Gestión colectiva obligatoria y gestión colectiva voluntaria en Propiedad intelectual

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Propiedad intelectual > Capítulo 10: Gestión colectiva

Sección 1

Gestión colectiva obligatoria y gestión colectiva voluntaria
Para garantizar la efectividad de los derechos de PI y facilitar el tráfico comercial de las obras y otras prestaciones protegidas, respecto a algunos derechos- normalmente de remuneración- la ley impone la que denominamos “gestión colectiva obligatoria”, que conlleva que la legitimación para reclamar a los deudores (sean los usuarios, sean terceros) el pago de la remuneración correspondiente la ostenta obligatoria y únicamente una persona jurídica de caracteres especiales, que denominamos “entidad de gestión de derechos de PI” de modo que podemos hablar de:

A.-Derechos de gestión colectiva obligatoria: Son los derechos que sólo pueden ejercitarse a través de una entidad de gestión de derechos de PI. La lista de derechos de gestión colectiva obligatoria varía de un país a otro.

A nivel comunitario europeo, la Directiva 2006/115 establece como obligatoria la incorporación a las legislaciones nacionales de la presunción de cesión del derecho de distribución mediante alquiler por parte de los artistas intérpretes y ejecutantes a favor del productor en el contrato de producción de una obra audiovisual, y el consiguiente derecho de remuneración a favor de dichos artistas. Sin embargo para los autores, la Directiva deja libertad a los Estados para incorporar o no a su propia legislación esa presunción de cesión a favor del productor del derecho de alquiler, pero en caso de hacerlo los Estados deben reconocer a los autores un derecho de remuneración. Tal derecho de remuneración es irrenunciable para autores y artistas. Los Estados miembros pueden optar por establecer la gestión colectiva obligatoria de tales derechos de remuneración. También faculta la Directiva a los Estados a establecer el mismo sistema (presunción de cesión, derecho de remuneración irrenunciable, opcionalmente de gestión colectiva obligatoria) a los otros derechos conexos regulados en ella (fijación, reproducción, distribución, distribución, comunicación pública).

En España, casi todos los derechos de remuneración, y además el exclusivo de autorizar la retransmisión por cable, son derechos de gestión colectiva obligatoria. Los derechos de gestión colectiva obligatoria son:

1.- Derecho de compensación por copia privada de autores, editores de libros y publicaciones asimiladas, productores de fonogramas y videogramas y los artistas intérpretes o ejecutantes (25 LPI).

2.- Derecho de remuneración de autores e intérpretes o ejecutantes por distribución mediante alquiler de obras audiovisuales y fonográficas (90.2 y 109.3.2 LPI).

3.- Derecho de remuneración de autores por distribución mediante préstamo en determinados establecimientos (museos, archivos, bibliotecas, hemerotecas, fonotecas, o filmotecas) de obras (37.2 LPI).

4.- Derecho de remuneración por comunicación pública (incluida puesta a disposición interactiva) de autores e interpretes o ejecutantes de obras audiovisuales y fonogramas (90.3, 90. 4, 108.3, 108.4 y 108.5 LPI)

5.- Derecho de remuneración por comunicación pública (excepto modalidad de puesta a disposición interactiva) de intérpretes y ejecutantes y productores de fonogramas (116.2 LPI) 6.- Derecho de remuneración de los productores fonográficos por comunicación pública de fonogramas ( 108.4 LPI).

7.- Derecho de remuneración de los productores de grabaciones audiovisuales por comunicación pública mediante retransmisión del 20.2. f LPI o mediante emisión o transmisión en lugar público de grabación audiovisual radiodifundida 20 .2. g LPI ( 108.5 LPI y 122.2 LPI).

8.- Derecho exclusivo a autorizar la comunicación pública mediante retransmisión por cable (art. 20.4.b LPI).


B) Derechos de gestión particular o de gestión colectiva voluntaria: Los derechos a autorizar la explotación del objeto protegido en cualquiera de sus modalidades corresponden exclusivamente a sus titulares (“derechos exclusivos”) y la ley no suele imponer a los titulares una forma concreta de gestión. Los propios titulares pueden conceder las respectivas autorizaciones para explotar, o hacerlo a través de terceras personas. Nada impide, y con frecuencia ocurre en determinados sectores, como el de los artistas plásticos y el de los autores musicales, que muchos titulares encomienden a las propias entidades de gestión de muchos de sus derechos exclusivos. De hecho, algunas entidades de gestión, como por ejemplo la SGAE o VEGAP, recaban de sus socios en el contrato de adhesión la cesión de gran parte de sus derechos exclusivos para su gestión colectiva.

En la UE, en general, todos los derechos exclusivos son de gestión colectiva voluntaria, menos el derecho a autorizar la retransmisión por cable entre Estados de la UE, que es de gestión colectiva obligatoria por disponerlo así la Directiva 93/83/CEE, de 27 de septiembre de 1993, sobre coordinación de determinadas disposiciones relativas a los derechos de autor y afines en el ámbito de la radiodifusión por satélite y de la distribución por cable.

Sección siguiente >
Régimen jurídico de las entidades de gestión