Ciudades Creativas en Innovación y creatividad

De wiki EOI de documentación docente
Saltar a: navegación, buscar


Estado de desarrollo de la sección: completo completo

Wikilibro: Innovación y creatividad > Capítulo 6: Ecosistemas innovadores

Sección 3

Ciudades Creativas
Las ciudades son una de las grandes manifestaciones del hombre. Son espacios elegidos para vivir y para vivir de una manera determinada. La ciudad es la cristalización de la actividad creativa del hombre, es contenido y continente, es actividad y descanso, lugar de encuentro y punto de partida, es soledad y muchedumbre, es estrellas sobre los tejados.  Está ligada al desarrollo humano. En ella confluye la actividad de todas las ciencias y el sentido de todas las miradas. Es un ejercicio constructivo de la creatividad. Fluida, flexible plural. Para avanzar le pide al hombre que la habita imaginación, trabajo, coherencia, interactividad, espíritu colaborativo y solidaridad. Los edificios públicos, las escuelas, las grandes avenidas,  altas torres, los mercados, las iglesias, los cines, las calles, las casas, los museos, los bares, las librerías, los restaurantes, el metro, los quioscos, los transportes, las tiendas, los parques… la ciudad, serán el foco de nuestras miradas en este Congreso de creatividad de Ciudades Creativas.

Universidades, empresas, asociaciones, individuos, instituciones públicas y privadas unirán sus estudios e investigaciones;  su inteligencia e intuición; su fuerza y su creatividad para conocer mejor las ciudades y para indagar cómo pueden ser más sostenibles, amigables, productivas y creativas, orientadas a la mejor vida del hombre que las habita. http://congreso2009.ciudadescreativas.es/

Las ciudades son espacios construidos que afectan a las personas que las habitan y a la forma en la que estas lo hacen. La forma de construir en las ciudades está supeditada a criterios urbanísticos y arquitectónicos, al menos hasta hace unos años. Desde hace unas décadas el uso de la tecnología ha permitido ofrecer a los habitantes nuevas formas de entender la ciudad (pantallas, espacios de creación, información exterior, publicidad, imágenes, diseño, comercio, etc. Además de esto, las ciudades juegan con varias caras: entornos de sobre información (códigos bidi, mensajes por bluetooth, información geoposicionada, sistemas móviles de información, realidad aumentada, mensajes subliminales, etc.) y entornos de aislamiento.

Hoy, las ciudades son escenarios en la que sus habitantes pueden actuar como actores, han dejado de ser ciudades tradicionales y han comenzado a ser ciudades creativas. Las ciudades del futuro crecerán y triunfarán en función de capacidad para ofrecer sueños, productos emocionales o alternativas creativas sobre actividades cotidianas y que se adapten a la evolución de la sociedad, del consumo y del conocimiento.

Para construir ciudades creativas resulta imprescindible poblarlas de ciudadanos creativos con oportunidades de progreso y vía libre para manifestar su creatividad. El punto de partida, según Francisco Menchén Bellón, es la visualización de una ciudad creativa, imaginar cómo sería una ciudad dentro de 20 años y estudiar los cambios que se producirían. Para visualizar una ciudad creativa es necesario detener el pensamiento lineal, evitando repetir el pasado y siendo conscientes de que no existen leyes naturales que determinen cómo serán las ciudades del futuro.

Para que las ciudades tradicionales evolucionen hasta convertirse en ciudades creativas resulta imprescindible que las autoridades adquieran responsabilidad y compromiso a través de la consecución de objetivos como: establecer vínculos entre los ciudadanos, favorecer la diversidad cultural, facilitar el acceso a las nuevas tecnologías, formación de ciudadanos creativos (potenciando la creatividad en todas las instituciones educativas) e invertir en I+D+Ì.

Las personas que triunfen en el futuro serán aquellas que sean capaces de ofrecer un sueño, un producto asociado a una idea que emocione que llegue al corazón. La sociedad dará más valor a la única habilidad humana que no puede ser automatizada: la emoción. El lenguaje de la emoción afectará a todo, desde nuestras decisiones de compra hasta cómo enseñar a los alumnos. Este será el espíritu de los nuevos tiempos. Francisco Menchén Bellón


FUENTES: www.creatividadysociedad.com; Juan Pastor Bustamante “Icosistemas: entornos para imaginar e innovar”; Cuadrado Roura (1992); Sallez 81994); seres-creativos.blogspot.com; http://congreso2009.ciudadescreativas.es/ ; http://2010.ciudadescreativas.org/ ; www.neuronilla.com

< Sección anterior
Promover la creatividad como un estilo de vida

Sección siguiente >
Clase creativa