Mantenimiento en Proyectos de negocio

De wiki EOI de documentación docente
Revisión del 18:00 15 mar 2012 de EOIwikiAdmin (Discusión | contribuciones) (Página creada con «{{Sección |Título=Mantenimiento |Libro=Proyectos de negocio |Capítulo=Plan de Operaciones. Logistica |Número sección=10 |Introducción=Un factor importante dentro del ...»)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Proyectos de negocio > Capítulo 5: Plan de Operaciones. Logistica

Sección 10

Mantenimiento
Un factor importante dentro del área de producción es el correcto mantenimiento de todos los bienes inmovilizados de la empresa (edificios, instalaciones, equipos, máquinas, etc.) que nos permitirá la máxima disponibilidad de los mismos de acuerdo con los objetivos de la empresa. Así pues, se podría definir el Mantenimiento como la función que tiene como objetivo la máxima disponibilidad de los equipos, instalaciones y máquinas, dentro de los límites de calidad y siempre con el menor coste, de manera que la relación disponibilidad, calidad, coste sea óptima.

Se hace referencia a máxima disponibilidad y no a total, ya que cada empresa fija su nivel en función de los costes de mantenimiento y condiciones del producto que fabrica.

Las actividades de mantenimiento se pueden dividir en tres tipos:

  • Mantenimiento Preventivo, que se puede definir como el conjunto de operaciones y revisiones a realizar en el sistema que se pretende mantener (equipo, máquina edificio, etc.) encaminadas a optimizar la relación costes de mantenimiento/horas de servicio.

Los trabajos correspondientes a este tipo de mantenimiento se realizan a máquina parada, de acuerdo con unos programas de trabajo, previamente definidos (gamas de mantenimiento), teniendo en cuenta la experiencia del fabricante de los equipos y en la propia experiencia de la empresa. Cada “gama” de trabajo preventivo produce unas órdenes de trabajo a realizar por el operario.

  • Mantenimiento anticipativo o predictivo, que intenta predecir o anticiparse a una anomalía de funcionamiento. En su esquema más sencillo incluye tareas tan elementales como ver, oír y tocar, detectando vibraciones, temperaturas anormales, ruidos fallos a simple vista, etc. En equipos de alto valor y responsabilidad la predicción se realiza a través de programas que indican lo que puede ocurrir al equipo y actuar antes de que aparezcan las averías; en estos casos se pueden utilizar técnicas de análisis de vibraciones, fotografías por infrarrojos, etc.
  • Mantenimiento correctivo, cuando aparece una avería, y que se puede definir como el conjunto de trabajos a efectuar para solucionar dicha avería y dejar de nuevo al equipo en condiciones operativas.

Los índices más usuales para control de la actividad de mantenimiento son los siguientes:

4 Logistica.jpg

Obviamente, existen muchos índices más, dependiendo del factor concreto que se quiera controlar. Como toda gestión de un sistema complejo, como lo es el mantenimiento, su informatización nos proporcionará una herramienta de ayuda a la toma de decisiones, de manera que éstas se fundamenten en datos cuantificables, dejando el menor margen posible a la ponderación intuitiva.

Un sistema informático de gestión de mantenimiento es un software, dispuesto alrededor de una base de datos, que permite programar y seguir, técnica, económica y organizativamente, tanto las actividades del servicio de mantenimiento como los dispositivos y equipos que son objeto del mismo (máquinas, instalaciones, repuestos, etc.) a partir de terminales repartidos por la planta o centro a mantener (oficina técnica, talleres, almacenes, compras).


La utilización de este tipo de herramienta informática, con su aporte de datos y conclusiones sobre anomalías, averías y fallos producidos en una instalación, ha sido el factor desencadenante de los nuevos conceptos organizativos en torno a la función de mantenimiento.

Las nuevas filosofías TPM (Total Productive Maintenance), iniciadas en Japón, consisten en descargar al servicio de mantenimiento de aquellas tareas elementales correspondientes a un entretenimiento básico, enriqueciendo así las correspondientes de producción, al añadirle las tareas de un primer nivel de mantenimiento (lubricación, limpieza, prediagnósticos, cambios sencillos de elementos, etc.). Estas políticas han permitido activar procesos de mejora continua en lo que a fiabilidad y capacidad de mantenimiento se refiere.

TPM: Gestión del mantenimiento productivo total, con la involucración de todo el personal. Incluye los elementos siguientes:

  • Maximiza la eficacia de los equipos
  • Establece un minucioso y completo sistema de mantenimiento productivo de los equipos durante todo el ciclo de vida
  • Involucra a toda la organización

Hoy día los equipos están dotados de alto nivel de automatización y sofisticación. El enfoque del TPM incide en la búsqueda de las causas del deterioro de los equipos y su solución evitando al máximo las averías y el mal funcionamiento a un coste óptimo

Actúa en los siguientes procesos:

  • Adquisición y diseño de los equipos, aportando criterios de mantenibilidad.
  • Gestión de proveedores, aplicando criterios de calidad total en la relación con ellos.
  • Instalación y puesta en marcha de nuevos equipos , utilizando técnicas para reducir el tiempo y recursos a aplicar y optimizar la eficacia.
  • Gestión logística de repuestos y servicios, aplicando las más sofisticadas técnicas de planificación y programación.
  • Diagnóstico de equipos, desarrollando tecnologías que permitan conocer cuando van a producirse averías.
  • Prevención de averías, haciendo partícipes a los operarios en las tareas que pueden evitar la mayor parte de las averías que suelen producirse.
  • Mantenimiento preventivo, anticipando el cambio de partes críticas antes de que se deterioren.
  • Mantenimiento correctivo, utilizando criterios de optimización de tiempo y de impacto en la productividad de la fábrica para programar la resolución de averías.
  • Mejora continua, a través de la creación de equipos multidisciplinares para la mejora de los sistemas de mantenimiento.

El impacto de la aplicación del TPM se refleja en cinco aspectos:

  • Productividad
  • Calidad
  • Coste
  • Rentabilidad de los equipos
  • Satisfacción del personal.

    Contenido

Distribución física

Como ya se dijo, la distribución física se ocupa de las actividades de planificación, realización y control del flujo físico de los productos desde el centro de producción hasta los de consumo, incluyendo las siguientes cuatro actividades:

  • Procesamiento del pedido, que el cliente transmite a la empresa, y que, una vez recibido, se hace llegar a los áreas implicadas para que el pedido esté en las mejores condiciones físicas y en el menor tiempo posible en manos del comprador.
  • Almacenamiento de los productos, dada la dificultad de hacer coincidir los ritmos de producción y consumo. Hay que decidir tamaño del almacén, localización y si deben ser propiedad ó alquilados.
  • Gestión de los stocks, decidiendo qué cantidad de producto debe mantener en inventario y cuándo y cuánto hay que reponer cada vez.
  • Transporte, eligiendo el más idóneo para que el producto sea entregado al cliente con la calidad exigida y en el plazo prometido. Deberá seleccionarse atendiendo a la frecuencia de entregas, rapidez, coste y disponibilidad.

Elección del circuito de distribución física

La mayor o menor proximidad de los puntos de venta es la variable que decide el circuito de distribución a elegir, ya que siendo la calidad logística de las entregas el factor competitivo a considerar, es necesario acercarse a los puntos de emisión de los pedidos a fin de reducir los plazos de entrega y aumentar las frecuencias de distribución.

La proximidad se puede considerar bajo dos aspectos:

  • Proximidad en términos de kilómetros, donde el coste de distribución es proporcional a la distancia recorrida entre los almacenes y los puntos de venta. Esta solución es, generalmente, la más adecuada cuando los productos tienen escaso valor y no soportan grandes distancias de entrega y en aquellas situaciones de gran estabilidad en las cantidades pedidas y de los plazos de entrega, lo cual permite optimizar la distribución por la distancia.
  • La proximidad expresada en términos de plazos. Se trata de agrupar los productos con plazos de entrega similares, aumentando así las cantidades enviadas sin modificar plazos. En este caso, el coste de distribución dependerá del arbitraje que hagamos entre el plazo y volúmenes enviados.

Servicios ofrecidos por los distribuidores físicos

Los distribuidores físicos cualificados constituyen una excelente solución para aquellas empresas que no deseen tener una implantación directa en determinadas zonas de consumo, alejadas del centro de producción, y disponen, además, de capacidad de diferenciar y personalizar la oferta de las empresas sin gravar la competitividad de las mismas. Esto ha conducido a que la mayoría de los fabricantes se están desembarazando progresivamente de estas actividades de distribución y confiándolas a distribuidores externos, cuya competitividad radica en poder singularizar la oferta y tratar tráficos de diferentes empresas, ofreciendo toda una gama de servicios de calidad, ya que está en situación de permanente proximidad respecto a los clientes.

En síntesis, las prestaciones logísticas ofrecidas por los distribuidores son las siguientes:

  • Asesoramiento en materia de reorganización de los circuitos de distribución
  • Transmisión de las informaciones relativas a las anomalías y errores de distribución física y al estado de desarrollo de los pedidos.
  • Emisión de certificados de entrega que den fe del respeto del nivel de servicio exigido.
  • Embalaje de productos por encargo.
  • Etiquetado
  • Gestión de stocks
  • Preparación de los pedidos
  • Gestión de los itinerarios de entrega personalizados
  • Otros servicios a clientes (Instalaciones, primeras puestas en marcha, etc.)

< Sección anterior
Producción competitiva

Sección siguiente >
Calidad. Definiciones y evolución