Regresar a noticias

“La economía social está más visible que nunca”

Madrid, a 5 de marzo de 2010. EOI Escuela de Organización Industrial volvió a acoger una nueva Jornada La economía social, clave del éxito: la experiencia de Mondragón. En este caso, Carmen Comos, Directora de CEPES, contextualizó la economía social y José Luis Olasolo, Ex Vicepresidente de Mondragón, expuso los pilares sobre los que se asienta la corporación.

Carmen Comos, hizo referencia a la firma del convenio de colaboración firmado entre EOI Y CEPES para impulsar la divulgación, el conocimiento y la visibilidad de la Economía Social entre los alumnos, emprendedores, empresarios y resto de agentes sociales. “El acuerdo responde a la necesidad de favorecer el desarrollo de las empresas de Economía Social, esenciales tanto en la economía española como en la europea, y fuente fundamental de creación de empleo”. Este acuerdo barca también “la creación de una Cátedra de investigación y formación sobre Economía Social, así como en el desarrollo de Programas Piloto de Formación para Empresas de Economía Social”.

Para Carmen, “otra forma de hacer empresas es posible”. La economía social “tiene una presencia incuestionable en la sociedad. Constituyen más de 48.000 empresas, más de dos millones de puestos de trabajo y más de once millones de personas están vinculadas a entidades sociales”. “La economía social está más visible que nunca, y de hecho, se está destruyendo menos puestos de trabajo que otras empresas”.

Por su parte, José Luis Olasolo presentó el caso de la Corporación Mondragón, como un caso de éxito empresarial fundado sobre pilares de la economía social. En su recorrido histórico de la Corporación, Olasolo manifestó que “Mondragón es una experiencia única, en el mundo, de desarrollo mediante la cooperativización del trabajo”. Asimismo, señaló que “constituimos una corporación socioeconómica basada en el compromiso de solidaridad, que impulsa la participación en gestión, propiedad y resultados”. “La generación de riqueza va en términos de beneficio, de desarrollo empresarial y de creación de empleo” apuntó.

En su ponencia, Olasolo admitió que “hace falta que el ciudadano se sienta comprometido en su puesto de trabajo”. En el proceso de internacionalización de Mondragón hemos aprendido que “el mayor riesgo es hacer movimientos sin conocer con claridad el mercado y la competencia”.