La metodología empleada está dirigida al desarrollo y mejora de conocimientos, competencias, habilidades y valores relevantes para la inserción laboral de los jóvenes, de acuerdo con sus carencias, dificultades y puntos débiles. Se prioriza el aprendizaje práctico, fomentando la participación y la reflexión entre los jóvenes. Se alterna el trabajo individual y grupal.