Diferencia entre revisiones de «Equipos y eficiencia en calefacción y aire acondicionado en Eficiencia energética»

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar
 
Línea 498: Línea 498:
 
|Pie vídeo 4=
 
|Pie vídeo 4=
 
}}
 
}}
|Estado=avanzado
+
|Estado=completo
 
}}
 
}}
 
{{Prueba
 
{{Prueba
 
|Prueba=f
 
|Prueba=f
 
}}
 
}}

Revisión actual del 15:05 4 jul 2012


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Eficiencia energética > Capítulo 5: Técnicas de ahorro y tecnologías eficientes en el uso final

Sección 4

Equipos y eficiencia en calefacción y aire acondicionado
Los gastos de calefacción, acondicionamiento de aire y ventilación representan una proporción significativa del dinero que las empresas gastan en energía. La calefacción puede llegar a representar una parte muy importante de la energía consumida, ya que, dependiendo del tipo de energía utilizada, puede significar más del 50% de los costes energéticos totales. A continuación se indican una serie de consejos, agrupados atendiendo al periodo de retorno de las inversiones.

Resultados inmediatos

¿Qué hacer?
Compruebe periódicamente los termostatos.

Plantee los niveles de calefacción en las reuniones laborales del comité de empresa.

Coloque carteles con mensajes para sensibilizar al personal.

¿Por qué?
El nivel máximo de calefacción recomendado se encuentra entre 20 º C y 22 º C en función del tipo de actividad que se desempeñe.

Los costes aumentan un 7% por cada grado º C que supere los 20-22 ºC.

¿Ha considerado reducir el nivel de calefacción en ciertas zonas?
¿Qué hacer?
Reduzca el termostato en las zonas que no necesiten de un nivel de calefacción alto.

Los ajuste típicos son:

  • Talleres: 16 º C
  • Almacenes: 12 º C

Anule los radiadores situados en pasillos, escaleras, etc.

¿Por qué?
Zonas como almacenes y pasillos o donde se hacen trabajos físicos necesitan de menos calefacción.
¿Ha animado a su personal a reducir la calefacción cuando sienta demasiado calor en lugar de abrir las ventanas y puertas?
¿Qué hacer?
Use carteles o pegatinas para concienciar del uso eficiente de la calefacción.

Sensibilice a los empleados en las reuniones de personal.

¿Por qué?
Abrir puertas y ventanas con la calefacción encendida supone un despilfarro de energía.

En superficies reducidas es más eficiente bajar el termostato; el confort es mayor y se ahorra dinero.

¿Ajustan los termostatos y los controles de los radiadores una vez y no los vuelven a comprobar más?
¿Qué hacer?
En superficies grandes, ajuste los termostatos y controles de los radiadores para obtener la temperatura deseada y séllelos con tapas antimanipulación.
¿Por qué?
A menudo se abusa de los controles de los termostatos usándolos como interruptores. Esto puede derivar en incomodidad del personal y derroche de dinero.
¿Están los termostatos y sensores de temperatura situados en lugares correctos?
¿Qué hacer?
Compruebe dónde están situados los termostatos y, si es necesario, cámbielos a lugares más representativos. Asegúrese de que estén en una zona libre lejos de ventanas, fuentes de calor o corrientes.

Si sus controles de calefacción incorporan sensores de temperatura externa, asegúrese de que estén colocados sobre una pared hacia el norte, fuera de la luz solar directa y de cualquier fuente de calor.

En la colocación de los termostatos se debe buscar un compromiso entre las zonas frías y calientes del local para lograr una temperatura razonable en la zona que regulan.
¿Por qué?
Si se coloca el termostato en un lugar frío o con corriente, el resultado será el sobrecalentemiento; si está cerca de una fuente de calor, el resultado será el bajo calentamiento.
¿Se comprueban periódicamente los ajustes de los termostatos contra heladas?
¿Qué hacer?
Reajuste los termostatos. Ajustes típicos son: Internos 4 º C. Externos 0 º C a 1 º C

Asegúrese de que el termostato está etiquetado como Termostato contra helada y de que no pueden ser manipulados.

¿Por qué?
Si los termostatos contra heladas se ajustan demasiado altos, se perderá dinero por exceso de calefacción y si están demasiado bajos, el sistema correrá peligro de congelarse.
¿Están sus temporizadores de calefacción/ventilación programados para los ciclos de ocupación?
¿Qué hacer?
Compruebe periódicamente el ajuste de los temporizadores asegurándose de que indican la hora y el día correctos y de que el tiempo de ajuste corresponde al tiempo de ocupación.

Compruebe que la calefacción y ventilación se apagan cuando el edificio está vacío.

¿Por qué?
Se ahorra dinero si se ajustan los períodos de precalentamiento a las condiciones climáticas.

El calor almacenado en los radiadores y en el resto del edificio suele ser suficiente para permitir apagar la calefacción antes de que termine el horario de ocupación.

¿Se ajusta el ciclo de calefacción para los días de vacaciones?
¿Qué hacer?
Asigne un responsable de encender la calefacción en el modo vacaciones (con protección sólo contra heladas).

Si un edificio es parcialmente utilizado durante las vacaciones, puede resultar más económico usar calentadores locales en esas zonas ocupadas.

¿Por qué?
Calentar un edificio vacío a los niveles de temperatura de ocupación normal tiene un elevado coste económico.
¿Están los radiadores y demás superficies de calor siempre sin obstrucciones?
¿Qué hacer?
Compruebe la distribución de las zonas de trabajo para asegurarse de que ninguna superficie de calor esté obstaculizada.
¿Por qué?
A menudo se obstaculizan los radiadores con muebles. Así se reduce su eficacia, con el resultado de poca emisión, tiempos de calentamiento más largos y mayor consumo de energía.
¿Qué hacer?
Como mínimo deben purgarse los radiadores una vez al año, para que el sistema de calefacción en conjunto tenga un óptimo rendimiento.
¿Por qué?
El aire contenido en los radiadores dificulta la transmisión de calor al exterior, disminuyendo el rendimiento del sistema de calefacción.
¿Comprueba que todas las superficies calefactoras y los filtros de los ventiladores se limpian periódicamente?
¿Qué hacer?
Compruebe que los aparatos de ventilación estén equipados con filtros, que éstos se encuentren limpios, y que se incluye la limpieza de las superficies calefactoras en las rutinas normales de limpieza.
¿Por qué?
Los filtros bloqueados y la suciedad acumulada reducen las prestaciones de los aparatos de ventilación y aumentan el ciclo de precalentamiento.

Los ciclos largos de precalentamiento podrían animar al personal a usar calefacción portátil hasta entrar en calor.

¿Comprueba regularmente si los controles, válvulas y ventiladores de los equipos de calefacción y ventilación funcionan correctamente?
¿Qué hacer?
Compruebe que las válvulas de los radiadores funcionan bien.

Compruebe que las válvulas motorizadas hacen el recorrido completo de abierto a cerrado.

Asegúrese que las válvulas de cierre pera el agua caliente se encuentre bien cerradas.

¿Por qué?
Las válvulas y ventiladores que se agarroten (o que no cierren correctamente) suponen una perdida de dinero y producen incomodidad para el personal.
Si las unidades de calefacción y aire acondicionado están instaladas en la misma habitación ¿están sus ajustes calibrados para evitar que funcionen simultáneamente?
¿Qué hacer?
Ajuste los termostatos en 25 º C o más para el enfriamiento y entre 20 y 22 º C o inferior para la calefacción.

Ajuste las unidades en la misma zona al mismo modo de operación (o calefacción o enfriamiento) para evitar conflictos en el funcionamiento.

¿Por qué?
Utilice los dos servicios a la vez sólo cuando existan en el edificio grandes zonas con necesidades claramente diferenciadas.
¿Ha comprobado si existen fuentes de calor no deseadas en las zonas de aire acondicionado?
¿Qué hacer?
Compruebe si existen fuentes de calor no deseadas y elimínelas o aíslelas.
¿Por qué?
El calor de las tuberías sin aislamiento y de fuentes de calor similares hace funcionar el equipo de aire acondicionado más tiempo innecesariamente.
¿Qué hacer?
Sólo permita el uso de este tipo de calefacciones en circunstancias excepcionales y como medida provisional.

Si el personal usa calefacciones portátiles puede ser que el sistema normal no funciona eficientemente o que existan prácticas erróneas como es la de trabajar con las ventanas o puertas abiertas.

¿Por qué?
Las calefacciones eléctricas portátiles tienen un coste de operación elevado.

Puesto que las calefacciones portátiles generalmente no tienen interruptores temporizados suelen dejarse funcionando todo el día.


Resultados a corto plazo

¿Ha instalado termostatos electrónicos?
¿Qué hacer?
Cambie el antiguo bi-metálico por modelos electrónicos de última generación. Éstos controlan con más precisión la temperatura, teniendo variaciones típicas de 0,5 º C.

Coste aproximado: de 75 € a 120 €.

¿Por qué?
El tipo antiguo de termostato de temperatura tiene un margen de temperatura que varía 3 º C sobre la establecida.

Las variaciones amplias en la temperatura de una habitación causan incomodidad al personal.

¿Ha considerado instalar válvulas termostáticas en los radiadores?
¿Qué hacer?
Inspeccione de todas las salas que tienen excesiva temperatura.

Instale válvulas termostáticas que incorporen mecanismos de cierre; asegúrese de que estén correctamente ajustadas y cerradas.

El coste aproximado de una válvula termóstática de cierre alcanza un valor típico de 40 €.

¿Por qué?
Si las salas están normalmente sobrecalentadas, el personal resolverá este problema abriendo las ventanas.
En las zonas de los edificios que a veces están desocupadas, ¿se ajusta la calefacción para automáticamente acomodarse a la menor necesidad?
¿Qué hacer?
Instale termostatos electrónicos de dos etapas unidos a un sensor de ocupación.

Coste aproximado: 180 € cada uno.

¿Por qué?
Reducir la temperatura en esas zonas durante los períodos en que están vacías ahorra dinero. Los termostatos de dos etapas proporcionan un control más flexible.
¿Puede programar con exactitud los ajustes de tiempo en su sistema de calefacción y ventilación para incluir fines de semana, jornadas intensivas y trabajos nocturnos?
¿Qué hacer?
Instale cronotermostatos electrónicos de 7 días que permitan ajustes distintos para cada día y ajustes individuales de diez minutos o menos.

Coste aproximado: 105 € por interruptor.

¿Por qué?
Algunos cronotermostatos del tipo electromagnético antiguos no admiten ajustes variados (por ejemplo que se apaguen antes los viernes o sólo en jornadas parciales los fines de semana).

Algunos cronotermostatos electromagnéticos no tienen la suficiente precisión como para ser ajustados a menos de diez minutos.

¿Están sus tuberías de calefacción debidamente aisladas?
¿Qué hacer?
Aísle todas las tuberías (excepto si dan calor útil).

Coste aproximado: 9 € por metro de tubería de 25 mm.

¿Por qué?
Las pérdidas de calor en tuberías pueden reducirse hasta en un 70% aislándolas.
¿Si tiene edificios con espacios de doble altura, ¿ha comprobado la diferencia de temperatura entre el nivel del suelo y el del techo?
¿Qué hacer?
Si la diferencia de temperatura es excesiva (más de 5 º C) instale un ventilador de desestratificación equipado con un termostato que envíe el aire caliente a los niveles más bajos.

Coste aproximado: 150 €.

¿Por qué?
El aire caliente sube y se acumula en la parte alta donde no es necesario.

Las grandes diferencias de temperatura aumentan las pérdidas térmicas a través del techo.

¿Revisa periódicamente las calderas de gas o gasóleo?
¿Qué hacer?
Contrate un servicio periódico de mantenimiento. Las calderas y quemadores deben limpiarse correctamente por un técnico especializado.

Este servicio debe incluir una comprobación de la eficiencia de la combustión y de que la proporción de aire/combustible se ajusta adecuadamente.

Pida al contratista que maximice la eficiencia de la caldera y que presente por escrito los resultados del ensayo.

Coste aproximado: de 95 a 200 € por caldera.

¿Por qué?
La acumulación de los depósitos producidos por la combustión reduce la eficacia de la caldera.

Una combustión mal ajustada, en la proporción de aire/combustible, aumenta sin necesidad el consumo de combustible.

¿Ha instalado sistemas de control en los extractores de zona, tales como los servicios y cocinas?
¿Qué hacer?
Instale temporizadores de 7 días en todos los extractores que no necesitan trabajar durante la noche o los fines de semana. Coste aproximado: 110 €.

Instale medidores de humedad en los extractores que se usen para extraer aire húmedo. Coste aproximado: 115 €.

Conecte los extractores a los circuitos de iluminación controlados (p.e. en los servicios).

¿Por qué?
No es necesario el funcionamiento de los extractores cuando no está ocupado el recinto

Al extraer aire caliente del edificio, el sistema de calefacción tiene que trabajar más.

¿Están los ventiladores equipados con clapetas de cierre?
¿Qué hacer?
Instale clapetas de cierre, la mayoría de los modelos las tienen.

Coste aproximado: 110 €.

¿Por qué?
El aire frío del exterior puede entrar cuando los ventiladores no estén funcionando, lo que producirá una pérdida de aire caliente.
¿Ha comprobado si partes del edificio tienen normalmente una temperatura demasiado elevada?
¿Qué hacer?
Compruebe los niveles de calor en distintas partes del edificio y use esta información para equilibrar su sistema de calefacción. A vista de estos datos, posiblemente necesite instalar termostatos o sensores adicionales en zonas específicas.

Instale válvulas de equilibrado para garantizar los caudales en todas las tuberías.

¿Por qué?
La instalación puede no estar equilibrada hidráulicamente, existiendo zonas con menor caudal necesario.


Más información sobre eficiencia energética en el sector servicios.

< Sección anterior
Equipos y eficiencia en alumbrado exterior

Sección siguiente >
Calderas, generadores de vapor, hornos y secaderos