España (incluidas autonómicas) en Eficiencia energética

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: avanzado avanzado

Wikilibro: Eficiencia energética > Capítulo 3: Marco legal y normativo

Sección 2

España (incluidas autonómicas)
En ocasiones se tiene a considerar a la Eficiencia Energética como una tecnología horizontal en sí misma, pero realmente la Eficiencia Energética comprende el conjunto de tecnologías horizontales orientadas a la optimización de los procesos, maximizando los productos y minimizando los recursos necesarios para su obtención. De este modo, se dispone de las tecnologías de iluminación, calefacción, refrigeración, climatización, etc. junto con sus derivadas, como por ejemplo la cogeneración (generación conjunta de energía útil en forma de electricidad + calor, frío, vapor, calor técnico, etc.). A continuación se presenta la normativa de aplicación a nivel estatal y autonómico asociada a dichas tecnologías ligadas con la Eficiencia Energética.

Marco de Desarrollo

En primer lugar, y como documento marco para el desarrollo de la Eficiencia Energética en España, el Consejo de Ministros del 20/07/07 aprobó el Plan de Acción 2008 – 2012 de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España, por el cual se reconocía el ahorro y la eficiencia energética como un instrumento del crecimiento económico y del bienestar social; se conformaban las condiciones adecuadas para que se extienda y se desarrolle, en la sociedad, el conocimiento sobre el ahorro y la Eficiencia Energética en todas las Estrategias nacionales y especialmente la Estrategia Española de Cambio Climático; se fomentaba la competencia en el mercado bajo el principio rector del ahorro y la Eficiencia Energética para finalmente consolidar la posición de España en la vanguardia del ahorro y la Eficiencia Energética.

Recientemente ha sido publicado, aunque su aprobación se produjo en el Consejo de Ministros del 29/07/11, el nuevo Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2011 – 2020, segundo plan de acción de esta naturaleza que actualiza los resultados y amplia el horizonte de los objetivos hasta el año 2020, año clave de referencia para el cumplimiento de los objetivos del afamado “20-20-20”, por el que se busca la reducción del 20% de la energía primaria consumida, del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero y el aumento en un 20% del nivel de producción mediante fuentes renovables.

Articulando lo anterior, se dispone de los siguientes documentos:


Iluminación

En lo relativo a la Eficiencia Energética en la iluminación, el documento de referencia es el Código Técnico de la Edificiación (CTE), aprobado según el RD 314/2006 de 17 de marzo, que en su Documento Básico DB HE de Ahorro de Energía (sección 3) establece la Eficiencia Energética de las Instalaciones de Iluminación interior. En él se especifican las instalaciones objeto de aplicación de dicha normativa, el procedimiento de caracterización y cuantificación de las exigencias vía el coeficiente VEEI de Valor de Eficiencia Energética de la Instalación (HE3-2):


Cap3 html m4c0f6cbf.gif


En función de la tipología de instalación de iluminación o zona de actividad, los sistemas de control y regulación de carácter obligatorio que deben ser implementados, para por último exponer las características constructivas y de mantenimiento de los equipos de iluminación implicados.

Junto con lo anterior, es de aplicación lo establecido en las siguientes normas y Reales Decretos:

  • UNE EN 60598-1:2005 sobre requisitos generales y ensayos en luminarias.
  • UNE EN 60598-2 (publicadas en diferentes años sus 25 documentos) sobre requisitos particulares de luminarias en diferentes emplazamientos y situaciones.
  • UNE EN 50294:2002 sobre la medida de la potencia total de entrada de los circuitos balastos-lámparas.
  • UNE EN 60923:2002 sobre balastos para lámparas de descarga.
  • UNE EN 12464-1:2003 sobre iluminación en lugares de trabajo interiores.
  • UNE EN 12464-2:2008 sobre iluminación en lugares de trabajo exteriores.
  • Real Decreto 838/2002, de 2 de agosto, por el que se establecen los requisitos de eficiencia energética de los balastos de lámparas fluorescentes.
    • Regula los requisitos de eficiencia energética de los balastos de lámparas fluorescentes (sin incluir integrados).
    • Los balastos deben estar en posesión del marcado CE.
    • Se distinguen 7 niveles de eficiencia.
  • Real Decreto 1890/2008, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de eficiencia energética en instalaciones de alumbrado exterior y sus Instrucciones Técnicas Complementarias EA-01 a EA-07.
  • Real Decreto 284/1999, de 22 de febrero, por el que se regula el etiquetado energético de las lámparas de uso doméstico.


Cap3 html m3b7f08e8.gif


    • Es obligatorio que las lámparas incandescentes y fluorescentes destinadas a uso doméstico incorporen en su embalaje información sobre su consumo energético.
    • Se distinguen 7 categorías de eficiencia energética, de la A a la G, siendo A la más eficiente y G la menos.
    • No se incluyen lámparas con reflector incorporado, las de potencia inferior a 4 W, las que tienen flujo luminoso superior a 6.500 lúmenes y todas aquellas cuyo fin principal no es la generación de la luz.


Climatización

El anteriormente nombrado CTE establece, en su Documento Básico DB HE de Ahorro de Energía (sección 2), la exigencia de rendimiento en las instalaciones de generación y distribución de calor y frío en los edificios, marcada por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), aprobado según el RD 1027/2007, de 20 de julio. Dicho reglamento ha sido modificado según el RD 1826/2009, de 27 de noviembre, junto con dos correcciones de errores a dicho Real Decreto, la primera de 12 de febrero de 2010 y la segunda de 25 de mayo de 2010.

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene a través de las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria, para conseguir un uso racional de la energía.

Las mayores exigencias en eficiencia energética que establece el RITE, se concretan en:

  • Mayor Rendimiento Energético en los equipos de generación de calor y frío, así como los destinados al movimiento y transporte de fluidos.
  • Mejor aislamiento en los equipos y conducciones de los fluidos térmicos.
  • Mejor regulación y control para mantener las condiciones de diseño previstas en los locales climatizados.
  • Utilización de energías renovables disponibles, en especial la energía solar y la biomasa.
  • Incorporación de subsistemas de recuperación de energía y el aprovechamiento de energías residuales.
  • Sistemas obligatorios de contabilización de consumos en el caso de instalaciones colectivas.
  • Desaparición gradual de combustibles sólidos más contaminantes.
  • Desaparición gradual de equipos generadores menos eficientes

Con el fin de facilitar el cumplimiento de las exigencias del RITE, se crean los denominados documentos reconocidos, que se definen como documentos técnicos sin carácter reglamentario, pero que cuentan con el reconocimiento conjunto del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y el Ministerio de Vivienda. De acuerdo con el artículo 7 del RITE, se crea un Registro general de documentos reconocidos del RITE, adscrito a la Secretaría General de Energía del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, que actualmente cuenta con los siguientes documentos:


Cogeneración

Por su singularidad como tecnología de generación eficiente (ver Cogeneración y trigeneración en Servicios auxiliares en la industria), la cogeneración se erige como una de las tecnologías con mayor apoyo institucional habida cuenta de sus ventajas, tanto energéticas como económicas y medioambientales.

El marco de desarrollo legislativo de la tecnología de cogeneración viene marcado por los dos siguientes Reales Decretos:

  • RD 661/2007, de 25 de mayo, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica en Régimen Especial.
  • RD 616/2007, de 11 de mayo, sobre fomento de la cogeneración, junto con su corrección de errores de 15 de mayo de 2007.

Junto con los siguientes documentos, que algunos de ellos no son sólo de aplicación a las instalaciones de cogeneración, pero que resultan esenciales para la implementación adecuada de la tecnología:

  • Guía Técnica para la Medida y Determinación del Calor Útil, de la Electricidad de Cogeneración y del Ahorro de Energía Primaria de Cogeneración de Alta Eficiencia (IDAE)
  • Reglamento unificado de puntos de medida del sistema eléctrico, aprobado por RD 1110/2007 de 24 de agosto.
  • RD 889/2006, de 21 de julio, por el que se regula el control metrológico del Estado sobre instrumentos de medida.
  • Orden ITC 2452/2011, de 13 de septiembre, por la que se revisan determinadas tarifas y primas de las instalaciones de régimen especial.
  • Resolución del 14 de junio de 2011, de la Secretaría de Estado de Energía, por la que se publican los valores del coste de la materia prima y del coste base de la materia prima del gas natural para el segundo trimestre de 2011, a los efectos del cálculo del complemento por eficiencia y los valores retributivos de las instalaciones de cogeneración y otras en el RD 661/2007, de 25 de mayo, por el que se regula la actividad de producción eléctrica en régimen especial.
  • RD 1578/2008, de 26 de septiembre, que en su disposición final primera modifica el régimen de discriminación horaria.
  • RD 1565/2010, de 19 de noviembre, por el que se regulan y modifican determinados aspectos relativos a la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial (modificación del Anexo V del RD 661/2007).
  • Orden ITC 3353/2010, de 28 de diciembre, por el que se actualiza el valor del complemento por energía reactiva, según lo establecido en el artículo 29.1 del RD 661/2007.


Calificación y certificación de edificios

El RD 47/2007, de 19 de enero, aprobó el procedimiento básico para la certificación energética de edificios de nueva construcción.

En este certificado, y mediante una etiqueta de eficiencia energética, se asigna a cada edificio una Clase Energética de eficiencia, que variará desde la clase A, para los energéticamente más eficientes, a la clase G, para los menos eficientes.

En el artículo 3 del citado Real Decreto, se crea el Registro general de documentos reconocidos para la certificación energética de edificios. Está adscrito a la Secretaría General de Energía, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, teniendo carácter público e informativo.

En este registro se recogen los Documentos reconocidos para la certificación de eficiencia energética. Éstos, que se definen como documentos técnicos, sin carácter reglamentario, se crean con el fin de facilitar el cumplimiento del Procedimiento básico descrito en el Real Decreto y han de contar con el reconocimiento conjunto del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y del Ministerio de Vivienda.

Por otro lado, y como su propio nombre indica, el citado RD 47/2007 establece el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción. Este procedimiento será desarrollado por el órgano competente en esta materia de la Comunidad Autónoma correspondiente, encargado también del registro de las certificaciones en su ámbito territorial, el control externo y la inspección. A fecha de hoy, existe la siguiente legislación autonómica al respecto:

  • Orden Foral 7/2010, de 21 de enero (Navarra): Orden foral 7/2010, de 21 de enero, del Consejero de Innovación, Empresa y Empleo, por la que regula el Registro administrativo de certificados de eficiencia energética de edificios de nueva construcción.
  • Decreto 6/2011, de 1 de febrero. DOCM (Diario Oficial Castilla - La Mancha): Decreto 6/2011, de 1 de febrero, por el que se regulan las actuaciones en materia de certificación energética de edificios en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha y se crea el Registro Autonómico de Certificados de Eficiencia Energética de Edificios y Entidades de Verificación de la Conformidad.

Es posible consultar cuanta información concierne a su Comunidad Autónoma a través del organismo de contacto designado por la misma.


Etiquetado energético de equipamientos

El ámbito de aplicación de la etiqueta energética es europeo y constituye una herramienta informativa al servicio de los compradores de aparatos consumidores de electricidad. Permite al consumidor conocer de forma rápida la eficiencia energética de un electrodoméstico. Tiene que exhibirse obligatoriamente en cada electrodoméstico puesto a la venta.

Los tipos de electrodomésticos que tienen obligación de etiquetarse energéticamente son: Frigoríficos y Congeladores; Lavadoras; Lavavajillas; Secadoras; Lavadoras – secadoras; Fuentes de luz domésticas; Hornos eléctricos; y Aire acondicionado.


Cap3 html 38bd2531.png


Las etiquetas tienen una parte común que hace referencia a la marca, denominación del aparato y clase de eficiencia energética, junto con otra parte que varía de unos electrodomésticos a otros y que hace referencia a otras características, según su funcionalidad: por ejemplo, la capacidad de congelación para frigoríficos o el consumo de agua para lavadoras.

Existen 7 clases de eficiencia, identificadas por un código de colores y letras que van desde el color verde y la letra A para los equipos más eficientes, hasta el color rojo y la letra G para los equipos menos eficientes. , según lo establecido en la "Guía práctica de la energía".

< Sección anterior
La Unión Europea