Tecnologías de Generación Renovables en Energías renovables y eficiencia energética

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Energías renovables y eficiencia energética > Capítulo 2: Energías limpias

Sección 2

Tecnologías de Generación Renovables
Hacer una enumeración de todas las tecnologías renovables requiere definir y delimitar el propio concepto de Energías Renovables.

Según el ámbito de aplicación, actuación, organismo o normativa concreta nos podemos encontrar distintas definiciones. A veces se utiliza terminología distinta pero con el mismo significado aproximado: “energías alternativas”, “energías limpias”, “energías verdes” o “energías sustitutivas” son algunos ejemplos. En cualquier caso es importante señalar que resulta más sencillo hacer una delimitación negativa del concepto de Energías Renovables respecto a las tecnologías convencionales que hacer una delimitación positiva, donde debido a los avances técnicos se podrán ir incorporando nuevas formas de generación que hoy día no contemplemos o no recoja la normativa de un determinado país.

Aunque hasta ahora se ha tratado de definir las Energías Renovables de forma general (tanto para calor como electricidad) y que en la parte segunda de este documento se tratarán las tecnologías relacionadas con la eficiencia y el ahorro energético, esta primera parte se limitará a definir las tecnologías renovables sólo para generación eléctrica y conexión a red, tratándose posteriormente tanto los sistemas aislados no conectados a red como el resto de tecnologías para aprovechamientos térmicos.

En España las tecnologías de generación renovables vienen recogidas en el artículo 2 del Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo, dentro del denominado Régimen Especial, junto a las tecnologías de cogeneración (Categoría A) y valorización energética de residuos (Categoría C). La categoría B queda definida como aquellas “instalaciones que utilicen como energía primaria alguna de las energías renovables […]” clasificando en 8 grupos y distintos subgrupos cada una de ellas:

Categoría B
  • Grupo B.1.- Energías Solar
  • B.1.1.- Fotovoltaica
  • B.1.2.- Termoeléctrica
  • Grupo B.2.- Energía Eólica
  • B.2.1.- Ubicadas en tierra (On-Shore)
  • B.2.2.- Ubicadas en el mar (Off-Shore)
  • Grupo B.3.- Geotermia, olas, mareas, rocas calientes y secas, oceanotérmica y corrientes marinas.
  • Grupo B.4.- Hidroeléctrica (<10MW)
  • Grupo B.5.- Hidroeléctrica (<50MW)
  • Grupo B.6.- Biomasa I
  • B.6.1.- Cultivos Energéticos
  • B.6.2.- Residuos Agrícolas
  • B.6.3.- Residuos Forestales
  • Grupo B.7.- Biomasa II
  • B.7.1.- Biogás de vertederos
  • B.7.2.- Biogás generado en digestores
  • B.7.3.- Estiércoles
  • Grupo B.8.- Biomasa III
  • B.8.1.- De instalaciones industriales sector agrícola
  • B.8.2.- De instalaciones industriales sector forestal
  • B.8.3.- Licores negros de la industria papelera

El grupo A (cogeneración) está formado por 2 grupos, el primero de ellos con 4 subgrupos según el combustible utilizado (gas natural, gasóleo, biomasa y otros) y el grupo C (residuos) formado por 4 grupos. Hay que tener en cuenta que las tres categorías de este Real Decreto son para generación de electricidad para su venta a red. Los usos exclusivos para autoconsumo (sistemas aislados) quedan al margen de este Real Decreto. Algunas tecnologías de generación eléctrica como la cogeneración, la solar fotovoltaica y biomasa para autoconsumo serán tratadas en la parte de eficiencia energética, junto a las tecnologías de producción de calor o ahorros térmico.

Entre los derechos reconocidos a los productores del Régimen Especial (Renovables pero también Cogeneración y Residuos) se encuentra la prioridad de acceso a las redes de transporte y distribución, siempre que se respete el mantenimiento de la fiabilidad y seguridad de las redes, y el derecho a incorporar su producción de energía al sistema percibiendo por ello la retribución que corresponda (Ley 54/1997). En este último caso según se desarrolla en el Real Decreto 661/2007, se tendrá prioridad para la evacuación de la energía producida frente a los generadores del régimen ordinario, con particular preferencia para aquellas no gestionables, es decir, la solar, eólica, geotérmica, mareomotriz, olas, rocas calientes y secas, oceanotérmica y corrientes marinas.

Con respecto a este último punto y teniendo en cuenta la gran repercusión que tiene la retribución a las energías renovables, es importante destacar la prioridad de evacuación de los productores del Régimen Especial como factor clave en este negocio. Al margen de que una gran mayoría de instalaciones elige el mecanismo de retribución de tarifa regulada frente al de “mercado más prima” (art.24.1 RD 661/2007), la prioridad de evacuación es un factor clave para aquellos productores que están acudiendo al mercado de electricidad (también llamado pool) para vender su energía. Además la fuerte reducción de costes de algunas tecnologías, especialmente la fotovoltaica, está llevando a algunos promotores a anunciar proyectos de potencias muy superiores a los 50 MW, lo que implicaría salir del Régimen Especial y acudir al mercado sin ningún tipo de prioridad ni retribución adicional en forma de primas. La viabilidad económica de este tipo de proyectos no está todavía demostrada (al menos fuera del Régimen Especial), si bien es cierto, como se verá en puntos posteriores, que ante la previsible subida de precios de la electricidad a medio y largo plazo (a corto plazo el reconocimiento del llamado déficit de tarifa “distorsiona” el mercado) las opciones de autoconsumo u otras formulas más innovadoras puedan ser bastante atractivas.

El RD 661/2007 define como generación no gestionable aquella cuya fuente primaria no es controlable ni almacenable y cuyas plantas de producción asociadas carecen de la posibilidad de realizar un control de la producción siguiendo instrucciones del operador del sistemas sin incurrir en un vertido de energía primaria, o bien la firmeza de la provisión de producción futura no es suficiente para que pueda considerarse como programa.

Por otro lado, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía atendiendo al tipo de energías renovable, las tecnologías renovables ha clasificado en (11 sectores y 22 sistemas):


10b Especificaciones técnicas.jpg

Contenido

Energía Solar Fotovoltaica

La tecnología solar fotovoltaica consiste en la capacidad que tienen algunos materiales de generar electricidad al incidir sobre ellos la radiación solar. El principal material utilizado en la industria fotovoltaica es el silicio, elemento más abundante sobre la tierra después del oxigeno. Durante los últimos años ha crecido el número de fabricantes que utilizan otros materiales semiconductores.

11b DOE NREL.jpg

Fuente: costesía de DOE / NREL http://www.nrel.gov/

El silicio se procesa a nivel industrial para formar la unidad mínima de generación eléctrica, la célula solar. Esta a su vez se interconecta con otras células para formar el módulo fotovoltaico, que sería el equipo principal o generador de un sistema fotovoltaico. Los módulos y células pueden adquirir diversas formas, tamaños e incluso colores variados para adaptarse a las necesidades o requerimiento de cada sistema en concreto.

Una primera gran clasificación de este tipo de sistemas se hace entre los que se encuentran conectados a red pública (son los que han tenido un enorme desarrollo durante los últimos años) y los sistemas aislados (en zonas donde existen dificultades de que llegue la red eléctrica convencional). Otra posible clasificación de este tipo de sistemas se podría hacer en función de su emplazamiento, diferenciando entre instalaciones en suelo y edificación. En este último caso, a su vez podemos diferenciar entre localizaciones sobre techo/cubiertas (residencial o industrial), integrados (fachadas, lamas, etc.) y otro tipo de emplazamientos (parking, elementos singulares, etc.).

12 Instalaciones fotovoltaicas.jpg

Fuente: Manual Instalaciones Fotovoltaicas. CEDT. Junta de Andalucía

También se pueden hacer clasificaciones en función de la tecnología de célula utilizada (policritalino, monocristalino, capa delgada, amorfo, etc.), por la estructura del propio módulo (con marco, sin marco, cristal-cristal,) e incluso por la potencia de los sistemas (habitual en los sistemas tarifarios, pequeños entre 5-20 KWp, medianos hasta 100 kWp y grandes cuando son plantas multimegavatios).

13 Tipo de célula.jpg Fuente: Solarpraxis

Un argumento muy utilizado por los defensores de esta tecnología es el hecho de que diariamente el Sol emite sobre la Tierra suficiente energía como para cubrir todas nuestra necesidades. Una representación gráfica elaborada por la consultora SOLARPRAXIS ayuda a imaginar la superficie teórica necesaria para cubrir la demanda de electricidad mundial.

14 Demanda eléctrica.jpg

Se puede decir que tanto por su modularidad como por su sencillez la tecnología renovable más “cercana” del Régimen Especial es la solar fotovoltaica, siendo posible instalar sistemas tanto del orden de kilovatios (nivel residencial e industrial) como macroplantas multimegavatios. Otra ventaja nada despreciable es el corto camino que tiene que recorrer la electricidad generada hasta su punto de consumo evitando pérdidas en su transporte y las posibilidades de integración arquitectónica en zonas urbanas. Empresas como BMW, Audi, Google, Zara, Sony, Telefónica, Ikea y un largo etcétera han incorporados en sus instalaciones corporativas este tipo de sistemas.

15 Parking Google.jpg

Detalle Parking Fotovoltaico Oficinas Centrales Google

Criticada por ser una tecnología “cara”, la industria fotovoltaica está realizando un enorme esfuerzo por la reducción de costes de forma gradual según la curva de experiencia y potencia instalada. Especialmente durante los últimos 3 años la reducción ha sido bastante espectacular. En el año 2008 un sistema completo podía tener un precio aproximado de 6 EUR/Wp, mientras que hoy se puede instalar el mismo sistema por debajo de los 3 EUR/Wp. En Alemania, principal mercado mundial con una industria y profesionales muy especializados, el coste actualmente puede estar en torno a los 2.5 EUR/Wp, lo que la convierte en una opción bastante competitiva si comparamos la factura total que paga un consumidor final de electricidad y contemplamos las opciones de autoconsumo (todavía hoy no posible en España).

:::::::16 Estructura de costes.jpg

Estructura de costes de un sistema fv

16b Estructura de costes.jpg Fuente: Solarpraxis

Otro aspecto muy importante de los sistemas fotovoltaicos son las enormes posibilidades de integración en el entorno urbano. Los edificios dotados de sistemas fotovoltaicos permiten en un mismo emplazamiento generar y consumir energía eléctrica, sin pérdidas de transporte y dando una utilidad adicional a cubiertas y fachadas en una cuestión fundamental como es la generación energética de forma sostenible.

Edificio bioclimático dotado de sistema fv de 2 MWp

17 Edificio bioclimático.jpg

Fuente: Cortesía de Abakus Solar AG http://www.abakus-solar.com

Fachada fotovoltaica tienda Zara en Colonia (Alemania)

18 Fachada fotovoltaica.jpg

Fuente: SOLON AG http://www.solon.com

El PANER contempla que la contribución de la fotovoltaica al cumplimiento de los objetivos vinculantes para 2020 (Directiva 2009/28/CE) será de un 10% aproximadamente (14.316 GWh), lo que supondrá tener instalados 8.367 MW. Teniendo en cuenta la potencia instalada actual supone añadir al sistema unos 4.346 MW de esta tecnología, es decir, unos 500 MW por año. Para muchos insuficientes teniendo en cuenta que un país como Alemania ha instalado sólo durante el año 2010 casi la misma potencia que queremos tener instalada para 2020. Además hay que tener en cuenta que a fecha de hoy España posee una industria nacional con capacidad para suministrar más de 1.000 MW de módulos fotovoltaicos.

Según EPIA , la energía fotovoltaica va por el camino de contribuir en una parte muy importante del futuro Mix eléctrico. El mercado global ha alcanzado en 2010 una potencia de 40.000 MW (16.600 instalados durante 2010 y 7.200 durante 2009) y se espera que pueda alcanzar los 200 GW (200.000 MW) para el año 2015, demostrándose las enormes expectativas puestas en esta tecnología.

19 Mercados fotovoltaicos.jpg

Las estimaciones mundiales de EPIA para cada uno de los países son las siguientes:

Esquema de funcionamiento planta solar de gran potencia:

20 Central fotovoltaica.jpg


Para más información se recomienda:


Energía Termoeléctrica

Esta tecnología, también llamada CSP por sus iniciales en inglés (Concentrating Solar Power), consiste en generar electricidad aprovechando la radiación solar mediante un proceso de dos etapas, convirtiéndola primero en calor y luego en electricidad por medio de ciclos termodinámico convencionales.

Mediante una serie de espejos de grandes dimensiones se concentra la radiación solar en zonas concretas, un fluido alcanza altas temperaturas capaz de generar vapor de agua y que conducido a una turbina, como en cualquier otra central térmica convencional, permite generar electricidad. Una ventaja muy importante de este tipo de instalaciones es su gestionabilidad que gracias tanto a sistemas de acumulación como de hibridación con energías fósiles permiten cierto grado de independencia temporal respecto al recurso solar.

A diferencia de la tecnología solar fotovoltaica que también aprovecha la radiación difusa, estos sistemas sólo permiten el aprovechamiento de la radiación solar directa, siendo necesaria su localización en zonas climáticas donde sea abundante este tipo de radiación. En este sentido, España está ejerciendo un liderazgo mundial tanto en el desarrollo y ejecución de proyectos (potencia instalada) generando un fuerte sector industrial paralelo a este crecimiento (capacidad tecnológica).

Existen distintas tecnologías de generación termosolar en distintos grados de desarrollo tecnológico-comercial, destacando:

21 Concentrador cilindro parabólico.jpg
Fuente: cortesía de DOE/NREL http://www.nrel.gov/

Ventajas: Es la tecnología termosolar más avanzada comercialmente y de la que se disponen mayor cantidad de datos históricos (generación, eficiencias, costes de inversión y operación), tamaño modulable, buena relación de uso de superficie, capacidad de almacenamiento y probada hibridación con otras fuentes de energía.

Desventajas: Los fluidos utilizados sólo permiten alcanzar temperaturas medias (400ºC) y eficiencias más reducidas.

22 Receptor central o central de torre.jpg
Fuente: cortesía de DOE/NREL http://www.nrel.gov/

Ventajas: Buenos ratios de eficiencia y potencial de conversión a altas temperaturas (1.000 ºC), acumulación a altas temperaturas, posibilidad de hibridación, mejor sistema de refrigeración que la tecnología parabólica y lineal y supone la mejor opción para superficie no planas.

Desventajas: Rendimiento, costes de inversión y operación deben ser probados a una mayor escala comercial.

23 Disco parabólico o Sterling.jpg
Fuente: cortesía de DOE/NREL http://www.nrel.gov/

Ventajas: Altos ratios de eficiencia por encima del 30%, modulable, en grandes plantas sistema de acumulación más efectivo, experiencia en operación a través de primeras plantas de demostración, sencilla fabricación y posibilidad de producción en masa, no necesita agua para su refrigeración.

Desventajas: No existen grandes plantas a nivel comercial de referencia, los costes de fabricación en grandes volúmenes son todavía estimaciones, baja disponibilidad por su dependencia del recurso solar lo que dificulta su integración con la red, hibridación todavía en fase de desarrollo.

24 Concentrador lineal de Fresnel.jpg
Fuente: Novatec Solar http://www.novatecsolar.com/

Ventajas: Fácil disponibilidad, los espejos planos pueden ser adquiridos de forma sencilla y ajustarlos en el propio emplazamiento con costes de fabricación más reducidos, hibridación posible

Desventajas: Reciente entrada de empresas en este mercado con pequeños proyectos en operación

25 Representación central tipo Fresnel.jpg
Fuente: Novatec Solar http://www.novatecsolar.com/
Costes de Inversión de las distintas tecnologías:

Respecto a los costes de inversión la información es muy variada dependiendo de la fuente de donde proceda. Además hay que señalar que la diversidad de tecnologías y características particulares de cada uno de los proyectos dificulta ofrecer cifras concretas.

Según el Laboratorio Americano de Energías Renovables el coste medio se puede situar en torno a los 4 $/W instalado. Un desglose de costes tomando como referencia la tecnología cilindro-parabólica quedaría reflejado en el gráfico siguiente:

26 Desglose de costes.jpg

En la propia web de IDAE nos encontramos un resumen de costes donde se puede ver, entre otros aspectos, los costes de inversión por cada una de las distintas tecnologías, variando en el caso de la cilindro-parabólica entre 2.5 EUR/W y 3.7 EUR/W, entre 2.3 EUR/W y 4.0 EUR/W para la tecnología de torre y entre 1.2 y 11,7 para la tecnología de discos Sterling.

Con respecto a costes, otra excelente fuente de información para obtener datos actualizados relativos a costes de inversión de estas tecnologías es acudir a las propias empresas que desarrollan este tipo de proyectos. La empresa Solar Millennium, actor principal en desarrollo de proyectos termosolares, ofrece a través de su web la participación en dos fondos de inversión de proyectos desarrollados en España : Andasol 3 (Andalucía) e Ibersol (Extremadura). En este segundo caso, como se puede comprobar en el folleto de emisión de derechos de disfrute, los costes de inversión de esta central solar de 50 MW se cifran en 330.411.095 EUR, es decir, 6,6 EUR/W. Cifra a la que hay que añadir más de 39 millones de euros de gastos de desarrollo, conexión, etc. Que situaría los costes totales en 7,4 EUR/W, cifra que duplicaría las estimaciones vistas anteriormente.

Esquema de funcionamiento de central termoeléctrica (tipo torre)
27 Central solar térmica.jpg
Fuente: UNESA http://www.unesa.es/

Para conocer en detalle las centrales termosolares en España de cada una de las tecnologías se recomienda visitar la web de la Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica (Protermosolar): http://www.protermosolar.com/boletines/34/mapa.html

Para información más detallada sobre esta tecnología se recomienda consultar:

  • Asociación Española de la Industria Termoeléctrica (PROTERMOSOLAR):
http://www.protermosolar.com/
  • Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE)
http://www.idae.es/index.php/mod.pags/mem.detalle/id.30/relmenu.46
  • Asociación Europea Electricidad Solar Térmica (ESTELA):
http://www.estelasolar.eu/
  • Laboratorio Americano de Energías Renovables (NREL):
http://www.nrel.gov/csp/
  • Departamento Americano de Energía (DOE):
http://www1.eere.energy.gov/ba/pba/tech_characterizations.html


Energía Eólica

Son todas aquellas instalaciones que utilizan como energía primaria el viento para generar electricidad. Como la mayoría de las energías renovables, esta fuente de energía tiene su origen en el Sol. Debido a múltiples factores, la Tierra absorbe de manera desigual la radiación solar provocando masas de aires a diferentes temperaturas y, por tanto, presiones, provocando el desplazamiento de masas de aire desde las zonas de alta hacia las de baja presión.

28 Energía eólica.jpg
Fuente: cortesía de DOE/NREL http://www.nrel.gov/

En nuestro país la potencia eólica instalada hace 10 años era de 2.358 MW , alcanzando el pasado año 2010 los 20.676 MW. Esto ha supuesto que 16,4% de la demanda eléctrica haya sido cubierta con esta fuente de energía renovable, consolidándose como la tercera tecnología de nuestro sistema eléctrico por detrás de las centrales de ciclo combinado y de las nucleares.

A la importancia de estos datos hay que añadir la contribución que supone la reducción de las importaciones de fuentes fósiles (reduciendo nuestra enorme dependencia exterior de este tipo de energías), la reducción de emisiones contaminantes para poder contribuir a la mejora de nuestro medioambiente (y cumplir los compromisos internacionales adquiridos en este tema) y la consolidación de una industria que hoy día ocupa un fuerte liderazgo a nivel mundial.

A nivel mundial la potencia instalada hasta el año 2010 ha sido de 194.390 MW (35.803 MW incorporados en este año) representando nuestro país en torno al 10%. En función de su localización, nuestro ordenamiento jurídico diferencia entre instalaciones ubicadas en suelo y las ubicadas en el mar (off-shore). En este último caso, existen planes para su desarrollo pero todavía no parques en operación a nivel comercial. Sus mayores costes de inversión y mantenimiento, restricciones medioambientales, autorizaciones administrativas y sobre todo el rechazo de municipios, cofradía de pescadores y ciudadanos está dificultando su implantación en España. Países como Alemania y Dinamarca han tomado el liderazgo de este tipo de instalaciones en el mar.

La industria sectorial lucha desde hace años porque la energía minieólica tenga un tratamiento diferenciado que permita su desarrollo, como se recoge actualmente en el borrador del Plan de Acción Nacional de Energías Renovables (PANER) 2010-2020 . Existen buenas expectativas de negocio para este nicho de mercado que deberá mejorar la comercialización y asesoramiento a clientes particulares ajenos al negocio energético.

La tecnología eólica es la que se encuentra más madura de entre las renovables, reflejándose tanto en sus costes, integración en el sistema eléctrico como en la profesionalidad del sector. Aunque la fotovoltaica supera en número de empresas al sector eólico, el mayor tamaño de estas empresas (muchas de ellas grandes operadores eléctricos tradicionales) está generando un mayor volumen de empleo (300.000 en todo el mundo y 350.000 en España, frente a 26.449 de la fotovoltaica o 10.349 de la biomasa ). Las razones de esta mayor profesionalización la podemos encontrar en la experiencia acumulada durante más años de desarrollo, el gran volumen de negocio que está generando y la mayor complejidad de su fase de promoción, tanto en número de licencias, estudios de evaluación y costes de desarrollo.

Los costes de inversión de un parque de tamaño medio se sitúan aproximadamente en 1.200 EUR/kW (1.2 millones de euros por megavatio) de donde un 75% corresponde al equipo principal o aerogenerador. El resto de costes se distribuye entre gastos de desarrollo o promoción (5%), obra civil (8%), infraestructura eléctrica (6%) e interconexión (6%). En el caso de la minieólica la situación de costes es bastante distinta con precios que pueden alcanzar hasta los 8.000 EUR/kW

El IDAE a través de su web (http://www.idae.es/) ha puesto a disposición de cualquier ciudadano un atlas eólico (http://atlaseolico.idae.es/) que permite identificar y realizar evaluaciones iniciales del recurso eólico en cualquier parte del territorio nacional. Es una herramienta muy útil que permite realizar evaluaciones previas evitando pérdida de tiempo y costes innecesarios en proyectos con emplazamientos inviables por falta de recurso.

Imagen principal del aplicativo:

29 IDAE.jpg

Desde la misma web de IDAE es posible descargarse el Manual de Usuario y otra información de interés, entre las que destaca los mapas de vientos (velocidad y densidad a diferentes alturas), espacios naturales protegidos y zonificación para parques eólicos marinos.

30 Mapa eólico de España.jpg

Esquema de funcionamiento de parque eólico:

31 Central eólica.jpg
Fuente: UNESA http://www.unesa.es/


Biomasa

Se entiende por biomasa “la fracción biodegradable de los productos, desechos y residuos de origen biológico procedentes de actividades agrarias (incluidas las sustancias de origen vegetal y de origen animal), de la silvicultura y de las industrias conexas, incluidas la pesca y la acuicultura, así como la fracción biodegradable de los residuos industriales y municipales”

La generación de electricidad mediante biomasa queda regulada en el Real Decreto 661/2007 a través de tres grupos (6-7-8) y nueve subgrupos, según la procedencia del recurso. Aunque es un sector muy heterogéneo, en términos generales es habitual que diferencie el biogás (Grupo 7) del resto de biomasa (Grupo 6-8) para hacer valoraciones del sector.

  • Grupo B.6.- Biomasa I
  • B.6.1.- Cultivos Energéticos
  • B.6.2.- Residuos Agrícolas
  • B.6.3.- Residuos Forestales
  • Grupo B.7.- Biomasa II
  • B.7.1.- Biogás de vertederos
  • B.7.2.- Biogás generado en digestores
  • B.7.3.- Estiércoles
  • Grupo B.8.- Biomasa III
  • B.8.1.- De instalaciones industriales sector agrícola
  • B.8.2.- De instalaciones industriales sector forestal
  • B.8.3.- Licores negros de la industria papelera

Tanto para fines térmicos como eléctricos, existen depositadas grandes expectativas en esta fuente de energía. Una ventaja muy importante de la biomasa es su alta disponibilidad (7.500 y 8.000 horas al año) pudiendo aportar una estabilidad al sistema eléctrico que otras renovables “no gestionables” no hacen. Al margen de que esta fuente energía renovable tiene suficiente entidad como para poder desarrollarse de forma independiente, está adquiriendo mayor importancia en los últimos tiempos por las posibilidades de hibridación con otras fuentes de energías renovables y ser parte de la solución a la intermitencia de estas y complementando cuando no estás disponibles.

Otra gran ventaja de la biomasa es el aprovechamiento de un residuo que pocas veces tiene otra utilidad y valorizar este recurso contribuye al desarrollo económico de las zonas rurales.

Aunque España es el tercer país europeo con mayor potencial biomásico y a pesar de que los planes de fomento de Energías Renovables siguen recogiendo de forma decidida entre sus objetivos el desarrollo de esta fuente de energía , la realidad es que su desarrollo está siendo muy lento con respecto a otras tecnologías. Aunque el Plan de Energías Renovables (PER 2005-2010) fijaba como objetivo 1.370 MW para la biomasa y 250 MW para el biogás, el grado de cumplimiento de cada una de ellas ha sido del 37% y 72% respectivamente, según datos de APPA.

Entre los motivos para explicar este lento desarrollo está la insuficiente retribución en relación a los costes que tiene que soportar de inversión, explotación y financiación, el sobrecostes por la falta de infraestructuras eléctricas y carencia de puntos de evacuación en los emplazamientos idóneos, las dificultades para establecer jurídicamente las garantías de suministro del recurso a largo plazo y que sean aceptadas por la entidades financieras y cierta desconfianza de inversores/financiadores en ciertas tecnologías biomásicas.

La propuesta de APPA para el año 2020 es que se alcance un objetivo de 3.539 MW con una retribución regresiva en función de la madurez y objetivos alcanzados, lo que conllevaría generar 60.880 puestos de trabajo y evitaría emisiones de más de 8 millones de toneladas de CO2 anualmente.

Esquema de funcionamiento central de cogeneración mediante biomasa:

32 Central de cogeneración mediante biomasa.jpg
Fuente: UNESA http://www.unesa.es/


Para obtener más obtener más información detallada del sector:

< Sección anterior
El sector eléctrico

Sección siguiente >
Situación actual del sector