Acta Europea Pyme 2: Promoviendo segundas oportunidades para emprender

Segundo Principio

Garantizar que los empresarios honestos que hayan hecho frente a una quiebra tengan rápidamente una segunda oportunidad.

Aunque el texto del Segundo Principio del Acta Europea de la Pyme se refiere exclusivamente a la situación de quiebra, se puede interpretar que su contenido puede y debe aplicarse también a las situaciones de concurso de acreedores. El objetivo de este principio es dar lugar a una segunda oportunidad a los empresarios o empresas que se hayan visto involucrados en este tipo de situaciones, con todas las garantías de igualdad de oportunidades.

Así pues, recuperar a las empresas que han pasado por dificultades no sólo es una manera de apoyar y promover la actividad empresarial y la innovación, dando margen al atrevimiento emprendedor, sino que supone establecer una red de políticas públicas que salvaguarden el empleo generado para que no se destruya.

Otros aspectos del Acta a destacar en relación con este principio son:

Para el análisis que hemos hecho del Segundo Principio dentro del Proyecto Acta Europea Pyme 10 Principios-20 Experiencias, se ha contado con la experiencia de dos empresas que, en el momento de realizar este estudio, se encuentran en situación de concurso de acreedores y que, con toda probabilidad, conseguirán superar evitando la quiebra.

Pipex SystemsPipex Systems S.A.

Empresa productora de tubos de plástico de alta tecnología que, tras enfrentarse a agraves dificultades financieras, está volviendo a la normalidad tras superar la situación de concurso de acreedores.

SidsaSIDSA

Empresa que diseña y produce tecnología para televisión digital y que se encuentra en situación de concurso de acreedores en el momento de realizar el estudio.

Pipex considera muy importante reducir los plazos de los procesos de concurso de acreedores, en línea con el espíritu del Segundo Principio del Acta, y plantea la conveniencia de establecer una breve etapa inicial para analizar la viabilidad de la compañía. También propone mecanismos de defensa de la imagen de la empresa y del empresario que ha pasado por un proceso concursal para facilitar la vuelta a la actividad, subrayando de manera clara la pérdida que supone para la sociedad la desaparición de una empresa viable, así como de una vocación emprendedora.

Por su parte, SIDSA destaca el esfuerzo de la empresa por mantener intacto el conocimiento empresarial y resalta que si esta situación concursal se resuelve favorablemente habrá sido, sobre todo, gracias el esfuerzo del grupo de profesionales que continua trabajando en condiciones económicas precarias, en la convicción de que la tecnología y los productos de la empresa son de primer nivel a escala mundial y de que este esfuerzo ha de verse recompensado con el éxito.

Puedes conocer en profundidad las experiencias de Pipex y SIDSA sobre el Segundo Principio del Acta aquí.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies