Atención: a nuestra capacidad de atención

Sabíais que nuestro intervalo de atención contínua es menor que el de un “goldfish”?

 

attention-span

 

Suena preocupante pero ya veremos el lado positivo y cómo podemos utilizar esta información a la hora de presentar.

Microsoft afirma que la gente hoy en día en promedio se distrae después de 8 segundos, y destaca la importancia de los efectos de nuestro estilo de vida cada vez más digitalizada en el cerebro.

Pero primero lo primero… cual es la definición del intervalo de atención (en inglés attention span)?

“El intervalo de atención de una persona se refiere a la capacidad que ese individuo tenga para mantener su concentración en una sola tarea o estímulo, sin ser distraído por otros en su entorno.”

Para llegar a los resultados mencionados Microsoft ha entrevistado a 2,000 personas y utilizado electroencefalogramas para monitorizar la actividad cerebral de otras 112 con el fin de determinar el impacto de los dispositivos electrónicos y de la creciente disponibilidad de la información y medios digitales en nuestra vida diaria.

 

No os preocupéis como dijimos siempre hay un lado positivo …


El informe dice que nuestra capacidad de “multitasking” ha mejorado drásticamente en la era de móvil y también apunta que se incrementa la eficiencia en ciertas áreas:

“Los adoptadores tempranos y los usuarios frecuentes de medios sociales tienen períodos intermitentes en donde su nivel de atención es alto. Son mejores para identificar aquello con lo que desean o no comprometerse además de que se les facilita más procesar o guardar cosas en su memoria”

 

Sigues leyendo? … significa que superaste el nivel del “goldfish” y te concentraste el tiempo suficiente para leer estas líneas! 🙂

 

Ahora… cómo podemos utilizar esta información a nuestro favor a la hora de presentar?

 

Empieza por lo más importante!

Expone primero tu conclusión, tu mensaje… algo que es importante para ti!

El efecto primacía que está relacionado a la curva de la atención también enfatiza lo mismo: normalmente se recuerda mejor y más fácilmente a la información que nos proporcionan al principio de una charla, presentación o incluso un artículo.

En una presentación se trata de transmitir algún mensaje pero al mismo tiempo también involucrar tu audiencia y asegurarte de que cumpliste tu objetivo y la gente se va acordar de los conceptos claves de tu ponencia.

Por lo mismo es imprescindible prestar atención también a nuestras habilidades de escucha activa tanto como presentador como audiencia y no olvidarnos de pedir feedback al final.

 

Y si tienes miedo de exponer no te preocupes, acuerdate

 

Así que ánimo y suerte que este año tendremos muchas oportunidades para mejorar nuestras habilidades de comunicación y de presentaciones eficaces!


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies