Diferencia entre revisiones de «Impacto sobre las situaciones de monopolio en Software libre»

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar
(Página creada con «{{Sección |Título=Impacto sobre las situaciones de monopolio |Libro=Software libre |Capítulo=Economía y negocio |Número sección=4 |Introducción=El mercado informáti...»)
 
Línea 6: Línea 6:
 
|Introducción=El mercado informático tiende a la dominación de un producto en cada uno de sus segmentos. Los usuarios quieren rentabilizar el esfuerzo realizado en aprender cómo funciona un programa, las empresas quieren encontrar gente formada en el uso de su software, y todos quieren que los datos que gestionan puedan ser entendidos por los programas de las empresas y personas con las que se relacionan. Por eso cualquier iniciativa dedicada a romper una situación de facto donde un producto domina claramente el mercado está destinada a producir más de lo mismo: si tiene éxito, vendrá otro a ocupar ese hueco, y en breve tendremos un nuevo dominante. Sólo los cambios tecnológicos producen, durante un tiempo, la inestabilidad suficiente como para que nadie domine claramente.
 
|Introducción=El mercado informático tiende a la dominación de un producto en cada uno de sus segmentos. Los usuarios quieren rentabilizar el esfuerzo realizado en aprender cómo funciona un programa, las empresas quieren encontrar gente formada en el uso de su software, y todos quieren que los datos que gestionan puedan ser entendidos por los programas de las empresas y personas con las que se relacionan. Por eso cualquier iniciativa dedicada a romper una situación de facto donde un producto domina claramente el mercado está destinada a producir más de lo mismo: si tiene éxito, vendrá otro a ocupar ese hueco, y en breve tendremos un nuevo dominante. Sólo los cambios tecnológicos producen, durante un tiempo, la inestabilidad suficiente como para que nadie domine claramente.
  
Pero el que haya un producto dominante no ha de llevar necesariamente a la constitución de un monopolio empresarial. Por ejemplo, la gasolina es un producto que casi domina el mercado de combustibles para turismos, pero (en un mercado de la gasolina libre) hay muchas empresas productoras, y distribuidoras de este producto. En realidad, cuando hablamos de software, lo preocupante es lo que ocurre cuando un producto llega a ser dominar el mercado, porque ese producto tiene una sola empresa proveedora posible. El software libre ofrece una alternativa a esta situación: los productos libres pueden estar promovidos por una empresa en concreto, pero esta empresa no los controla, o al menos no hasta los extremos a los que nos tiene acostumbrados el software propietario. En el mundo del software libre, un producto dominante no conlleva necesariamente un monopolio de empresa. Por el contrario, sea el que sea el producto que domine el mercado, muchas empresas pueden competir en proporcionarlo, mejorarlo, adaptarlo a las necesidades de sus clientes y ofrecer servicios alrededor de él.  
+
Pero el que haya un producto dominante no ha de llevar necesariamente a la constitución de un monopolio empresarial. Por ejemplo, la gasolina es un producto que casi domina el mercado de combustibles para turismos, pero (en un mercado de la gasolina libre) hay muchas empresas productoras, y distribuidoras de este producto. En realidad, cuando hablamos de software, lo preocupante es lo que ocurre cuando un producto llega a ser dominar el mercado, porque ese producto tiene una sola empresa proveedora posible. El software libre ofrece una alternativa a esta situación: los productos libres pueden estar promovidos por una empresa en concreto, pero esta empresa no los controla, o al menos no hasta los extremos a los que nos tiene acostumbrados el software propietario. En el mundo del software libre, un producto dominante no conlleva necesariamente un monopolio de empresa. Por el contrario, sea el que sea el producto que domine el mercado, muchas empresas pueden competir en proporcionarlo, mejorarlo, adaptarlo a las necesidades de sus clientes y ofrecer servicios alrededor de él.
|Apartados=
+
|Apartados={{Apartado
 +
|Tipo bloque contenido=Encabezado + bloque de texto
 +
|Título apartado=Elementos que favorecen los productos dominantes
 +
|Número apartado=1
 +
|Contenido=En informática es muy común que haya un producto claramente dominante en cada segmento de mercado. Y eso es normal por varios motivos, entre los que cabe destacar los siguientes:
 +
 
 +
* Formatos de datos. En muchos casos el formato de datos está fuertemente ligado a una aplicación. Cuando un número suficientemente alto de gente la usa, su formato de datos se convierte en estándar de facto, y las presiones para usarlo (y la aplicación por tanto) son formidables.
 +
 
 +
* Cadenas de distribución. Normalmente uno de los problemas para empezar a usar un programa es obtener una copia de él. Y normalmente es difícil encontrar los programas que no son líderes en su mercado. Las cadenas de distribución son costosas de mantener, de forma que los competidores minoritarios lo tienen difícil para llegar a la tienda de informática, donde el usuario final pueda comprarlos. El producto dominante, sin embargo, lo tiene fácil: el primer interesado en tenerlo va a ser al propia tienda de informática.
 +
 
 +
* Marketing. El marketing “gratuito” que obtiene un producto una vez que lo usa una fracción significativa de una población determinada es enorme. El boca a boca funciona mucho, también el preguntar e intercambiar información con los conocidos. Pero sobre todo el impacto en los medios es muy grande: las revistas de informática hablarán una y otra vez de un producto si parece ser el que más se usa. Habrá cursos de formación para él, libros que lo describan, entrevistas a sus usuarios, etc.
 +
 
 +
* Inversión en formación. Una vez se han invertido tiempo y recursos en aprender cómo funciona una herramienta, se está muy motivado para no cambiar. Además, usualmente esa herramienta es la que ya domina el mercado, porque es más fácil encontrar personal y material que ayuden a aprender a usarla.
 +
 
 +
* Software preinstalado. El recibir una máquina con software ya instalado desde luego es un gran incentivo para usarlo, incluso si hay que pagar por él aparte. Y normalmente, el tipo de software que el vendedor de la máquina va a estar dispuesto a preinstalar será solamente el más utilizado.
 +
|Archivo=
 +
|Ancho archivo=
 +
|Pie archivo=
 +
|Archivo 1=
 +
|Pie archivo 1=
 +
|Archivo 2=
 +
|Pie archivo 2=
 +
|Archivo 3=
 +
|Pie archivo 3=
 +
|Archivo 4=
 +
|Pie archivo 4=
 +
|Servidor vídeo 1=
 +
|Identi vídeo 1=
 +
|Archivo vídeo 1=
 +
|Pie vídeo 1=
 +
|Servidor vídeo 2=
 +
|Identi vídeo 2=
 +
|Archivo vídeo 2=
 +
|Pie vídeo 2=
 +
|Servidor vídeo 3=
 +
|Identi vídeo 3=
 +
|Archivo vídeo 3=
 +
|Pie vídeo 3=
 +
|Servidor vídeo 4=
 +
|Identi vídeo 4=
 +
|Archivo vídeo 4=
 +
|Pie vídeo 4=
 +
}}{{Apartado
 +
|Tipo bloque contenido=Encabezado + bloque de texto
 +
|Título apartado=El mundo del software propietario
 +
|Número apartado=2
 +
|Contenido=En el mundo del software propietario la aparición de un producto dominante en un segmento cualquiera equivale a un monopolio por parte de la empresa que lo produce. Por ejemplo, tenemos estas situaciones monopolísticas de facto (o casi) de producto y empresa en los mercados de sistemas operativos, autoedición, bases de datos, diseño gráfico, procesadores de textos, hojas de cálculo, etc.
 +
 
 +
Y esto es así porque la empresa en cuestión tiene un gran control sobre el producto líder. Tan grande que sólo ellos pueden marcar la evolución del producto, las líneas fundamentales en las que se va a desarrollar, su calidad, etc. Los usuarios tienen muy poco control, dado que estarán muy poco motivados para probar con otros productos (por los motivos que se han comentado en el apartado anterior). Ante esto, poco podrán hacer, salvo tratar de desafiar la posición dominante del producto mejorando excepcionalmente los suyos (para tratar de contrarrestar esos mismos motivos), normalmente con poco éxito.
 +
 
 +
Esta situación pone a todo el sector en manos de la estrategia de la empresa dominante. Todos los actores dependen de ella, e incluso el desarrollo de la tecnología software en ese campo estará mediatizada por las mejoras que le haga a su producto. En el caso general, esta es una situación donde aparecen los peores efectos económicos del monopolio, y en particular, la falta de motivación de la empresa líder para acercar el producto a las necesidades (siempre en evolución) de sus clientes. Estos se han convertido en un mercado cautivo.
 +
|Archivo=
 +
|Ancho archivo=
 +
|Pie archivo=
 +
|Archivo 1=
 +
|Pie archivo 1=
 +
|Archivo 2=
 +
|Pie archivo 2=
 +
|Archivo 3=
 +
|Pie archivo 3=
 +
|Archivo 4=
 +
|Pie archivo 4=
 +
|Servidor vídeo 1=
 +
|Identi vídeo 1=
 +
|Archivo vídeo 1=
 +
|Pie vídeo 1=
 +
|Servidor vídeo 2=
 +
|Identi vídeo 2=
 +
|Archivo vídeo 2=
 +
|Pie vídeo 2=
 +
|Servidor vídeo 3=
 +
|Identi vídeo 3=
 +
|Archivo vídeo 3=
 +
|Pie vídeo 3=
 +
|Servidor vídeo 4=
 +
|Identi vídeo 4=
 +
|Archivo vídeo 4=
 +
|Pie vídeo 4=
 +
}}{{Apartado
 +
|Tipo bloque contenido=Encabezado + bloque de texto
 +
|Título apartado=La situación con software libre
 +
|Número apartado=3
 +
|Contenido=Sin embargo, en el caso del software libre un producto dominante no se traduce automáticamente en un monopolio de empresa. Si el producto es libre, cualquier empresa puede trabajar con él, mejorarlo, adaptarlo a las necesidades de un cliente y en general, ayudar en su evolución. Además, precisamente por su posición dominante, serán muchas las empresas interesadas en trabajar con él. Si el productor ``original'' (la empresa que desarrolló originalmente el producto) quiere permanecer en el negocio ha de competir con todas ellas, y por eso estará muy motivado para hacer evolucionar el producto precisamente en la línea que sus usuarios quieran. Naturalmente, tendrán la ventaja de un mejor conocimiento del programa, pero eso es todo. Tienen que competir por cada cliente.
 +
 
 +
La aparición de productos dominantes se traduce en el mundo del software libre, por lo tanto, en mayor competencia entre empresas. Y con ello los usuarios retoman el control: las empresas en competencia no pueden más que hacerles caso si quieren sobrevivir. Y precisamente esto es lo que asegurará que el producto mejore.
 +
 
 +
=== Productos libres que son dominantes en su sector ===
 +
 
 +
Apache es desde hace tiempo líder en el mercado de servidores de web. Pero hay muchas empresas que están detrás de Apache, desde algunas muy grandes (como IBM) a otras muy pequeñas. Y todas ellas no tienen más remedio que competir mejorándolo, y normalmente contribuyendo al proyecto con sus mejoras. A pesar de que Apache es casi un monopolio en muchos ámbitos (por ejemplo, es casi el único servidor web que se considera sobre la plataforma GNU/Linux o *BSD), no depende de una sola empresa, sino de literalmente decenas de ellas.
 +
 
 +
Las distribuciones de GNU/Linux son también un caso interesante. GNU/Linux no es desde luego un monopolio, pero es posiblemente la segunda opción en el mercado de sistemas operativos. Y eso no ha forzado la situación donde una empresa tenga su control. Al contrario, hay decenas de distribuciones, realizadas por empresas diferentes, que compiten libremente en el mercado. Cada una de ellas trata de ofrecer mejoras que sus competidores tienen que adoptar a riesgo de ser echados del mercado. Pero además no pueden separarse demasiado de lo que es “GNU/Linux estándar”, pues eso es rechazado por los usuarios como una “salida de la norma”. La situación después de varios años de crecimiento de la cuota de mercado de GNU/Linux nos muestra a decenas de empresas compitiendo y haciendo evolucionar el sistema. Y de nuevo, todas ellas esta detrás de satisfacer las necesidades de sus usuarios. Sólo así pueden mantenerse en el mercado.
 +
 
 +
GCC es un producto dominante en el mundo de compiladores C y C++ para el mercado GNU/Linux. Y sin embargo, eso no ha llevado a ninguna situación de monopolio de empresa, incluso cuando Cygnus (hoy Red Hat) se ha encargado durante mucho tiempo de coordinar su desarrollo. Hay muchas empresas que hacen mejoras al sistema, y todas ellas compiten, cada una en su nicho específico, por satisfacer las demandas de sus usuarios. De hecho, cuando alguna empresa u organización específica ha fallado en el trabajo de coordinación (o así lo ha percibido una parte de los usuarios) ha habido espacio para un fork (división) del proyecto, con dos productos en paralelo durante un tiempo, hasta que eventualmente han vuelto a unirse (como está ocurriendo ahora con GCC 3.x).
 +
|Archivo=
 +
|Ancho archivo=
 +
|Pie archivo=
 +
|Archivo 1=
 +
|Pie archivo 1=
 +
|Archivo 2=
 +
|Pie archivo 2=
 +
|Archivo 3=
 +
|Pie archivo 3=
 +
|Archivo 4=
 +
|Pie archivo 4=
 +
|Servidor vídeo 1=
 +
|Identi vídeo 1=
 +
|Archivo vídeo 1=
 +
|Pie vídeo 1=
 +
|Servidor vídeo 2=
 +
|Identi vídeo 2=
 +
|Archivo vídeo 2=
 +
|Pie vídeo 2=
 +
|Servidor vídeo 3=
 +
|Identi vídeo 3=
 +
|Archivo vídeo 3=
 +
|Pie vídeo 3=
 +
|Servidor vídeo 4=
 +
|Identi vídeo 4=
 +
|Archivo vídeo 4=
 +
|Pie vídeo 4=
 +
}}{{Apartado
 +
|Tipo bloque contenido=Encabezado + bloque de texto
 +
|Título apartado=Estrategias para constituirse en monopolio con software libre
 +
|Número apartado=4
 +
|Contenido=A pesar de que el mundo del software libre es mucho más hostil a los monopolios de empresa que el mundo del software propietario, hay estrategias que una empresa puede utilizar para tratar de aproximarse a una situación de dominación monopolística de un mercado. Estas son prácticas comunes en muchos otros sectores económicos, y para evitarlas trabajan las entidades de regulación de la competencia, por lo que no hablaremos de ellas en detalle. Sin embargo, si mencionaremos una que es hasta cierto punto específica del mercado del software, y que ya está siendo experimentada en algunas situaciones: la aceptación de productos certificados por terceros.
 +
 
 +
Cuando una empresa quiere distribuir un producto software (libre o propietario) que funcione en combinación con otros, es común “certificar” ese producto para una cierta combinación. El fabricante se compromete a ofrecer servicios (actualización, soporte, resolución de problemas, etc.) sólo si el cliente le asegura que está usando el producto en un entorno certificado por él. Por ejemplo, un fabricante de gestores de bases de datos puede certificar su producto para una determinada distribución de Linux, y para ninguna otra. Eso implicará que sus clientes tendrán que usar esa distribución de Linux u olvidarse del soporte por parte del fabricante (lo que, si el producto es propietario, puede ser imposible en la práctica). Si un fabricante dado consigue una posición claramente dominante como producto certificado de terceras partes, los usuarios no van a tener muchas más posibilidades que utilizar ese producto. Si en ese segmento la certificación es importante, estamos de nuevo ante una situación de empresa monopolística.
 +
 
 +
:Nota: Hasta cierto punto, en el mercado de distribuciones de GNU/Linux se están empezando a observar ciertos casos de situaciones tendentes al monopolio de facto en la certificación. Por ejemplo, hay muchos fabricantes de productos propietarios que sólo certifican sus productos sobre una distribución de GNU/Linux dada (muy habitualmente Red Hat Linux). Por el momento esto no parece redundar en una situación monopolística por parte de ninguna empresa, lo que podría ser debido a que en el mercado de distribuciones de GNU/Linux, la certificación tenga poca importancia para los usuarios. Pero sólo el futuro dirá si en algún momento esta situación se acerca a una de monopolio de facto.
 +
 
 +
Sin embargo, es importante tener en cuenta dos comentarios con respecto a lo dicho. El primero es que estas posiciones monopolísticas no serán fáciles de conseguir, y en cualquier caso lo serán por mecanismos en general “no informáticos” (a diferencia de la situación de producto dominante, que como ya vimos es relativamente normal y se llega a ella por mecanismos puramente relacionados con la informática y sus patrones de uso). El segundo es que si todo el software utilizado es libre, esta estrategia tiene pocas posibilidades de éxito (si tiene alguna). Un fabricante podrá conseguir que muchas empresas certifiquen para sus productos, pero los clientes siempre podrán buscar fuentes de servicio y soporte diferentes de esas empresas que han certificado para él, si así lo consideran convenientes.
 +
|Archivo=
 +
|Ancho archivo=
 +
|Pie archivo=
 +
|Archivo 1=
 +
|Pie archivo 1=
 +
|Archivo 2=
 +
|Pie archivo 2=
 +
|Archivo 3=
 +
|Pie archivo 3=
 +
|Archivo 4=
 +
|Pie archivo 4=
 +
|Servidor vídeo 1=
 +
|Identi vídeo 1=
 +
|Archivo vídeo 1=
 +
|Pie vídeo 1=
 +
|Servidor vídeo 2=
 +
|Identi vídeo 2=
 +
|Archivo vídeo 2=
 +
|Pie vídeo 2=
 +
|Servidor vídeo 3=
 +
|Identi vídeo 3=
 +
|Archivo vídeo 3=
 +
|Pie vídeo 3=
 +
|Servidor vídeo 4=
 +
|Identi vídeo 4=
 +
|Archivo vídeo 4=
 +
|Pie vídeo 4=
 +
}}
 
|Estado=esbozo
 
|Estado=esbozo
 
}}
 
}}

Revisión del 03:07 27 feb 2012


Estado de desarrollo de la sección: esbozo esbozo

Wikilibro: Software libre > Capítulo 5: Economía y negocio

Sección 4

Impacto sobre las situaciones de monopolio
El mercado informático tiende a la dominación de un producto en cada uno de sus segmentos. Los usuarios quieren rentabilizar el esfuerzo realizado en aprender cómo funciona un programa, las empresas quieren encontrar gente formada en el uso de su software, y todos quieren que los datos que gestionan puedan ser entendidos por los programas de las empresas y personas con las que se relacionan. Por eso cualquier iniciativa dedicada a romper una situación de facto donde un producto domina claramente el mercado está destinada a producir más de lo mismo: si tiene éxito, vendrá otro a ocupar ese hueco, y en breve tendremos un nuevo dominante. Sólo los cambios tecnológicos producen, durante un tiempo, la inestabilidad suficiente como para que nadie domine claramente. Pero el que haya un producto dominante no ha de llevar necesariamente a la constitución de un monopolio empresarial. Por ejemplo, la gasolina es un producto que casi domina el mercado de combustibles para turismos, pero (en un mercado de la gasolina libre) hay muchas empresas productoras, y distribuidoras de este producto. En realidad, cuando hablamos de software, lo preocupante es lo que ocurre cuando un producto llega a ser dominar el mercado, porque ese producto tiene una sola empresa proveedora posible. El software libre ofrece una alternativa a esta situación: los productos libres pueden estar promovidos por una empresa en concreto, pero esta empresa no los controla, o al menos no hasta los extremos a los que nos tiene acostumbrados el software propietario. En el mundo del software libre, un producto dominante no conlleva necesariamente un monopolio de empresa. Por el contrario, sea el que sea el producto que domine el mercado, muchas empresas pueden competir en proporcionarlo, mejorarlo, adaptarlo a las necesidades de sus clientes y ofrecer servicios alrededor de él.

Elementos que favorecen los productos dominantes

En informática es muy común que haya un producto claramente dominante en cada segmento de mercado. Y eso es normal por varios motivos, entre los que cabe destacar los siguientes:

  • Formatos de datos. En muchos casos el formato de datos está fuertemente ligado a una aplicación. Cuando un número suficientemente alto de gente la usa, su formato de datos se convierte en estándar de facto, y las presiones para usarlo (y la aplicación por tanto) son formidables.
  • Cadenas de distribución. Normalmente uno de los problemas para empezar a usar un programa es obtener una copia de él. Y normalmente es difícil encontrar los programas que no son líderes en su mercado. Las cadenas de distribución son costosas de mantener, de forma que los competidores minoritarios lo tienen difícil para llegar a la tienda de informática, donde el usuario final pueda comprarlos. El producto dominante, sin embargo, lo tiene fácil: el primer interesado en tenerlo va a ser al propia tienda de informática.
  • Marketing. El marketing “gratuito” que obtiene un producto una vez que lo usa una fracción significativa de una población determinada es enorme. El boca a boca funciona mucho, también el preguntar e intercambiar información con los conocidos. Pero sobre todo el impacto en los medios es muy grande: las revistas de informática hablarán una y otra vez de un producto si parece ser el que más se usa. Habrá cursos de formación para él, libros que lo describan, entrevistas a sus usuarios, etc.
  • Inversión en formación. Una vez se han invertido tiempo y recursos en aprender cómo funciona una herramienta, se está muy motivado para no cambiar. Además, usualmente esa herramienta es la que ya domina el mercado, porque es más fácil encontrar personal y material que ayuden a aprender a usarla.
  • Software preinstalado. El recibir una máquina con software ya instalado desde luego es un gran incentivo para usarlo, incluso si hay que pagar por él aparte. Y normalmente, el tipo de software que el vendedor de la máquina va a estar dispuesto a preinstalar será solamente el más utilizado.


El mundo del software propietario

En el mundo del software propietario la aparición de un producto dominante en un segmento cualquiera equivale a un monopolio por parte de la empresa que lo produce. Por ejemplo, tenemos estas situaciones monopolísticas de facto (o casi) de producto y empresa en los mercados de sistemas operativos, autoedición, bases de datos, diseño gráfico, procesadores de textos, hojas de cálculo, etc.

Y esto es así porque la empresa en cuestión tiene un gran control sobre el producto líder. Tan grande que sólo ellos pueden marcar la evolución del producto, las líneas fundamentales en las que se va a desarrollar, su calidad, etc. Los usuarios tienen muy poco control, dado que estarán muy poco motivados para probar con otros productos (por los motivos que se han comentado en el apartado anterior). Ante esto, poco podrán hacer, salvo tratar de desafiar la posición dominante del producto mejorando excepcionalmente los suyos (para tratar de contrarrestar esos mismos motivos), normalmente con poco éxito.

Esta situación pone a todo el sector en manos de la estrategia de la empresa dominante. Todos los actores dependen de ella, e incluso el desarrollo de la tecnología software en ese campo estará mediatizada por las mejoras que le haga a su producto. En el caso general, esta es una situación donde aparecen los peores efectos económicos del monopolio, y en particular, la falta de motivación de la empresa líder para acercar el producto a las necesidades (siempre en evolución) de sus clientes. Estos se han convertido en un mercado cautivo.


La situación con software libre

Sin embargo, en el caso del software libre un producto dominante no se traduce automáticamente en un monopolio de empresa. Si el producto es libre, cualquier empresa puede trabajar con él, mejorarlo, adaptarlo a las necesidades de un cliente y en general, ayudar en su evolución. Además, precisamente por su posición dominante, serán muchas las empresas interesadas en trabajar con él. Si el productor ``original (la empresa que desarrolló originalmente el producto) quiere permanecer en el negocio ha de competir con todas ellas, y por eso estará muy motivado para hacer evolucionar el producto precisamente en la línea que sus usuarios quieran. Naturalmente, tendrán la ventaja de un mejor conocimiento del programa, pero eso es todo. Tienen que competir por cada cliente.

La aparición de productos dominantes se traduce en el mundo del software libre, por lo tanto, en mayor competencia entre empresas. Y con ello los usuarios retoman el control: las empresas en competencia no pueden más que hacerles caso si quieren sobrevivir. Y precisamente esto es lo que asegurará que el producto mejore.

Productos libres que son dominantes en su sector

Apache es desde hace tiempo líder en el mercado de servidores de web. Pero hay muchas empresas que están detrás de Apache, desde algunas muy grandes (como IBM) a otras muy pequeñas. Y todas ellas no tienen más remedio que competir mejorándolo, y normalmente contribuyendo al proyecto con sus mejoras. A pesar de que Apache es casi un monopolio en muchos ámbitos (por ejemplo, es casi el único servidor web que se considera sobre la plataforma GNU/Linux o *BSD), no depende de una sola empresa, sino de literalmente decenas de ellas.

Las distribuciones de GNU/Linux son también un caso interesante. GNU/Linux no es desde luego un monopolio, pero es posiblemente la segunda opción en el mercado de sistemas operativos. Y eso no ha forzado la situación donde una empresa tenga su control. Al contrario, hay decenas de distribuciones, realizadas por empresas diferentes, que compiten libremente en el mercado. Cada una de ellas trata de ofrecer mejoras que sus competidores tienen que adoptar a riesgo de ser echados del mercado. Pero además no pueden separarse demasiado de lo que es “GNU/Linux estándar”, pues eso es rechazado por los usuarios como una “salida de la norma”. La situación después de varios años de crecimiento de la cuota de mercado de GNU/Linux nos muestra a decenas de empresas compitiendo y haciendo evolucionar el sistema. Y de nuevo, todas ellas esta detrás de satisfacer las necesidades de sus usuarios. Sólo así pueden mantenerse en el mercado.

GCC es un producto dominante en el mundo de compiladores C y C++ para el mercado GNU/Linux. Y sin embargo, eso no ha llevado a ninguna situación de monopolio de empresa, incluso cuando Cygnus (hoy Red Hat) se ha encargado durante mucho tiempo de coordinar su desarrollo. Hay muchas empresas que hacen mejoras al sistema, y todas ellas compiten, cada una en su nicho específico, por satisfacer las demandas de sus usuarios. De hecho, cuando alguna empresa u organización específica ha fallado en el trabajo de coordinación (o así lo ha percibido una parte de los usuarios) ha habido espacio para un fork (división) del proyecto, con dos productos en paralelo durante un tiempo, hasta que eventualmente han vuelto a unirse (como está ocurriendo ahora con GCC 3.x).


Estrategias para constituirse en monopolio con software libre

A pesar de que el mundo del software libre es mucho más hostil a los monopolios de empresa que el mundo del software propietario, hay estrategias que una empresa puede utilizar para tratar de aproximarse a una situación de dominación monopolística de un mercado. Estas son prácticas comunes en muchos otros sectores económicos, y para evitarlas trabajan las entidades de regulación de la competencia, por lo que no hablaremos de ellas en detalle. Sin embargo, si mencionaremos una que es hasta cierto punto específica del mercado del software, y que ya está siendo experimentada en algunas situaciones: la aceptación de productos certificados por terceros.

Cuando una empresa quiere distribuir un producto software (libre o propietario) que funcione en combinación con otros, es común “certificar” ese producto para una cierta combinación. El fabricante se compromete a ofrecer servicios (actualización, soporte, resolución de problemas, etc.) sólo si el cliente le asegura que está usando el producto en un entorno certificado por él. Por ejemplo, un fabricante de gestores de bases de datos puede certificar su producto para una determinada distribución de Linux, y para ninguna otra. Eso implicará que sus clientes tendrán que usar esa distribución de Linux u olvidarse del soporte por parte del fabricante (lo que, si el producto es propietario, puede ser imposible en la práctica). Si un fabricante dado consigue una posición claramente dominante como producto certificado de terceras partes, los usuarios no van a tener muchas más posibilidades que utilizar ese producto. Si en ese segmento la certificación es importante, estamos de nuevo ante una situación de empresa monopolística.

Nota: Hasta cierto punto, en el mercado de distribuciones de GNU/Linux se están empezando a observar ciertos casos de situaciones tendentes al monopolio de facto en la certificación. Por ejemplo, hay muchos fabricantes de productos propietarios que sólo certifican sus productos sobre una distribución de GNU/Linux dada (muy habitualmente Red Hat Linux). Por el momento esto no parece redundar en una situación monopolística por parte de ninguna empresa, lo que podría ser debido a que en el mercado de distribuciones de GNU/Linux, la certificación tenga poca importancia para los usuarios. Pero sólo el futuro dirá si en algún momento esta situación se acerca a una de monopolio de facto.

Sin embargo, es importante tener en cuenta dos comentarios con respecto a lo dicho. El primero es que estas posiciones monopolísticas no serán fáciles de conseguir, y en cualquier caso lo serán por mecanismos en general “no informáticos” (a diferencia de la situación de producto dominante, que como ya vimos es relativamente normal y se llega a ella por mecanismos puramente relacionados con la informática y sus patrones de uso). El segundo es que si todo el software utilizado es libre, esta estrategia tiene pocas posibilidades de éxito (si tiene alguna). Un fabricante podrá conseguir que muchas empresas certifiquen para sus productos, pero los clientes siempre podrán buscar fuentes de servicio y soporte diferentes de esas empresas que han certificado para él, si así lo consideran convenientes.

< Sección anterior
Otras clasificaciones de modelos de negocio