que nos mostrará el tamaño de cada uno de los 4 cuadrantes de nuestra personalidad según el grupo o la situación en la que se sitúe al individuo. Es, por lo tanto, una herramienta de estudio interior dentro de un colectivo, que cambiará de forma si cambiamos el propio entorno de estudio.

Y a partir de ahí, a trabajar con uno mismo y con los demás.

Partimos de un objetivo genérico que consiste en intentar engrandecer al máximo posible nuestro cuadrante público. Cuanto mayor sea este cuadrante en los miembros de un grupo, mayor será la cohesión y madurez que éste presente y, por lo tanto, más compenetrado y eficaz será. Cómo lo haremos?

picture1

Y nos quedamos en uno mismo? No! La ventana de Johari también la podemos utilizar, por ejemplo, para hablar de departamentos (quien no ha estado en una empresa en la que el área de operaciones no entendía lo que hacía el área comercial, o viceversa?), o incluso para organizaciones que desconocen la opinión que de ella tienen los mercados. Hay infinidad de ejemplos y casuísticas en las que este cuadrante, y todo lo que dentro de él se desprende, nos puede ser de gran utilidad no solo en nuestra vida profesional, sino en todo aquello que tiene que ver con nuestra relación con el mundo exterior.

Quieres practicar? Si dispones de un mínimo de tiempo y de algunos amigos (esto es imprescindible en la vida!), en este enlace se describe de una forma fácil y dinámica como conocer qué rasgos de tu personalidad están en cada uno de los cuadrantes.

A por ello!


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies