Protección y explotación de resultados en Competitividad

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Competitividad > Capítulo 4: Gestión de carteras de proyectos

Sección 4

Protección y explotación de resultados
Los mecanismos para proteger innovaciones tecnológicas obtenidas como consecuencia de actividades de I+D, son en general el conjunto de formas de protección que tienen como característica común, el conceder un derecho en exclusiva sobre la explotación, durante un cierto período de tiempo, de un conjunto de conocimientos o símbolos. Estos derechos dan lugar a lo que genéricamente cabe agrupar como propiedad industrial y que adquiere múltiples formas, pero que pueden agruparse en cuatro figuras:
  • protección de invenciones
  • protección de marcas
  • protección del diseño industrial
  • protección del saber hacer
La figura más efectiva de propiedad industrial, que refleja la posesión de derechos de protección como los anteriormente mencionados, es la de patente, que permite proteger el proceso de innovación tecnológica en la organización, facilitando la recuperación de las inversiones realizadas para alcanzar el bien objeto de la protección.

Función de las patentes

Otra función de las patentes es la de transformar el conocimiento tecnológico en una mercancía negociable y transferible, que se puede adquirir, vender o incluso arrendar a través de contratos de licencia.

Un instrumento de explotación de una tecnología son los acuerdos de transferencia de tecnología, que recogen los términos y condiciones sobre aspectos como:

  • confidencialidad
  • duración
  • naturaleza de la propiedad industrial (patente, marca, secreto)
  • forma de pago
  • obligaciones
  • alcance de la licencia (zona geográfica, exclusividad)
  • royalties
  • costes de la patente
  • propietario del derecho
  • propietario de las futuras mejoras
  • causas de infracción
  • finalización
  • leyes que se aplican en caso de confrontación

Estos acuerdos se implementan en forma de contratos de investigación, licencias de patentes y conocimientos, contratos de cooperación técnica, joint-ventures, franquicias o acuerdos de distribución entre otros.

La transferencia de tecnología suele suponer la traslación de conocimientos necesarios para la producción de productos, la implantación de procesos para la fabricación de productos o la prestación de servicios, excluyendo la parte comercial de venta de producto o de prestación en sí de un servicio.

La administración económica de los resultados protegidos debe de identificar adecuadamente los elementos susceptibles de ser objeto de transferencia tecnológica. Estos pueden ser agrupados de forma que concuerdan con las áreas funcionales que suelen encontrarse en ciertas empresas: general, técnica, comercial y de gestión. A continuación se da una relación de elementos susceptibles de ser objeto de transferencia tecnológica según distintas áreas.

  • General
  • patentes de invención
  • procedimientos, nombres comerciales y sus atributos
  • material publicitario
  • diseños industriales
  • instrucciones, manuales, especificaciones y listas de control
  • estudios técnicos de instalación
  • asistencia técnica
  • formación
  • estudios de viabilidad
  • listas de suministradores y clientes
  • programas informáticos
  • Técnico
  • procedimientos de investigación y pruebas
  • técnicas de producción y ensamblaje
  • técnicas de gestión de la producción
  • técnicas de control de calidad
  • técnicas de cálculo del precio
  • técnicas de compra de materias primas
  • técnicas de gestión de stocks
  • técnicas de formación de personal técnico
  • Comercial
  • técnicas de estudio de mercado y previsión de ventas
  • técnicas de lanzamiento de nuevos productos
  • técnicas de merchandising
  • técnicas de publicidad, promoción y relaciones públicas
  • técnicas de organización y remuneración del equipo de ventas
  • técnicas de elección y optimización de los puntos de distribución
  • De Gestión
  • técnicas de contabilidad y control de costes
  • técnicas de gestión presupuestaria
  • técnicas de evaluación de proyectos de inversión
  • técnicas de reclutamiento de personal
  • técnicas de remuneración y promoción
  • técnicas de motivación
  • técnicas de planificación y control


Transferencia de tecnología: ventajas e inconvenientes

La transferencia de tecnología como cedente de la misma, presenta una serie de ventajas e inconvenientes a tener en cuenta a la hora de abordar su gestión administrativa. Muchos de los aspectos que intervienen son de carácter económico por el importante impacto en los resultados de la empresa, por ello se incluyen en este apartado.

Entre las ventajas que aporta la transferencia de tecnología, están las de:

  • obtener beneficios económicos adicionales
  • participar en nuevos mercados, de difícil acceso si se intenta directamente
  • evitar o reducir limitaciones o cuotas de importación en el caso de países no industrializados
  • disminuir riesgos de expansión empresarial
  • generar una sinergia de cooperación por su vinculación con la empresa o empresas receptoras de la tecnología
  • tener oportunidades de probar nuevos productos con menores riesgos
  • obtener apoyos para nuevas inversiones
  • obtener ventajas de sus proveedores habituales al generarles mayor volumen de negocio, o poder disponer de nuevas fuentes de suministro
  • mejorar su posición competitiva en el mercado

Entre los inconvenientes que tiene que afrontar la empresa como consecuencia esa transferencia tecnológica, está la asunción de determinados riesgos como los de:

  • creación de potenciales competidores
  • pérdida del control total de su tecnología y conocimientos básicos
  • asunción de riesgos políticos, en especial cuando la empresa que adquiere la tecnología está situada en un país en vías de desarrollo.

Ahora bien la transferencia tecnológica presenta también aspectos positivos y negativos desde la perspectiva de la empresa adquiriente de la tecnología. Aasí se pueden remarcar como ventajas del proceso de transferencia tecnológica, las de:

  • reducir riesgos y costes en I+D
  • acortar el ciclo de vida y el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos
  • iniciar un proceso de cooperación empresarial con la empresa o institución cedente de la tecnología.

Entre los riesgos se encuentran los de:

  • incapacidad de adecuar la tecnología adquirida a los recursos disponibles
  • pérdida de grados de libertad para realizar la planificación estratégica futura
  • posibles limitaciones comerciales por el uso de patentes y marcas, y de acceso a determinados mercados.

Como se ha indicado, la patente es el instrumento más efectivo para proteger el proceso de innovación tecnológica, siendo su objetivo principal el de proteger los resultados de innovación, pero también el facilitar el proceso de recuperar la inversión realizada.

Pero a su vez suele tener un efecto arrastre sobre los competidores, pues a cambio de la protección que se concede, el propietario de la invención la hace pública y estimula a otras empresas a tratar de conseguir nuevos desarrollos tecnológicos, nuevos productos y procesos más eficientes y económicos.

Las patentes son fuente de información, y como tal presentan algunas características especiales ya que:

  • la información tecnológica que contienen es considerable por las exigencias de las legislaciones, lo que evita que los autores puedan reservarse información clave
  • la información que contienen no se difunde apenas por otros medios, pues más del 80% de los conocimientos tecnológicos incluidos en las documentaciones de las patentes, apenas se difunde por otros medios
  • su fácil accesibilidad gracias al sistema de la Clasificación Internacional de Patentes.

Como valoración global de la información contenida en las patentes tenemos que facilita:

  • la planificación de las actividades de I+D
  • la resolución de problemas técnicos específicos
  • el análisis de los países y mercados donde se comercializa la tecnología
  • el seguimiento de las actividades de investigación de empresas competidoras
  • el conocimiento de las principales líneas de desarrollo tecnológico en un sector determinado y en un momento dado.

Ahora bien es precisamente el hecho de darse los dos últimos aspectos mencionados, lo que hace que muchos gestores tecnológicos sean reacios a acudir al mecanismo de patentar, para no dar información a la competencia, situación que cabe plantear si las actividades que han dado lugar al objeto patentable han sido abordadas internamente o bajo un control especial.

< Sección anterior
De la Idea al Plan

Sección siguiente >
Evaluación de la efectividad del I+D