Diferencia entre revisiones de «Perspectivas futuras en la igualdad de oportunidades en Igualdad»

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar
Línea 17: Línea 17:
 
|Identi vídeo=
 
|Identi vídeo=
 
|Archivo vídeo=
 
|Archivo vídeo=
|Estado=esbozo
+
|Estado=avanzado
 
}}
 
}}
 
{{Prueba
 
{{Prueba
 
|Prueba=f
 
|Prueba=f
 
}}
 
}}

Revisión del 15:59 24 feb 2012


Estado de desarrollo del capítulo: avanzado avanzado

Wikilibro: Igualdad

Capítulo 9

Perspectivas futuras en la igualdad de oportunidades

Resumen

Señala en estudio INFORMA, que en las últimas tres décadas la sociedad española ha experimentado importantes cambios económicos, sociales, culturales, etc. que han contribuido a que las mujeres se integren en la actividad económica y laboral de nuestro país. - Durante este tiempo el empleo femenino ha pasado de representar el 29% del empleo total en 1985 a superar el 44% en 2010, con más de 8 millones de mujeres trabajando. El intenso crecimiento del empleo femenino ha favorecido el aumento de la tasa de empleo femenina desde el 25% en 1985 al 52% en 2010, y ha reducido el diferencial respecto a la masculina hasta los 12,5 puntos, aunque parte de esta reducción se debe también a la crisis económica. - La participación de la mujer en el mercado laboral se manifiesta también a través del aumento de la tasa de actividad, que se ha situado en el 66% en 2010 frente al 34% en 1986, reduciéndose el diferencial con la masculina, que apenas ha crecido y se encuentra en torno al 80%. - El impulso que había adquirido la participación femenina en la actividad económica y laboral española durante el último periodo expansivo se ha visto ralentizado por la profunda crisis económica que afecta a España y al resto del mundo desde mediados de 2007. Sin embargo, las mujeres están mostrando una mayor resistencia al ciclo adverso, contribuyendo en menor medida que los hombres a la destrucción de empleo y al incremento de la tasa de paro.


Por ello más alla de iguladad de oportunidades es clave dirigirse hacia el logro de una adecuada diversidad de género en todos los niveles de las empresas pero también en los Consejos de Administración, porque no constituye sólo un desafío en el plano de la ética, de la política y de la “responsabilidad social corporativa”; es también un objetivo de eficiencia que las sociedades cotizadas deben plantearse, al menos a medio plazo. Desaprovechar el potencial talento empresarial del 51% de la población -las mujeres- no puede ser económicamente racional en el conjunto de las grandes empresas de nuestro país. La experiencia de las últimas décadas, en las que hemos asistido a una creciente incorporación de la mujer al mundo empresarial así lo acredita. Se trata ahora de hacer un esfuerzo adicional para que esa presencia llegue a la alta dirección y a los Consejos de Administración de las sociedades cotizadas. En atención a esta circunstancia, el Código Conthe invita a las sociedades con escasa presencia femenina en sus Consejos a que hagan un esfuerzo deliberado por buscar posibles candidatas cada vez que deba cubrirse alguna vacante en el Consejo, especialmente para puestos de independientes. Por ello, se recomienda: 15. Que cuando sea escaso o nulo el número de consejeras, el Consejo explique los motivos y las iniciativas adoptadas para corregir tal situación; y que, en particular, la Comisión de nombramientos vele para que al proveerse nuevas vacantes:

a) Los procedimientos de selección no adolezcan de sesgos implícitos que obstaculicen la selección de consejeras;

b) La compañía busque deliberadamente, e incluya entre los potenciales candidatos, mujeres que reúnan el perfil profesional buscado.


Índice de contenido

< Capítulo anterior
El ecosistema de la diversidad de género

Capítulo siguiente >
Retos y conclusiones