Diferencia entre revisiones de «Huella ecológica en Ecoinnovación en procesos industriales»

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar
(Página creada con «{{Sección |Título=Huella ecológica |Libro=Ecoinnovación en procesos industriales |Capítulo=Indicadores de sostenibilidad: la huella ecológica |Número sección=1 |Int...»)
 
 
Línea 26: Línea 26:
 
* Pesca
 
* Pesca
 
* Producción Forestal
 
* Producción Forestal
* Transformaciones de energía primaria desde el punto de vista económico
+
* Transformaciones de energía primaria desde el punto de vista económico para la producción de energía eléctrica.
  para la producción de energía eléctrica.
+
 
* Producción de bienes de consumo
 
* Producción de bienes de consumo
 
* Ocupación directa de territorio (ciudades, infraestructuras, minas, etc...)
 
* Ocupación directa de territorio (ciudades, infraestructuras, minas, etc...)
 
 
|Apartados={{Apartado
 
|Apartados={{Apartado
 
|Tipo bloque contenido=Encabezado + bloque de texto
 
|Tipo bloque contenido=Encabezado + bloque de texto
Línea 58: Línea 56:
 
Estos países están incurriendo en un déficit ecológico nacional, es decir, el área del país por sí sola no puede proveer los suficientes servicios ecológicos para satisfacer el consumo de su población. Esto nos señala una problemática que presenta la Huella Ecológica como índice: los países más desarrollados, al sobrepasar la capacidad ecológica de su territorio, consumen territorio (recursos) de otros países en vías de desarrollo. (Deuda Ecológica- www.deudaecologica.org)  
 
Estos países están incurriendo en un déficit ecológico nacional, es decir, el área del país por sí sola no puede proveer los suficientes servicios ecológicos para satisfacer el consumo de su población. Esto nos señala una problemática que presenta la Huella Ecológica como índice: los países más desarrollados, al sobrepasar la capacidad ecológica de su territorio, consumen territorio (recursos) de otros países en vías de desarrollo. (Deuda Ecológica- www.deudaecologica.org)  
 
[[Archivo:7b Huellas.jpg]]
 
[[Archivo:7b Huellas.jpg]]
 
 
 
|Archivo=
 
|Archivo=
 
|Ancho archivo=
 
|Ancho archivo=

Revisión actual del 10:06 2 mar 2012


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Ecoinnovación en procesos industriales > Capítulo 3: Indicadores de sostenibilidad: la huella ecológica

Sección 1

Huella ecológica
En el año 1996 los investigadores Mathis Wackernagel y William Rees definieron el término de Huella Ecológica, este índice de sostenibilidad se ha ido consolidando como uno de los más aplicados.

El concepto se fundamenta en dos simples hechos. En primer lugar, podemos medir la mayoría de los recursos que consumimos y los desechos que generamos. En segundo lugar, este consumo y generación de residuos se pueden traducir a las correspondientes áreas o territorios de los ecosistemas que cuentan con la capacidad de productividad biológica y de absorción de impactos humanos.

La idea de Huella Ecológica parte, realmente, de un término que aporta la ecología de poblaciones: la capacidad de carga. La capacidad de carga se define como: "el máximo número de individuos de una especie concreta que es capaz de soportar de forma indefinida un hábitat específico sin alterar la productividad de éste".

Uno de los primeros conflictos que se presentan, es que esta definición supone poblaciones aisladas y una eficiencia de uso de los recursos no variable a lo largo del tiempo, factor no aplicable a nuestra sociedad, ya que el hombre es capaz de aumentar las capacidades de carga del medio desarrollando posibilidades comerciales y tecnológicas. Por lo tanto, el concepto ecológico de capacidad de carga resulta muy controvertido en su aplicación a la especie humana.

Ante esta situación y en un intento por encontrar un método que recogiera los impactos de las poblaciones humanas, Rees, partiendo del concepto de capacidad de carga, lo formuló al revés, es decir, ¿cuál sería la superficie necesaria para mantener un número de individuos determinado?

La contribución de Rees y Wackernagel fue el establecimiento de una metodología muy específica de cálculo que permite la evaluación numérica y que convierte el concepto en un verdadero índice biofísico que expresa a nivel global el impacto de las actividades humanas en términos de superficies productivas de los ecosistemas.

Los autores lo definieron como "el área de territorio productivo o ecosistema acuático necesario para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población definida con un nivel de vida específico, donde sea que se encuentre esta área" y desarrollaron, a su vez, una metodología estándar, que permite la comparación. No obstante, los cálculos han debido ser adaptados, en muchos casos, a las realidades de cada área de estudio.

En el cálculo de la Huella Ecológica se interrelacionan las superficies o territorios productivos de los ecosistemas con las categorías necesarias para satisfacer los "metabolismos humanos".

Las categorías son:

  • Agricultura
  • Ganadería
  • Pesca
  • Producción Forestal
  • Transformaciones de energía primaria desde el punto de vista económico para la producción de energía eléctrica.
  • Producción de bienes de consumo
  • Ocupación directa de territorio (ciudades, infraestructuras, minas, etc...)

    Contenido

Territorios

Los territorios productivos (que no deben confundirse con los usos a los que se dedican, aunque en la mayor parte de los casos tienen una relación única) son:

  • Territorio para la absorción de CO2: aunque existe un aumento de la asimilación fotosintética a nivel global, las emisiones de CO2 continúan aumentando por la acción humana. Por ello, esta variable trata de introducir la necesidad de mantener territorios asimiladores de CO2, fundamentalmente los bosques, puesto que se plantean como la alternativa más viable para absorber las emisiones.
  • Territorio de cultivos: el 11% de los 13,4 billones de Ha. de la superficie terrestre (1,47 bill. Ha.), según algunas estimaciones, pertenece a superficie cultivada en el planeta. Wackernagel la cifra en 1,35 bill. Ha. Resulta la superficie más productiva ecológicamente hablando.
  • Territorio de pastos: la dedicada al pastoreo del ganado. Se encuentra en expansión en detrimento de los bosques.
  • Territorio forestal: superficie ocupada por bosques que se encuentren en explotación para la obtención de productos forestales, ya sean repoblados o naturales.
  • Territorio con uso directo: Áreas construidas u ocupadas por infraestructuras humanas, así como superficies degradadas por el uso humano (minas, embalses, etc.)
  • Territorio marítimo productivo: principalmente zonas de afloramiento o plataformas continentales, en las que se detecta la mayor parte de la superficie con producción biológica en el mar y cerca del 100% de la pesca a nivel global.
  • Territorio para la conservación de la biodiversidad: es el territorio que se mantiene intacto para conseguir mantener la biodiversidad.

Cada una de las categorías de uso se sitúa en una matriz y se asocia con las necesidades de superficie productiva para obtener Huellas Ecológicas Parciales, a través de cuyo sumatorio se obtiene el dato global. El consumo y la productividad de estas superficies sirven para calcular el número de hectáreas per cápita de cada uno de estos terrenos (Huella Ecológica per cápita).

7 Huellas.jpg

En la actualidad, en el mundo existen solamente 2,1 hectáreas de espacio biológicamente productivo disponible para cada persona en la Tierra, pero la Huella Ecológica promedio mundial es de 2,9 hectáreas por persona. Esto significa que la humanidad esta sobrepasando la capacidad ecológica de la biosfera en casi un 35 por ciento. Es decir, tomamos más de lo que la naturaleza nos puede ofrecer.

En muchos países, la demanda de capacidad ecológica excede el área biológicamente productiva que tienen disponible.

Estos países están incurriendo en un déficit ecológico nacional, es decir, el área del país por sí sola no puede proveer los suficientes servicios ecológicos para satisfacer el consumo de su población. Esto nos señala una problemática que presenta la Huella Ecológica como índice: los países más desarrollados, al sobrepasar la capacidad ecológica de su territorio, consumen territorio (recursos) de otros países en vías de desarrollo. (Deuda Ecológica- www.deudaecologica.org) 7b Huellas.jpg