La Sostenibilidad o El Bien Sostenible

Desarrollo Sostenible

Si bien es cierto que algunas empresas definen planes de sostenibilidad para cumplir con los estamentos legales de los ministerios de medio ambiente o el ministerio del trabajo, también es cierto que lo que empezó por requisito se ha convertido en un compromiso social. Cada vez más organizaciones asumen verdaderamente el concepto del desarrollo sostenible: “Satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las generaciones Futuras” porque se está cada día más consciente de que las decisiones que se toman hoy afectan en gran medida la calidad de vida del mañana.

La mayoría de las organizaciones que se han dedicado a emprender la sostenibilidad como compromiso serio a través de sus negocios, se han dado cuenta de que los beneficios son mayores que sus inversiones, que es posible crear valor social, económico y medioambiental bajo la responsabilidad social de trabajar en protección de los recursos del planeta.

Aunque no todas las empresas, ni las personas terminan de aterrizar a la realidad que viviremos si no ponemos ritmo responsable al tema de la sostenibilidad y se aprovechan de lo famoso que es el concepto para usarlo en su publicidad, a medida que le dan una estocada por la espalda a la sociedad, dicen y se contradicen. Según el estadounidense Nicholas Georgescu-Roegen, el decrecimiento considera el desarrollo sostenible una contradicción en sí misma. Sus partidarios proponen un profundo cambio de sistema económico, productivo, ético y social, basado en la idea de “vivir con menos para vivir mejor”. Para ello, defienden la reducción del trabajo para recuperar las demás facetas del ser humano, la redistribución de la riqueza o la vuelta a lo local.

Pero ya hemos hecho tanto daño con la explotación  del modernismo, las nuevas tecnologías y su industrialización, sin tomar en cuenta la naturaleza y la salud de los humanos, que no hay opción, como lo plantea Koichiro Matsuura, ex director general de la UNESCO:

“Ya no hay opción: o adoptamos conductas que respeten el desarrollo sostenible, detengan la contaminación del medio ambiente, permitan la renovación de los recursos naturales y contribuyan a la mejora del bienestar de todos, o habremos firmado nuestra sentencia de muerte, más tarde o más temprano”


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies