La panadera de mi barrio gana 241 millones de dólares más que Amazon

Y, claro, fui a contárselo. Lo cierto es que cuando se lo conté no me hizo mucho caso. Creo que ni siquiera me escuchó o no me entendió, porque no hizo ningún gesto de alegría ni siquiera un suspiro de satisfacción por el trabajo bien hecho, y eso que había mejorado por mucho los resultados de Amazon en 2.014, de un gigante mundial del comercio del siglo XXI, una de las referencias del comercio online.

Se lo escribí, por si no lo había entendido, y porque los números escritos impresionan más: “Has ganado 241.000.000 dólares más que Amazon”. Y en un año…

El pan de D. Crisóstomo

El pan de D. Crisóstomo

Tampoco dejó lo que estaba haciendo (atender a Don Crisóstomo, que siempre quiere el pan muy hecho) cuando le dije que también había batido por varias decenas de millones los beneficios del último ejercicio a empresas tales como Whatsapp ($230 millones de pérdidas), o Twitter (con pérdidas de $578 millones), por ejemplo.

De estas dos últimas, sonarle su nombre le sonaban, porque tiene un teléfono inteligente, tiene instaladas las aplicaciones y las utiliza todos los días. Pero no creía que eran una empresa, porque ella creía que las empresas facturaban y cobraban, y ella nunca había pagado nada. Ni un sólo euro. Así que, rápidamente dedujo, y así me lo dijo: “así es normal que pierdan dinero, ¿no?”

Le iba a hablar sobre usuarios, ventas y visitas. Y me dijo: “déjate de historias: esto se trata de ganar dinero. Que yo me levanto a las seis de la mañana para ganar dinero “

“Y no sé si ganan o no las empresas, pero seguro que quienes las manejan ganan mucho dinero….” Y añadió: “¿cuánto ganan los que la dirigen? ¿pierden ellos? ¿a qué no?”

Seguro que no, pensé. Ufff, viendo que aumentaba la tensión, decidí que era un excelente momento de irme con mi hogaza poco hecha ….

Quizás otro día le explique que estas empresas tienen dinero suficiente para aguantar pérdidas por muchos años, y que hay multitud de inversores ávidos de entrar en su accionariado porque creen que las pérdidas de hoy son imprescindibles para tener beneficios en el futuro.

Y otro día le hablaré de que Luis Martín Cabiedes, pura sensatez en la inversión en startups, respondió en la revista Capital:

“Una empresa vale lo que gana y yo cada vez me encuentro más solo analizando previsiones de beneficios en los proyectos de inversión. Parece que ganar dinero es de pobres y que es mejor tener seguidores.”

burbujas Y también de las tasas de descuento aplicadas en startups por los Venture Capital y que han sido registradas por Antonio Manzanera, en su magnífico libro “Finanzas para emprendedores”, con valores que van desde el 70% en fase preclínica hasta el 25% en consolidadas. Pero nunca menos.

Y del clásico adagio inglés: “turnover (sales) is vanity, profit is sanity and cash is reality“. Parece que lo único que importa es tener pasta. Con dinero, sigues en el negocio. Aunque no ganes. Aunque pierdas mucho dinero.

¿Estamos ante otra nueva burbuja económica a la vista?


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies