Regresar a noticias

Las empresas gallegas ligadas a la construcción demandan más información y oportunidades de cooperación para innovar

El nuevo Plan de I+D+I de la Xunta prestará “una atención especial” al sector.

De la jornada celebrada hoy en Vigo han surgido ya varios preacuerdos de colaboración entre empresas y con centros tecnológicos.

Vigo, 25 de noviembre de 2010. Las empresas gallegas ligadas al sector de la construcción demandan más información sobre recursos y oportunidades de cooperación para innovar. Esta es la principal conclusión que se desprende de la jornada ‘Innovación en la Empresa. Green building’, que tuvo lugar en la Fundación Pedro Barrié de la Maza de Vigo. El éxito de la iniciativa se materializó en varios preacuerdos de colaboración entre empresas y entre empresas y centros tecnológicos.

La jornada, organizada por la Escuela de Organización Industrial EOI y la Consellería de Economía e Industria, ha servido para poner en contacto a una veintena de pymes y entidades gallegas relacionadas con el sector de la construcción con el fin de colaborar en el ámbito de la innovación, con especial enfoque en la bioconstrucción, y estudiar las claves para afrontar la crisis actual mediante las nuevas oportunidades de mercado.

El director xeral de I+D+I de la Consellería de Economía e Industria, Ricardo Capilla, considera que la construcción, “que ha tirado tanto tiempo de la economía, no puede ser ajena a la innovación”. Por este motivo, Capilla adelantó que el nuevo Plan Galego de I+D+I, a punto de ser presentado en el Parlamento, va a prestar “atención especial” a este sector. Capilla resaltó la ventaja que tenemos en Galicia “porque contamos con un tejido empresarial pequeño y, por lo tanto, más flexible”. El director xeral de I+D+I de la Xunta lo tiene claro: “La innovación supone un riesgo, pero hoy en día el riesgo es no innovar. Las empresas que no lo hagan están muertas”.

Por su parte, Francisco Conde, de la Escuela de Organización Industrial (EOI), destacó la necesidad de organizar este tipo de jornadas para “estimular la innovación de las pymes gallegas” y, de esta forma, estimular su competitividad.

Anxo Mourelle Álvarez, de Serumano, expuso una reflexión sobre el proceso metodológico de innovación. Al respecto, explicó la necesidad de hacer innovación concreta y para ello “tenemos que conocer bien el campo en el que nos movemos”. Mourelle destacó la importancia de la ecoconstrucción y bioconstrucción, que, al fin y al cabo, no es más que “construir con sentido, con total respeto por el medio ambiente”. Argumentó que “tenemos que aprender a vivir en los edificios” y, al mismo tiempo, reducir al máximo el “impacto en su uso”. En definitiva, “debemos alcanzar el nivel óptimo de rentabilidad de la eficiencia energética”. El objetivo a medio plazo es construir edificios de consumo energético casi nulo con un nivel de eficiencia muy alto.

El primer caso de éxito empresarial presentado en la jornada fue el Thermoslate, una solución innovadora de la empresa Thermosun, filial del grupo gallego Cupire Padesa (Cupa), destinada al aprovechamiento de la energía solar térmica a partir de paneles preconstruidos de pizarra natural que logran el aprovechamiento energético de la luz solar. José Antonio Orallo, product manager de la empresa, explicó que esta solución proporciona más de dos terceras partes del agua caliente sanitaria necesaria para una vivienda y además sirve como apoyo al sistema de calefacción e incluso para piscinas. Orallo explicó a los asistentes que la idea de Thermoslate había nacido para “darle más valor a un producto que ya teníamos y así solucionar un problema que el cliente nos transmitía, que era cómo combinar la eficiencia energética con la estética”.

Observar el entorno

El representante de Thermosun, que da trabajo a unas 60 personas, afirmó que la nueva empresa está abriéndose paso en el mercado nacional. A medio plazo el objetivo será llegar al resto de los países europeos para después dar el salto a EEUU. Orallo apuntó que una de las claves del éxito empresarial está en saber observar el entorno y las necesidades de los clientes “para detectar las oportunidades de la innovación”.

José María Paniagua, del Área de Bioconstrucción del Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG), explicó el proyecto cooperativo Ecoinnova Construcción, basado en la necesidad de incorporar y desarrollar la ecoinnovación y las tecnologías ambientales con el fin de promover la innovación en la construcción en Galicia, de forma que la comunidad se convierta en un referente en edificaciones sostenibles. El proyecto está siendo promovido por el COAG en colaboración con la Deputación de A Coruña y se enmarca en la iniciativa Empleaverde de la Fundación Biodiversidad, financiada por el Fondo Social Europeo.