El balance de situación en Finanzas

De wiki EOI de documentación docente
Revisión del 23:30 28 feb 2012 de Juan Domínguez (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Finanzas > Capítulo 1: Contabilidad Financiera

Sección 3

El balance de situación
El balance situación refleja la situación patrimonial y financiera de la empresa, es decir, muestra una valoración en un momento del tiempo de los bienes (incluyendo la liquidez), sus derechos, sus deudas y obligaciones, así como su patrimonio neto.

Introducción

El balance es una descripción estática de las inversiones y los recursos de la empresa referida a un momento dado, el cierre del ejercicio. Por ello se suele afirmar que un balance es una “fotografía patrimonial de la empresa”. El balance de situación es por tanto una síntesis referida al cierre del ejercicio de las cuentas patrimoniales y financieras.

El balance de situación como expresión patrimonial de la empresa refleja todo lo que la empresa tiene, todo lo que debe, y también su patrimonio neto.

  • Todo lo que la empresa tiene es aquello a lo que ha destinado los fondos o recursos de los que dispone, es decir, sus bienes y derechos.
  • Todo aquello que la empresa debe es el origen de esos fondos o recursos, es decir, sus deudas y obligaciones con terceros.
  • El patrimonio neto es un concepto utilizado mucho en la contabilidad. Se entiende por patrimonio neto de una empresa al capital aportado por los socios de la empresa y las reservas acumuladas hasta la fecha. El patrimonio neto contable de los socios de la empresa también puede definirse como la parte residual de los activos de la empresa (bienes y derechos) una vez deducidos todos sus pasivos con terceros (deudas y obligaciones).

Tanto la financiación que la empresa necesita, como las inversiones que debe acometer para poder realizar su proceso productivo, pueden ser de distintos tipos. Tendremos, por tanto, diversos tipos de financiación que se agruparán en distintos tipos de pasivo, y distintos tipos de inversión que se reflejarán en distintos tipos de activo.

Esquema resumen de un balance de situación:

Cf31 balance.jpg


Financiación propia

El patrimonio neto o financiación propia también llamado recursos propios, incluye todas aquellas financiaciones aportadas por los socios de la empresa y también los distintos conceptos que constituyen las reservas o autofinanciación. En concreto los fondos propios se suelen dividir en:

  • El capital desembolsado por los accionistas,
  • Los distintos tipos de reservas que la empresa haya constituido (las reservas son beneficios retenidos),
  • Los resultados del ejercicio.

El patrimonio neto se ha definido como la parte residual de los activos de la empresa una vez deducidos todos sus pasivos por obligaciones con terceros. Al ser resultado de una diferencia, el patrimonio neto puede presentar uno de los siguientes resultados:

  • El patrimonio neto es positivo, es decir, el total de los elementos que componen el activo es superior al de los del pasivo con terceros. Esta es la situación normal en una empresa.
  • El patrimonio neto es negativo, o lo que es igual, el conjunto de los elementos del activo es inferior al de los del pasivo con terceros. En esta situación se puede decri que la empresa está en quibra técnica, ya que sus activos serían insuficientes para cubrir las obligaciones con terceros.
  • El patrimonio neto es nulo, es decir, el conjunto de los elementos del activo es igual al de los del pasivo.

Si durante dos periodos consecutivos no se ampliado o reducido capital ni se han repartido dividendos, la comparación del patrimonio neto obtenido en un ejercicio con el alcanzado en el inmediatamente anterior nos señalará si la empresa ha obtenido beneficios o pérdidas.

Los movimientos en las diferentes partidas que componen los fondos propios son importantes de entender y analizar por lo que existe un estado financiero que está focalizado en dar luz a estas variaciones producidas en el ejercicio. Este estado es conocido como estado de cambios en el patrimonio neto.


Financiación ajena

La financiación ajena a largo plazo o permanente, también llamado exigible a largo plazo, incluye todas aquellas financiaciones ajenas o de terceros con un vencimiento superior a 12 meses:

  • Los créditos y deuda bancaria a largo plazo (con vencimiento superior al año).
  • Instrumentos de financiación emitidos por la empresa como bonos.

La financiación ajena a corto plazo o pasivo corriente, también llamada pasivo circulante de la empresa o exigible a corto plazo, incluye toda financiación ajena o de terceros con un vencimiento inferior a los 12 meses. También incluye la parte de financiación a largo plazo que tiene un vencimiento a corto plazo. Las partidas de financiación ajena a corto plazo más comunes son:

  • Las cuentas a pagar a proveedores.
  • Los créditos y deudas bancarias a corto plazo (con vencimiento inferior al año).
  • Instrumentos de financiación emitidos por la empresa como pagarés.
  • La parte que vence a corto plazo de las deudas a largo plazo.
  • Las deudas con la Hacienda Pública.
  • Las deudas con empleados.
  • Los anticipos recibidos de clientes.
  • Los ajustes por periodificación de ingresos.
  • Etc.


Inversión

Los tipos de inversión que la empresa puede realizar son (tipos de activo):

El activo no corriente de la empresa, también llamado activo fijo, y que incluye todos los elementos del patrimonio de la empresa destinados a servir de forma duradera en la actividad de la misma.

  • El inmovilizado material, compuesto por los bienes inmuebles, la maquinaria, los elementos de transporte, etc.
  • El inmovilizado intangible o inmaterial, compuesto por los derechos de propiedad intelectual (como patentes y marcas), los fondos de comercio, etc.
  • El inmovilizado financiero, compuesto por las inversiones financieras permanentes realizadas por la empresa.

Aquellos activos no corrientes que sean amortizables, es decir, que la contabilidad genere un flujo contable de gasto por su uso o desgaste, incorporarán junto al valor del activo y, ajustando a la baja su valor, su correspondiente amortización acumulada.

El activo corriente de la empresa, también llamado activo circulante, y que incluye todos los elementos del patrimonio que la empresa espera vender, consumir o realizar durante su ciclo de explotación (ciclo que con carácter general no excederá de un año).

  • Las existencias, incluye las materias primas, los productos semiterminados o los productos finales en almacén.
  • Las cuentas a cobrar a clientes, también llamado realizable.
  • Otros deudores: empleados, Hacienda Pública, etc.
  • Los anticipos a proveedores.
  • Los ajustes por periodificación de gastos.
  • La tesorería, que también se suele llamar disponible y que se suele subdividir en:
  • El dinero en la caja de la empresa
  • El dinero en cuentas bancarias
  • Las inversiones financieras temporales


Fondo de Maniobra

El fondo de maniobra, también conocido como capital corriente o capital circulante, expresa la parte del activo corriente que está financiada con recursos permanentes. El fondo de maniobra se calcula por diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente. También puede calcularse restando el activo fijo a los recursos permanentes (recursos propios más el exigible a largo).

El fondo de maniobra tiene gran importancia al analizar un balance de situación de la empresa ya que es un indicador en valor absoluto de su nivel de liquidez. El pasivo corriente representa la deuda con vencimiento a corto plazo, y el activo corriente engloba las inversiones a corto plazo con capacidad para hacer frente a esa deuda.

-

< Sección anterior
Los estados financieros

Sección siguiente >
La cuenta de resultados