De mayor quiero ser directiva: Las Mujeres y la rentabilidad empresarial

Hace años cuando yo era pequeña nos solían preguntar que quieres ser de mayor, yo francamente no recuerdo que respondía. Supongo, que como estudie Ciencias Biológicas tal vez quería convertirme en una científica de esas que descubre algo útil para la sociedad.

Desde-casa,mas-productiva_th_3En los años 80 las mujeres ya teníamos una importante presencia en la Universidad, este hecho ha sido clave para disponer de una formación en cualquier campo del conocimiento.

Con el paso de los años, las mujeres disponen de una excelente preparación y experiencia, muchas mujeres de entre los 30 a 50 años, ocupan importantes puestos en sus empresas, pero la dirección de las mismas se les resiste. La pregunta que está en la mente de todos/as es ¿Por qué?

Podría hacer un extenso informe argumentando las razones: donde se sitúan la persistencia de estereotipos, las barreras culturales, sociales y empresariales que aún existen, los techos de cristal o de cemento.

Pero creo que sobre estos temas existen numerosos y prestigiosos estudios que exponen las causas. Y si se analizan los datos que muestra el INE, se aprecia la escasa presencia de las mujeres en consejos de administración, las brechas salariales o que ocupamos las llamadas profesiones feminizadas.

Pero este artículo no va de lamentaciones y de cómo estamos. Me interesa dar un paso más allá y comentar la rentabilidad que aportan las mujeres a las organizaciones. Tal vez la palabra rentabilidad no sea muy bien aceptada, pero considero que después de tantos años demostrando nuestro potencial y talento, ha llegado el momento de hablar en términos empresariales.

 400_F_310072_m7UIakYq9oyHZMoyHZ1BTmasXq8I6lLa pregunta de partida es ¿Mejoran las empresas en su cuenta de resultados si están presididas por mujeres ?

La pregunta es muy compleja, y en existen diferentes análisis tanto a favor como en contra. De un lado, en el diario Expansión, aparecía un artículo Ibex masculino, Ibex femenino, donde el artículo menciona un par de ejemplos concretos que demostrarían que la presencia de mujeres no mejora los resultados empresariales ni el comportamiento ético.

Por otro lado, un estudio de la Escuela de Negocios CERAM  sobre las Mujeres como antídoto contra la crisis financiera, que ha tenido mucha repercusión en Francia. La investigación muestra que las compañías con mayor presencia femenina en sus consejos han tenido un mejor comportamiento en bolsa frente a la crisis. Es decir, sus acciones han perdido menos valor con los últimos vaivenes económicos.Networking(1)_th_3

Un tema que refuerza esta idea lo ha expuesto la consultora Ernst&Young que presentó este año 2009 en Davos su informe Using the strenght of women to rebuild the global economy, en el que plantea que las mujeres pueden ser la solución a esta economía maltrecha.

Finalmente mencionar un interesante estudio How women have changed Norway’s boardrooms que analiza el caso de Noruega , que muestra  “cierta correlación” entre  la  presencia femenina en la dirección y resultados favorables en las empresas, pero para ello es necesario un porcentaje de mujeres por encima del 40% en los consejos de las organizaciones.

Ante este optimismo y confianza en la mujer, pienso que debemos ser cautos, porque no se puede establecer una causa-efecto, es decir, presencia de mujeres mejores resultados empresariales. Lo que si parece existir es una correlación entre un determinado porcentaje de mujeres en los consejos o dirección empresarial y favorables resultados, por incorporar nuevas dinámicas.

Pero para llegar a los puestos de dirección la mujer aún deberá hacer frente a diversas dificultades, que eviten el denominado efecto de la “tubería que gotea” con el que se ha querido ilustrar el flujo desproporcionado entre las mujeres que salen del sistema universitario, en ciencia y tecnología, y su escaso liderazgo en el mundo empresarial. Así, en empresas de base tecnológica nuestra presencia se sitúa por debajo del 20%.

En este sentido, femenino-300x182Programas como el de predirectivas de EOI puede ser una excelente oportunidad para que las mujeres incorporen las habilidades de dirección y las herramientas necesarias, que sin duda enriquecerá su liderazgo. Puesto que su nivel de formación constituye un activo formidable tanto para las empresas como para una sociedad que apuesta por un crecimiento basado en el valor del conocimiento y la innovación.

Con lo cual es necesario que las mujeres comiencen a demostrar su talento ahora y no tengan que esperar demasiados años…

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies