Diferencia entre revisiones de «Límites establecidos en la LPI en Propiedad intelectual»

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar
Línea 67: Línea 67:
 
REGULACION COMUNITARIA
 
REGULACION COMUNITARIA
  
El art. 5.2.b de la  Directiva 2001/29,  http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:32001L0029:ES:HTML relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información, faculta a Los Estados miembros de la UE  para establecer excepciones o limitaciones al derecho de reproducción respecto a reproducciones en cualquier soporte efectuadas por una persona física para uso privado y sin fines directa o indirectamente comerciales, siempre que los titulares de los derechos reciban una compensación equitativa, teniendo en cuenta si se aplican o no a la obra o prestación de que se trate las medidas tecnológicas contempladas en el art. 6.
+
El art. 5.2.b de la  [http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:32001L0029:ES:HTML Directiva 2001/29],  relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información, faculta a Los Estados miembros de la UE  para establecer excepciones o limitaciones al derecho de reproducción respecto a reproducciones en cualquier soporte efectuadas por una persona física para uso privado y sin fines directa o indirectamente comerciales, siempre que los titulares de los derechos reciban una compensación equitativa, teniendo en cuenta si se aplican o no a la obra o prestación de que se trate las medidas tecnológicas contempladas en el art. 6.
  
 
Las  medidas tecnológicas mencionadas son medidas de protección que tratan de impedir la reproducción o acceso a la obra o prestación. Aunque ya se han mencionado, y nos referiremos a ellas en el capitulo sobre protección de la PI, su relación con la el límite de copia privada, (y con otros límites),  es clara:   
 
Las  medidas tecnológicas mencionadas son medidas de protección que tratan de impedir la reproducción o acceso a la obra o prestación. Aunque ya se han mencionado, y nos referiremos a ellas en el capitulo sobre protección de la PI, su relación con la el límite de copia privada, (y con otros límites),  es clara:   
Línea 75: Línea 75:
 
- Por otras parte, en la medida que las medidas impidan la reproducción, o la limiten, (pues la medidas pueden destinarse a limitar el número de copias privadas) no deben  sus titulares recibir remuneración por copia privada en las mismas condiciones que si no existieran. A esto se refiere el Considerando 35 de la Directiva.
 
- Por otras parte, en la medida que las medidas impidan la reproducción, o la limiten, (pues la medidas pueden destinarse a limitar el número de copias privadas) no deben  sus titulares recibir remuneración por copia privada en las mismas condiciones que si no existieran. A esto se refiere el Considerando 35 de la Directiva.
  
Por otra parte,  aunque no lo diga expresamente, la Directiva no autoriza la excepción de copia privada respecto a los programas de ordenador ni a las bases de datos:  el art. 1.2.a) excluye a los programas de su ámbito de aplicación, y en su legislación específica (Directiva 2009/24), http://www.cerlalc.org/derechoenlinea/dar/convenios/directivas_europeas/Directiva%20Unificada2009.pdf dicha reproducción no está autorizada, salvo la realización de una copia de seguridad (art. 5.2). Y el art. 1.2.e) excluye de su ámbito a las bases de datos, que se rigen por la Directiva 96/9, http://www.cerlalc.org/documentos/969cee.pdf y que no autoriza la copia privada de bases de datos electrónicas  (art. 6.2.a).
+
Por otra parte,  aunque no lo diga expresamente, la Directiva no autoriza la excepción de copia privada respecto a los programas de ordenador ni a las bases de datos:  el art. 1.2.a) excluye a los programas de su ámbito de aplicación, y en su legislación específica ([http://www.cerlalc.org/derechoenlinea/dar/convenios/directivas_europeas/Directiva%20Unificada2009.pdf Directiva 2009/24]),  dicha reproducción no está autorizada, salvo la realización de una copia de seguridad (art. 5.2). Y el art. 1.2.e) excluye de su ámbito a las bases de datos, que se rigen por la [http://www.cerlalc.org/documentos/969cee.pdf Directiva 96/9,]  y que no autoriza la copia privada de bases de datos electrónicas  (art. 6.2.a).
  
 
Finalmente, la directiva excluye también de la excepción de copia privada los supuestos de puesta a disposición interactiva. Así, su  considerando 29 indica, en relación al tema del agotamiento del derecho, que: ”A diferencia del CD-ROM o CD-I, en los que la propiedad intelectual está incorporada a un soporte material, esto es, una mercancía, cada servicio en línea es, de hecho, un acto que debe quedar sujeto a autorización cuando así lo exijan los derechos de autor o derechos afines a los derechos de autor”.
 
Finalmente, la directiva excluye también de la excepción de copia privada los supuestos de puesta a disposición interactiva. Así, su  considerando 29 indica, en relación al tema del agotamiento del derecho, que: ”A diferencia del CD-ROM o CD-I, en los que la propiedad intelectual está incorporada a un soporte material, esto es, una mercancía, cada servicio en línea es, de hecho, un acto que debe quedar sujeto a autorización cuando así lo exijan los derechos de autor o derechos afines a los derechos de autor”.

Revisión del 17:45 29 feb 2012


Estado de desarrollo de la sección: esbozo esbozo

Wikilibro: Propiedad intelectual > Capítulo 8: Límites y excepciones

Sección 2

Límites establecidos en la LPI
El TRLPI, RD Legislativo 1/1996 de 12 de abril dedica a los límites los siguientes preceptos:

- Respecto a los derechos patrimoniales: arts del 31 al 39 LPI

- Interpretación: 40 bis LPI

- Límites y medidas de protección: art. 161 LPI

Los apartados siguientes tratan de cada uno de los límites establecidos en la LPI, profundizándose en los mas importantes, y remitiendo a los antecedentes en la normativa internacional y a su regulación en la LPI (que habrá de consultarse) en los demás.

Reproducciones provisionales

Es el único límite obligatorio para todas las legislaciones nacionales de la UE:

El Artículo 5. 1. de la Directiva 2001/29 establece:

Los actos de reproducción provisional a que se refiere el art. 2, que sean transitorios o accesorios y formen parte integrante y esencial de un proceso tecnológico y cuya única finalidad consista en facilitar:

a) una transmisión en una red entre terceras partes por un intermediario, o

b) una utilización lícita de una obra o prestación protegidas, y que no tengan por sí mismos una significación económica independiente, estarán exentos del derecho de reproducción contemplado en el art. 2.

La explicación de esta exención la encontramos en el Considerando (33) de la Directiva.

La LPI traspuso la citada Directiva mediante Ley 23/2006 de 7 de julio, recogiendo en su art. 31.1 ésta limitación. Se exige que el acto de reproducción debe reunir los siguientes requisitos cumulativos:

a) Ser copias transitorias o accesorias: no una grabación permanente.

b) Ser parte integrante y esencial del proceso tecnológico.

c) No tener significación económica independiente.

d) Tener como finalidad: facilitar la transmisión o el uso lícito del contenido.

Imágenes y recursos


Copia privada

REGULACION INTERNACIONAL

El art. 9.2 del Convenio de Berna BERNA reserva a las legislaciones de los países de la Unión la facultad de permitir la reproducción de la obras, sin necesidad de autorización del titular, en determinados casos especiales, con tal que esa reproducción no atente a la explotación normal de la obra ni cause un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del autor.

La facultad de limitar el derecho de reproducción establecida en el art. 92 del Convenio de Berna, siempre que se cumpla la “regla de los tres pasos”, da cobertura legal al límite de copia privada.

Otras normas internacionales, como ADPIC y el Tratado OMPI de Derechos de Autor de 1996, se limitan a remitirse a la aplicación del Convenio de Berna en materia de límites a la P.I.

En consecuencia, la legislación internacional de general aplicación no obliga a los estados a establecer el límite de copia privada, y de hecho este límite a la PI existe en muchos países, pero no en otros. Así, no existe excepción de copia privada en EE.UU., Reino Unido, Irlanda o Australia. Por el contrario si existe en Alemania, Austria, Italia, Francia, Holanda, Bélgica y en otros muchos países.

REGULACION COMUNITARIA

El art. 5.2.b de la Directiva 2001/29, relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información, faculta a Los Estados miembros de la UE para establecer excepciones o limitaciones al derecho de reproducción respecto a reproducciones en cualquier soporte efectuadas por una persona física para uso privado y sin fines directa o indirectamente comerciales, siempre que los titulares de los derechos reciban una compensación equitativa, teniendo en cuenta si se aplican o no a la obra o prestación de que se trate las medidas tecnológicas contempladas en el art. 6.

Las medidas tecnológicas mencionadas son medidas de protección que tratan de impedir la reproducción o acceso a la obra o prestación. Aunque ya se han mencionado, y nos referiremos a ellas en el capitulo sobre protección de la PI, su relación con la el límite de copia privada, (y con otros límites), es clara:

- Por una parte, si dichas medidas consiguen evitar la reproducción privada, y en la medida en que la consigan, están impidiendo la efectividad del derecho de copia privada. El considerando 52 de la Directiva trata la cuestión. Y la regulación la encontramos en el art. 6.4., párrafo segundo, de la Directiva.

- Por otras parte, en la medida que las medidas impidan la reproducción, o la limiten, (pues la medidas pueden destinarse a limitar el número de copias privadas) no deben sus titulares recibir remuneración por copia privada en las mismas condiciones que si no existieran. A esto se refiere el Considerando 35 de la Directiva.

Por otra parte, aunque no lo diga expresamente, la Directiva no autoriza la excepción de copia privada respecto a los programas de ordenador ni a las bases de datos: el art. 1.2.a) excluye a los programas de su ámbito de aplicación, y en su legislación específica (Directiva 2009/24), dicha reproducción no está autorizada, salvo la realización de una copia de seguridad (art. 5.2). Y el art. 1.2.e) excluye de su ámbito a las bases de datos, que se rigen por la Directiva 96/9, y que no autoriza la copia privada de bases de datos electrónicas (art. 6.2.a).

Finalmente, la directiva excluye también de la excepción de copia privada los supuestos de puesta a disposición interactiva. Así, su considerando 29 indica, en relación al tema del agotamiento del derecho, que: ”A diferencia del CD-ROM o CD-I, en los que la propiedad intelectual está incorporada a un soporte material, esto es, una mercancía, cada servicio en línea es, de hecho, un acto que debe quedar sujeto a autorización cuando así lo exijan los derechos de autor o derechos afines a los derechos de autor”.

Y el art. 6.4 (con relación a la posibilidad de los estados de tomar acciones si los titulares no llegan a acuerdos con los beneficiarios de los límites para que las medidas tecnológicas no les impidan beneficiarse del mismo): párrafos primero y segundo del art. 64) dispone que : “no será de aplicación a obras o prestaciones que se hayan puesto a disposición del público con arreglo a lo convenido por contrato, de tal forma que personas concretas del público puedan acceder a ellas desde un lugar y en un momento que ella misma haya elegido”.

REGULACIÓN EN ESPAÑA

La LPI regula el límite de copia privada en el art.31.2.

Para ver la incidencia que el nuevo mundo digital ha tenido en el alcance de ese límite basta comparar la redacción inicial del art. 31.2 de la LPI de 1987 con la vigente, que data del 2006, y que obedece a la incorporación de la Directiva 2001/29/CE, de 22 de mayo de 2001, relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información, antes estudiada.

Así, el art. 31.2 LPI establecía que:

“Las obras ya divulgadas podrán reproducirse sin autorización del autor …para uso privado del copista y siempre que la copia no sea objeto de utilización colectiva ni lucrativa”.

Y la redacción vigente, que es mucho más restrictiva, establece que: “…….2. No necesita autorización del autor la reproducción, en cualquier soporte, de obras ya divulgadas cuando se lleve a cabo por una persona física para su uso privado a partir de obras a las que haya accedido legalmente y la copia obtenida no sea objeto de una utilización colectiva ni lucrativa, sin perjuicio de la compensación equitativa prevista en el art. 25, que deberá tener en cuenta si se aplican a tales obras las medidas a las que se refiere el art. 161. Quedan excluidas de lo dispuesto en este apartado las bases de datos electrónicas y, en aplicación del art. 99.a), los programas de ordenador.”

En definitiva, se exigen ahora mas requisitos que han de concurrir cumulativamente para la licitud de la copia privada.

Finalmente, y según lo estipulado en la Directiva 2001/29, el art. Artículo 161 LPI regula la relación entre los límites a la propiedad intelectual y las medidas tecnológicas, estableciendo que los titulares de derechos sobre obras o prestaciones protegidas con medidas tecnológicas eficaces deberán facilitar a los beneficiarios de ciertos límites, incluido el de copia privada (Art. 161.1) medios adecuados para disfrutar de ellos y si no lo hacen, los beneficiarios de los límites podrán acudir ante la jurisdicción civil para que sean obligados a hacerlo (161.2). Pero esto no impide que los titulares de adopten las soluciones que estimen adecuadas, incluyendo, medidas tecnológicas, respecto del número de reproducciones en concepto de copia privada.(161.4). En definitiva, la LPI parece encomendar a los propios titulares la capacidad de decidir el número de reproducciones para uso privado que puede realizar el usuario, toda vez que no se faculta a los usuarios o sus organizaciones solicitar el levantamiento de estas medidas tecnológicas.

Por otra parte, el art. 161.5 establece que esta obligación no será de aplicación a obras o prestaciones que se hayan puesto a disposición del público con arreglo a lo convenido por contrato, de tal forma que cualquier persona pueda acceder a ellas desde el lugar y momento que elija. En definitiva, ello significa que las obras o prestaciones a las que se acceda interactivamente no están limitadas por el derecho de copia privada, a no ser que el titular la permita voluntariamente en el contrato, lo que supone, de hecho, dejar fuera de la posibilidad efectiva de la copia privada a gran parte de los contenidos de Internet.

Imágenes y recursos

< Sección anterior
Introducción