La Transformación de la Energia

“La energía no se crea ni se destruye, simplemente se transforma” – Primera Ley de la Termodinámica.

La Humanidad siempre ha utilizado el Sol como la principal y única fuente de energía. A día de hoy podemos canalizar dicha energía mediante diversas tecnologías para nuestro consumo y bienestar.

Centrarse en cada tipo de energía sería demasiado extenso, por ello me centraré en cómo utilizamos las fuentes de energía primaria para la generación de electricidad como energía final. Pero antes, definamos qué es energía primaria y energía final para entender mejor el artículo, y para ello utilizaré las definiciones de Cayetano Hernández, con el cual comparto procedencia y tuve el placer de escucharlo personalmente.

Energía primaria: aquella procedente de fuentes naturales (carbón, petróleo, gas natural, nuclear y energías renovables). Energía contenida en los combustibles, antes de pasar por los procesos de transformación de energía.

Energía final: es aquella tal y como se usa en los puntos de consumo; por ejemplo, la electricidad o el gas natural que usamos en nuestras casas.

Tal y como se explica en la Guía Práctica de la Energía del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) de julio de 2011.

ENERGÍA PRIMARIA = ENERGÍA FINAL + PÉRDIDAS EN TRANSFORMACIÓN + PÉRDIDAS EN TRANSPORTE

Figura 1. Conversion de la energía

En España, los recursos convencionales como el carbón, el gas natural, la nuclear y los renovables como la hidroeléctrica, la eólica y solar alcanzan los mayores porcentajes en el mix de generación eléctrica. Si analizamos el impacto ambiental de cada producto (en este caso 1kWh) o como se conoce, ciclo de vida (ACV) o en inglés Life Cycle Assessment (LCA) de cada energía, encontramos que según el ecoindicador-99 ( número que representa el impacto ambiental de un producto o servicio) el carbón y el lignito, fuel oil y gas natural son los que alcanzan niveles superiores.

Figura 2. Impactos medioambientales en milipuntos (ecoindicador-99) en generación eléctrica para la producción de 1kWh. CAI.

Se demuestra claramente que las energías renovables ganan la partida pero no por ello tienen una ausencia total de impacto ambiental. Un caso son los paneles solares, que requieren de una gran cantidad de energía eléctrica para su fabricación y se habla mucho del impacto visual de los enormes huertos solares.

Las principales fuentes de calentamiento global por las emisiones de CO2 son las que provienen de los sistemas térmicos ( centrales de ciclo combinado, de gas natural, de fuel oil). Las emisiones de CO2 de las energías renovables son nulas o prácticamente nulas. Se espera para el año 2020 según el plan de energías renovables (PER) un ahorro energético de 9.701 ktep respecto al año 2007 que evitará la emisión de 76.494 ktCO2.

Por último, abordando el coste de la energía, muchos hablan de que las energías renovables son caras y no son gestionables. La primera fuente de energía que utilizó el ser humano fue la energía solar pasiva del Sol para calentarse y creo firmemente que con los 5000 millones de años de vida que le quedan, habrá un momento en el cual el Sol será la única fuente de energía de la que dispongamos.

Esta entrada fue publicada en merme, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.