El Plan de Organización y RRHH en Proyectos de negocio

De wiki EOI de documentación docente
Revisión del 18:39 21 mar 2012 de EOIwikiAdmin (Discusión | contribuciones) (Página creada con «{{Sección |Título=El Plan de Organización y RRHH |Libro=Proyectos de negocio |Capítulo=RRHH y Entorno Laboral |Número sección=8 |Introducción=El éxito de un proyect...»)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Proyectos de negocio > Capítulo 6: RRHH y Entorno Laboral

Sección 8

El Plan de Organización y RRHH
El éxito de un proyecto empresarial puede depender, tanto de la correcta gestión de sus partícipes ejecutivos, como del “buen hacer” del personal que conforman cada una de las áreas de la empresa.

No todo promotor-socio (el jefe) es un buen gestor, de hecho hay muchos ejemplos de que por muy brillantes y talentosos que sean han fracasado debido a la falta de conjunción entre dichas tareas, la de promotor y la de gestor. Ocurre con frecuencia que algunos socios-promotores sean excelentes técnicos o comerciales, y no se den cuenta del resto de carencias gerenciales e ignoren la importancia de incorporar profesionales con un perfil diferente que las cubran (por ejemplo, directivos con perfil de gestor).

La importancia de crear un equipo humano profesionalizado – desde el promotor-socio a los empleados -, que trabajen motivado para sacar adelante un proyecto empresarial, es fundamental. Y para crear este equipo se precisa diseñar un Plan de Organización y RRHH, en el que queden esclarecidas cuestiones como las siguientes:

12c Plan Formación.jpg


12d Plan Formación.jpg


122 Plan Formación.jpg

La complejidad del Plan de RRHH dependerá tanto del tamaño de la empresa como de su especialización o de la diversidad de especializaciones. Debe tenerse en cuenta que la pequeña empresa suele funcionar basándose en esquemas informales y ello no significa falta de profesionalidad, sino que hasta que la estructura no ha alcanzado unos determinados límites de complejidad, no son necesarios instrumentos formales como un organigrama o una descripción y valoración de puestos.

En algunos planes de empresa de proyectos se intenta dar una impresión de seriedad acompañando elaborados organigramas y descripciones de puestos, cuando la realidad de muchas pymes exige procesos diferenciados pero puestos bastante homogéneos, donde casi todos los miembros de la plantilla colaboran en casi todas las tareas. El grado de desarrollo de este apartado debe ser el adecuado; hacerlo innecesariamente complejo muestra la falta de experiencia de los promotores y hacerlo demasiado simple es muestra de descuido.

< Sección anterior
La Formación