Cartera de tecnologías en Competitividad

De wiki EOI de documentación docente
Revisión del 12:08 2 abr 2012 de EOIwikiAdmin (Discusión | contribuciones) (Página creada con «{{Sección |Título=Cartera de tecnologías |Libro=Competitividad |Capítulo=Herramientas de gestión de la innovación |Número sección=5 |Introducción='''La cartera de ...»)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Competitividad > Capítulo 2: Herramientas de gestión de la innovación

Sección 5

Cartera de tecnologías
La cartera de tecnologías como instrumento estratégico

El término de cartera de tecnologías se refiere a una herramienta de dimensionamiento estratégico de la empresa que empezó a utilizarse a finales de los años sesenta. En general, la idea que subyace en el concepto de cartera es conseguir un razonable equilibrio de las actividades que componen el negocio de la empresa a la luz de riesgos, los esfuerzos y recursos que exigen cada una de las actividades que se tienen y los beneficios que reportan. Lo que la empresa busca en este concepto es un compromiso adecuado entre riesgo y beneficio, entre estabilidad y crecimiento. Estos cuatro elementos son consustanciales con el proceso de innovación. De un lado, porque la innovación promete, en general, un alto beneficio, pero es una iniciativa de riesgo. De otro, porque es la base del crecimiento, pero también lo puede ser y de hecho lo es, del cambio y de la inestabilidad.

Cualquier iniciativa de innovación de la empresa debe apoyarse en la base de conocimiento y tecnología que ésta posee, de ahí que, previo a la definición de proyectos de I+D, conviene echar un vistazo a la cartera de tecnologías que se poseen. Realmente la cartera de tecnologías es una representación de todas las tecnologías de la empresa, caracterizadas en función de las variables de madurez, valor competitivo y posicionamiento tecnológico incluyendo criterios y parámetros que se prevén como esenciales en los desarrollos futuros gracias a la disponibilidad de dichas tecnologías.

Una vez inventariadas y evaluadas las tecnologías de que dispone la organización así como de aquéllas que le son accesibles, conviene seleccionarlas e integrarlas debidamente, para ello una herramienta que se manifiesta como especialmente adecuado es el denominado “Cartera Tecnológica”.

La cartera de tecnologías es una aplicación del concepto de cartera de negocio que comenzó a utilizarse como herramienta de dimensionamiento estratégico de la organización a finales de los años sesenta. La idea que subyace en el concepto de cartera tecnológica es conseguir un razonable equilibrio de las actividades que componen el negocio a la luz de riesgos, los esfuerzos y recursos que exigen cada una de las actividades que se tienen y los beneficios que reportan. Lo que se busca en este concepto es un compromiso adecuado entre riesgo y beneficio, entre estabilidad y crecimiento.

25 Cartera tecnologías.jpg


La confección de la cartera tecnológica se apoya en una descripción de cada una de ellas obtenida en la función de inventariar y de valuar. Una estructuración gráfica de éstas en función de su grado de madurez, se constituye asimismo en un instrumento básico para fijar los problemas y oportunidades que presenta el disponer y/o acceder a determinadas tecnologías.

La cartera de tecnologías así representada se convierte en un instrumento especialmente útil a la hora de fijar la política de I+D y de definir los correspondientes objetivos básicos a alcanzar. La representación gráfica da una idea clara sobre la cobertura del conjunto que tiene o desea tener, siempre desde el punto de vista de la madurez e impacto competitivo que aportan las tecnologías en cuestión.

Cartera de tecnologías típica

Típicamente la representación gráfica que se obtiene al analizar la cartera actual de tecnologías, es la de la Figura, donde se representa como área sombreada aquella que es cubierta por la tecnología en cuestión. Cabe recordar aquí que las tecnologías base están al alcance de todos los competidores, mientras que las tecnologías clave suelen estar sólo a disposición de los líderes del mercado.

La política de I+D en una estrategia basada en tecnología, actuará de forma tal que tienda a variar la representación gráfica hacia una que sea considerada como ideal y que típicamente puede ser la representada por la siguiente Figura.


Cartera de tecnologías ideal

En esta cartera ideal se busca un "mix" adecuado entre tecnologías en estado emergente, estable y en declive, de forma que posibilite un posicionamiento "inteligente" entre diferenciación y tecnologías base.


25b Cartera tecnologías.jpg

< Sección anterior
Matriz tridimensional de análisis tecnológico