Los procesos legales y el Cronograma de Construcción !

Uno de los principales argumentos de la Ley de Murphy dice… si algo puede salir mal… saldrá mal !

Puede sonar extremadamente pesimista, pero en muchas ocasiones los proyectos de ingeniería aun con sus sistemas de dirección y control a punto, toda una planificación organizada, con maquinarias y tecnología de punta y con un personal técnico altamente capacitado, que hace presumir que no habría motivos para generar retrasos, pueda encontrarse con un gran problema que termine echando por la borda todos los esfuerzos.

Qué ocurre si el proyecto se debe ejecutar en terrenos que afectan a pequeñas comunidades y estas a pesar del beneficio que puede presentar al desarrollo de un país se niegan a negociar sus tierras y el proyecto se ve inmerso en un sin número de recursos legales que paralizan totalmente los cronogramas.

Definitivamente el tema no es solo de contar con una buena asesoría legal sino también con la experiencia que tenga ese grupo de abogados en el manejo de proyectos similares, pues dista mucho la situación cuando se realizan avalúos, notificaciones o incluso compras o indemnizaciones de propiedades dentro del casco urbano, que cuando el proceso se lleva a cabo en granjas agrícolas donde los procesos deben contemplar no solo la vivienda y otras estructuras sino también los animales de la granja , los cultivos, los arboles maderables y finalmente un buen proceso de negociación que permita llegar a un acuerdo.

Si bien los intereses del estado puede prevalecer, más que nada si es un proyecto de interés nacional, el ordenar desalojos o expropiaciones podría complicar mucho más los procesos legales y extender los tiempos considerablemente, teniendo como principal afectada a la compañía constructora que ve arruinados sus preparativos para ejecutar un proyecto de manera eficiente.

De ahí que la asesoría legal deba estar muy bien adherida e identificada con los intereses de la compañía, no basta con decir “este proceso de indemnización no se puede aplicar porque la propiedad está hipotecada o tiene problemas de sucesión”, se debe buscar los mecanismos que permitan llevar a cabo el proceso pues debe entenderse que un predio no liberado implica atrasos al arranque de la obra. Pero por otra parte los asesores legales deben ir creando una seria de argumentos jurídicos que permitan traducir los retrasos que un proceso de expropiaciones pueda generar en adendas o ampliaciones de plazo que permitan ajustar de manera positiva nuestros cronogramas.

Jimmy Bonini


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies