Servicios energéticos en Eficiencia energética

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: avanzado avanzado

Wikilibro: Eficiencia energética > Capítulo 4: El negocio de la eficiencia energética

Sección 4

Servicios energéticos
La prestación de servicios energéticos es la tendencia presente, la forma de hacer negocios de eficiencia energética más completa, pues posibilita al cliente desentenderse de todo el trabajo incluso de la inversión, y obtener el fruto de los ahorros de energía.

Generalidades

Según Estudio sobre el Mercado de la Eficiencia Energética en España realizado por la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética, “las empresas de servicios energéticos han de erigirse como intermediarios fundamentales entre los consumidores de energía, la financiación y la tecnología. Este acceso a la financiación, y el incremento de la actividad de las entidades financieras, ha de propiciar una madurez total del sector, potenciando el acceso de nuevos entrantes. A modo de ejemplo, el mercado de las ESEs en Europa, alcanzó en el año 2010 una facturación anual de entre 10.000 y 15.000 Millones de Euros (Energy Service Companies Market in Europe 2010. JRC European Commission ).

En este sentido, la creación de un mercado de servicios energéticos que proporcione nuevas oportunidades de negocio, tendrá un impacto inmediato en la creación de nuevas empresas, en la transformación de algunas de las existentes, pudiendo servir de impulso para empresas en otros sectores que han visto mermada su actividad debido a la actual crisis económica, creándose un elevado número de empleos directos e indirectos. Entre los nuevos entrantes, algunos de ellos con amplia experiencia en el sector, cabría destacar los siguientes, fabricantes de equipos, operadores, empresas de mantenimiento, instaladores, empresas de ingeniería, etc.

Por ejemplo, aquellas empresas vinculadas tradicionalmente al sector de la construcción que han visto reducida su actividad, podrían reconvertirse en instaladores de equipos eficientes o rehabilitadores de edificios. De hecho, muchas constructoras de todos los tamaños (por ejemplo, Ferrovial, ACS, Acciona, San José) han diversificado parte de su actividad hacia los servicios energéticos.

Diversos estudios, como los realizados por el EU Institute for Environment and Sustainability, estiman que el volumen de mercado potencial para España se situará en torno a los 1.400 millones de euros, un negocio cuyo foco principal estaría en el sector público y terciario. las expectativas en el sector público se están viendo ligeramente retrasadas (Plan 330 y 2000 ESE).


Definiciones

Las ESCOs (Energy Services Companies) o ESEs (Empresas de Servicios Energéticos) se definen en el R.D. Ley 6/2010 de 9 de Abril de la siguiente forma: “Se entiende por empresa de servicios energéticos a los efectos de este Real Decreto-ley aquella persona física o jurídica que pueda proporcionar servicios energéticos, en la forma definida en el párrafo siguiente, en las instalaciones o locales de un usuario y afronte cierto grado de riesgo económico al hacerlo. Todo ello, siempre que el pago de los servicios prestados se base, ya sea en parte o totalmente, en la obtención de ahorros de energía por introducción de mejoras de la eficiencia energética y en el cumplimiento de los demás requisitos de rendimiento convenidos.“

La definición de Servicio Energético según el R.D. Ley 6/2010 de 9 de Abril es: “El servicio energético prestado por la empresa de servicios energéticos consistirá en un conjunto de prestaciones incluyendo la realización de inversiones inmateriales, de obras o de suministros necesarios para optimizar la calidad y la reducción de los costes energéticos. Esta actuación podrá comprender además de la construcción, instalación o transformación de obras, equipos y sistemas, su mantenimiento, actualización o renovación, su explotación o su gestión derivados de la incorporación de tecnologías eficientes. El servicio energético así definido, deberá prestarse basándose en un contrato que deberá llevar asociado un ahorro de energía verificable, medible o estimable.“

Es decir, que una empresa presta unos servicios a un consumidor de energía, entre los que se cuenta la reducción del consumo de energía y que parte de la retribución de esos servicios a está vinculada a la consecución de dicho ahorro.


Cadena de valor

El ciclo del negocio de los servicios energéticos consiste en una cadena de valor que nace con la identificación de la oportunidad de cubrir una necesidad (mejorar la eficiencia energética en una instalación) y que termina con el último pago por parte del cliente. Dicha cadena está compuesta por eslabones que representan productos comercializables en sí mismos. Todo el proceso se retroalimenta haciendo que el ciclo de vida de los servicios energéticos se pueda repetir continuamente.

Como puede deducirse del gráfico de la cadena de valor, en este negocio confluyen tres componentes diferentes que se balancean a lo largo del tiempo de servicio:

  • Componente de consultoría: se necesitan habilidades comerciales, estructuración de ideas, flexibilidad para entender las necesidades del cliente, capacidad de resolución de conflictos, etc., requeridas sobre todo en las primeras fases del proceso.
  • Componente técnico: necesario para dotar del conocimiento específico a las habilidades de consultoría. Este negocio configura un entorno sumamente singular, donde el conocimiento tecnológico y la experiencia profesional son un valor diferencial. Así mismo, es necesaria una alta precisión en el diseño de la solución, su implantación, el control de calidad, y la verificación de los resultados –ahorros- para asegurar la solidez de los casos económicos base del contrato.
  • Componente jurídico y financiero: necesarios para ayudar a estructurar una operación de largo plazo y conseguir, o ayudar a conseguir, la financiación necesaria.


FIGURA: Cadena de valor de los Servicios Energéticos. Fuente: EOI/FSE. Programa de Formación de Empresas de Servicios Energéticos, 2011


El ahorro, condición sine qua non

El hecho diferencial de un contrato de servicios energéticos es que los pagos se vinculan en alguna parte, a la consecución de unos ahorros de energía.

El ahorro generado se destina a la inversión inicial, al estudio de viabilidad del proyecto de eficiencia energética, paga los honorarios de la ESE y genera un ahorro en la factura de energía para el cliente, que se consolida y aumenta en el medio-largo plazo.


Fases en un proyecto de Servicios Energéticos. Fuente: EOI/FSE. Programa de Formación de Empresas de Servicios Energéticos, 2011


Para verificar el ahorro se debe seguir un Plan de Medida y Verificación, acordado con anterioridad a la implementación de las medidas de ahorro, y que debe formar parte del contrato de servicios energéticos.

En general, el ahorro será la diferencia entre la línea base de consumo identificada antes de ejecutar las medidas de ahorro y el consumo de energía que se produzca después de la implementación de éstas, como se puede ver en el siguiente gráfico.

No obstante, como las circunstancias externas pueden variar en una instalación entre el antes y el después de la implementación de las medidas de ahorro, los planes de medida y verificación deben prever la manera en que se deben ajustar las dos situaciones, a fin de hacerlas comparables a efectos de los cálculos de los ahorros.


Aspectos financieros

Desde el punto de vista financiero, pueden darse dos casos de estructuración de un Contrato con pago en Función de Ahorros (EPC por sus siglas en inglés):

  • Modalidad de Ahorros Garantizados: el cliente realiza la inversión y la ESE le garantiza unos ahorros. Si se alcanzan los ahorros garantizados, el cliente paga a la ESE. Si no, la ESE indemniza al cliente en la forma que se acuerde. En ambos casos, el cliente y amortiza la inversión o el préstamo con el que la ejecutó. Si se ahorra más de lo esperado, el excedente se puede repartir entre las partes y finalizar antes el contrato.
  • Modalidad de Ahorros Compartidos: la ESE se hace cargo de la inversión. El cliente le paga a la ESE una parte previamente pactada de los ahorros producidos, durante un periodo también acordado. Si anualmente no se alcanzan los ahorros esperados, se puede alargar el periodo contrato hasta obtener dichos ahorros, o bien asumir la pérdida de ingresos por parte de la ESE. Si el ahorro es mayor de lo esperado inicialmente, se puede actuar como en el caso de la Modalidad de Ahorros Garantizados.


Estructuras financieras de un contrato con remuneración en función del ahorro. Fuente: EOI/FSE. Programa de Formación de Empresas de Servicios Energéticos, 2011.


Entre ambas modalidades pueden surgir figuras contractuales mixtas.

En los siguientes diagramas se explican los distintos escenarios de ingreso para la ESE, a lo largo de un contrato de servicios energéticos


Retribución en la modalidad de ahorros garantizados. Fuente: EOI/FSE. Programa de Formación de Empresas de Servicios Energéticos, 2011.


Retribución en la modalidad de ahorros compartidos. Fuente: EOI/FSE. Programa de Formación de Empresas de Servicios Energéticos, 2011.


Medida y Verificación

La medida y la verificación de los resultados de un proyecto de servicios energéticos es uno de los servicios operativos diferenciales de los contratos de servicios energéticos respecto a los de ingeniería o realización de instalaciones convencionales.

En otros países donde los servicios energéticos son un tipo de negocio con muchos años de desarrollo se han ido desarrollando metodologías para medir y verificar ahorros de una forma homogénea, tanto para abaratar el coste de este servicio post-implementación, como para hacer transparente los resultados dl mismo.

Una de las metodologías más extendidas, sobre todo en España es el Protocolo Internacional de Medida y Verificación del Desempeño Energético (IPMVP en sus siglas inglesas), desarrollado por una organización internacional EVO (Energy Valuation Organization).

El IPMVP contempla una serie de aspectos básicos de qué tener en cuenta y cómo hacer los planes de medida y verificación: Fundamentos y objetivos del IPMVP, contenidos de un plan de medida y verificación, la incertidumbre en la determinación del ahorro de energía, cómo equilibrar coste y precisión/confianza.

Como no todos los proyectos de servicios energéticos no son iguales, el IPMVP prevé diferentes opciones para realizar la medida y verificación, de forma que se pueda elegir y encontrara la que mejor se adapte a las diferentes particularidades de cada proyecto.

Como parte integrante del contrato, el desarrollo del Plan de Medida y Verificación se debe hacer antes de la implementación de las medidas de ahorro, ya que después es muy posible que no se pueda recabar la información necesaria para establecer la Línea Base y los criterios de ajuste de la misma.

La Línea Base es la referencia respecto a la cual se calculan los ahorros producidos por un proyecto de servicios energéticos. Por ello, su determinación debe ser muy cuidadosa. El IPMVP da indicaciones de cómo definirla y de cómo ajustarla cuando se produzcan modificaciones en las instalaciones o en el uso de ellas (no imputables a la ESE), de forma que se puedan determinar los ahorros que se hubieran obtenido si tales modificaciones no se hubieran producido.

Un ejemplo de Plan de Medida y Verificación se puede encontrar aquí.

< Sección anterior
Ingeniería e instalaciones

Sección siguiente >
Financiación de la eficiencia energética