En el caso de la patente en Propiedad industrial

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: esbozo esbozo

Wikilibro: Propiedad industrial > Capítulo 18: Vicisitudes posteriores a la existencia del derecho de propiedad industrial

Sección 2

En el caso de la patente
En esta sección veremos la cotitularidad de las patentes así como la transmisión del derecho de la patente o de la solicitud, ya sea total (cesión) como parcial (licencia).

La cotitularidad de las patentes

La Ley regula, como en el caso de las marcas, el régimen de cotitularidad, tanto de la patente concedida como de su solicitud, en el sentido de que los condueños deberían acordar el régimen de esta propiedad común.

Con carácter imperativo, la Ley dispone que cualquiera de los partícipes o copropietarios podrá:

i) explotar la invención previa notificación a los demás cotitulares;

ii) realizar todos los actos necesarios para la conservación de la solicitud o de la patente; y

iii) ejercitar acciones civiles o criminales contra los que atenten a los derechos derivados de la solicitud o de la patente comunes notificándolo a los demás comuneros para que éstos puedan participar en la acción judicial.

Como se puede ver, cada uno de los condueños puede explotar la invención, lo que, a falta de pacto, se presenta como un escenario originador de conflictos.

En materia de concesión de licencia, la Ley también previene que la misma se otorgue conjuntamente por todos los partícipes. Si no se consigue esta unanimidad, se ha previsto que el Juez, por razones de equidad, podrá facultar a alguno de sus titulares para conceder la licencia de explotación de la invención a un tercero.

Para la cesión de las cuotas de participación en la titularidad de una patente a un extraño, la Ley concede un derecho de tanteo por dos meses y de retracto por un mes a favor de los otros cotitulares.

Una singularidad de la regulación de las patentes o de su solicitud consiste en que pueden ser objeto de expropiación por causa de utilidad pública o interés social, mediando la correspondiente indemnización. Son supuestos en los que el Estado puede declarar a través de Ley la expropiación para que la patente sea explotada libremente por cualquiera, es decir, se convierta su contenido en “de dominio público” o sea explotada directamente por el Estado quien pasará a ser el nuevo titular.

< Sección anterior
En el caso de la marca