En el caso de la patente en Propiedad industrial

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: esbozo esbozo

Wikilibro: Propiedad industrial > Capítulo 18: Vicisitudes posteriores a la existencia del derecho de propiedad industrial

Sección 2

En el caso de la patente
En esta sección veremos la cotitularidad de las patentes así como la transmisión del derecho de la patente o de la solicitud, ya sea total (cesión) como parcial (licencia).

La cotitularidad de las patentes

La Ley regula, como en el caso de las marcas, el régimen de cotitularidad, tanto de la patente concedida como de su solicitud, en el sentido de que los condueños deberían acordar el régimen de esta propiedad común.

Con carácter imperativo, la Ley dispone que cualquiera de los partícipes o copropietarios podrá:

i) explotar la invención previa notificación a los demás cotitulares;

ii) realizar todos los actos necesarios para la conservación de la solicitud o de la patente; y

iii) ejercitar acciones civiles o criminales contra los que atenten a los derechos derivados de la solicitud o de la patente comunes notificándolo a los demás comuneros para que éstos puedan participar en la acción judicial.

Como se puede ver, cada uno de los condueños puede explotar la invención, lo que, a falta de pacto, se presenta como un escenario originador de conflictos.

En materia de concesión de licencia, la Ley también previene que la misma se otorgue conjuntamente por todos los partícipes. Si no se consigue esta unanimidad, se ha previsto que el Juez, por razones de equidad, podrá facultar a alguno de sus titulares para conceder la licencia de explotación de la invención a un tercero.

Para la cesión de las cuotas de participación en la titularidad de una patente a un extraño, la Ley concede un derecho de tanteo por dos meses y de retracto por un mes a favor de los otros cotitulares.

Una singularidad de la regulación de las patentes o de su solicitud consiste en que pueden ser objeto de expropiación por causa de utilidad pública o interés social, mediando la correspondiente indemnización. Son supuestos en los que el Estado puede declarar a través de Ley la expropiación para que la patente sea explotada libremente por cualquiera, es decir, se convierta su contenido en “de dominio público” o sea explotada directamente por el Estado quien pasará a ser el nuevo titular.


La cesión contractual de la patente o de su solicitud

Como en el caso del derecho de marca, la Ley previene la transmisión total (cesión) o parcial (licencia) de esta especialidad de propiedad industrial como decisión de su titular que así manifestará su voluntad de deshacerse total o parcialmente de su activo empresarial.

La Ley previene que estos actos de transmisión deberán constar por escrito para que sean válidos y se considera que tanto la patente como su solicitud son indivisibles, es decir, que no pueden transmitirse parcialmente aunque sí puede transmitirse de varios titulares a otros nuevos, también varios, titulares.

Como en toda transmisión, las obligaciones son las habituales, que coinciden con las que hemos señalado respecto del derecho de marca, con la particularidad de que el transmitente está obligado a poner a disposición del adquirente los conocimientos técnicos que posea y que resulten necesarios para explotar la invención.

En materia de responsabilidad, el transmitente de una patente que sea declarada nula, si no actúa de mala fe, no será responsable de esas consecuencias en la medida en que el contrato transmisivo se hubiera ejecutado con anterioridad a la declaración de nulidad. No obstante, por razones de equidad, la Ley permite que se pueda reclamar la restitución de las sumas pagadas en virtud del contrato transmisivo. Igualmente el transmitente será responsable solidariamente con el adquirente de las indemnizaciones a que hubiera lugar como consecuencia de los daños y perjuicios ocasionados a terceras personas por defectos en la invención objeto de la patente o su solicitud.

La cesión de las patentes o de su solicitud, para que surta efecto frente a terceros deberá inscribirse en el Registro de Patentes.

La OEPM tiene publicado un formulario en su página web para la inscripción de la cesión de la patente.

http://www.oepm.es/comun/documentos_relacionados/Formularios/3002.pdf

Una nota característica de algunos de los derechos de propiedad industrial es que no puede llevarse a cabo una cesión a futuro sobre derechos aún no originados. Bajo el derecho español ni los inventores ni los creadores pueden verse obligados por la eventual renuncia a sus derechos sobre invenciones u obras no existentes en el momento de aceptar la cesión en beneficio de terceros (art. 19.2 Ley de Patentes).

< Sección anterior
En el caso de la marca