Contrato de encargo de obra en Propiedad intelectual

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Propiedad intelectual > Capítulo 9: Transmisión de los derechos

Sección 3

Contrato de encargo de obra
Existen muchos contratos sin regulación específica, en los que deben incluirse cláusulas de transmisión de derechos de PI: todos aquellos cuyo objeto o cumplimiento directo o indirecto implique el uso de bienes protegidos por la PI, como por ejemplo contrato de encargo de software, licencia de usos de bases de datos, merchandising, creación publicitaria, transformación audiovisual, desarrollo de página Web, exposición de obra visual etc..

Llamamos contrato de encargo de obra al acuerdo entre el comitente (el que encarga la obra) y el autor para que éste cree determinada obra, bien para su disfrute personal (, por ejemplo, un retrato), bien para ejercer derechos de explotación sobre ella (por ejemplo, las ilustraciones para una publicación). Es un contrato que no viene regulado expresamente en la LPI, luego hemos de atenernos a las normas generales de la LPI y al CC, que regula el denominado “contrato de arrendamiento de obra”. Vamos a continuación a extraer de las citadas regulaciones las prescripciones básicas para poder articular con claridad el encargo de cualquier obra protegida.

Es clara la conveniencia de que el contrato de encargo se formalice por escrito. Ello resulta a veces obligatorio (es obligatorio cuando el encargo vaya acompañado de la cesión anticipada de algún derecho de explotación, como será lo habitual: Art. 45 LPI) y entonces el autor puede impeler al comitente a otorgar el contrato por escrito, o resolverlo, si se niega.

Entre otros extremos, conviene determinar el tipo, la calidad y el destino de la obra, los derechos de explotación cedidos, en su caso, el plazo de entrega de la versión única o primera, versiones adicionales exigibles en su caso, y desde luego, precio y/o forma de remuneración proporcional.

Respecto a la regulación del CC en general es añeja, está pensada para obras arquitectónicas y suele ser dispositiva para las partes, pero vamos a destacar las prescripciones que consideramos más importantes, por constituir derecho necesario (obligatorio en todo caso) o supletorio (opera ante una laguna del contrato) y aplicable de modo nítido en nuestro campo:

a) Si se conviene que la obra ha de hacerse a satisfacción del comitente, a falta de conformidad se entiende reservada la aprobación a un juicio pericial (Art.1.598 CC).

b) El autor tiene derecho a retener la obra hasta que se le pague (art. 1.600 CC).

c) Si no se ha previsto en el contrato, el pago se hace a la entrega (art. 1.599 CC).

d) Si el autor se obliga a crear la obra por piezas o por medida (por ejemplo, capítulos de cualquier obra literaria) el autor puede exigir al comitente que la reciba por partes y le pague en proporción (art. 1.592 CC). Además, se presume aprobada y recibida la parte satisfecha.

< Sección anterior
Importancia del contrato y su precisión conceptual

Sección siguiente >
Contrato de edición