¡La Fortaleza de los Lazos Débiles!

Una de las aportaciones más importantes dentro del campo de las redes sociales fue el descubrimiento que el sociólogo Mark Granovetter de la Universidad de Standford realizó al hacer un estudio sobre la intensidad de las relaciones personales (The Strenghthen of Weak Ties).mark

Descubrió la importancia de los lazos débiles en las redes sociales para la búsqueda de empleo. Para ello, entrevistó a una muestra representativa de profesionales y técnicos de Boston y descubrió que el 56% de ellos habían encontrado su empleo a través de un contacto personal y el 44% restante a través de otros canales (anuncios, cazatalentos, etc). Posteriormente, profundizó en los que habían encontrado empleo a través de un contacto personal y sorprendentemente descubrió que la mayoría de esos contactos eran lazos débiles, es decir, eran contactos con los que no se interaccionaba de una manera frecuente. Sólo el 16,7% lo hizo a través de un contacto que se veía a menudo frente a un 55,6% que se veía de vez en cuando y un 28% que se veía muy rara vez. Es decir, la gente no encuentra trabajo a través de amigos sino de conocidos. Granovetter explica este fenómeno debido a la importancia que tienen los lazos débiles como puentes de unión con otras redes constituyendo potentes mecanismos integradores que maximizan el ratio de cobertura de las relaciones y promueven el flujo de información nueva. A la hora de buscar un empleó, los lazos débiles son siempre más importantes que los lazos fuertes, ya que éstos son en la mayoría de los casos redundantes y con solapamientos que no aportan información nueva. Por el contrario, los conocidos (los lazos débiles) ocupan, por definición, un mundo diferente al nuestro. Y por eso es más fácil que puedan saber cosas que nosotros no conocemos. Además, la ausencia de lazos débiles en las redes sociales supondría sociedades fuertemente estratificadas formadas por clases sociales o clanes endógenos impermeables a influencias externas. Para denominar esta paradoja aparente, Granovetter la denominó la fortaleza de los lazos débiles.

Inmediatamente este descubrimiento tuvo un gran impacto en otros campos. Uno de los estudios más interesantes fue el realizado por la profesora Judith Blau de la Universidad de Carolina del Norte, sobre el personal del hospital psiquiátrico infantil de Nueva York. Aunque en hospitales similares la rotación de personal era muy alta y el estado anímico del personal era muy bajo, debido a las dificultades de los tratamientos psiquiátricos que aplicaban y los desalentadores resultados que obtenían, Blau demostró que el elevado nivel anímico del personal de este hospital se atribuía sorprendentemente al elevado número de lazos débiles entre el personal. El personal estaba organizado en subredes departamentales con muchas interacciones entre ellos, lo que evitaba la formación de clanes aislados, incrementando el flujo de información entre diferentes departamentos, lo que favoreció la innovación e interactividad, las cuales tuvieron un efecto directo sobre la motivación del personal.lazos débiles

Este concepto fue enseguida aplicado al campo de las redes de colaboración entre empresas. El profesor Gautam Ahuja de la Universidad de Michigan, uno de los mayores expertos en redes de colaboración de empresas, demostró la importancia de los lazos débiles como fuente de innovación en la industria química. Los lazos débiles constituyen mecanismos que previenen la formación de redes endógenas, impermeables al exterior, y promueven la innovación al darles la oportunidad de buscar otras relaciones en la red a las que no tendrían acceso si estuvieran fuertemente comprometidos en un conjunto estricto y cerrado de relaciones. Los lazos débiles constituyen mecanismos para transferir información y conocimiento explícito contribuyendo eficazmente a la innovación en la red.

Cada vez más se establecen relaciones entre empresas de diferentes sectores como fuente de innovación. Uno de los lazos débiles más interesantes de los últimos años ha sido la colaboración horizontal entre Toyota y Zara para incorporar ésta los últimos desarrollos del Lean Manufacturing en su cadena de suministro. Otra de las aplicaciones de los lazos débiles entre diferentes sectores industriales es la denominada diversificación relacionada propuesta por el profesor Arruñada. Tradicionalmente, los OEMs mantienen una cartera de patentes mucho mayor que las actividades productivas que desarrollan. No es raro, que un fabricante de automóviles, por ejemplo, posea patentes en el campo de células de fuel, recubrimientos de vidrio o baterías, ajenos a su mercado principal pero relacionado con su desarrollo interno para conseguir avances tecnológicos de ciertos componentes. Los fabricantes subcontratados permiten a estos actores una diversificación relacionada al explotar el potencial de estas patentes en otros sectores con un coste y riesgos muy reducidos. De esta manera, empresas como Dell han podido ir más allá de sus raíces en el mercado de PCs y entrar en el mercado de la electrónica de consumo con los televisores de plasma y LCD o reproductores de DVD fruto de las patentes desarrolladas internamente.

Los lazos débiles suponen un inmejorable mecanismo de innovación en las redes de empresas y permiten la diversificación a otros sectores. En el futuro las empresas fortalecerán cada vez más las relaciones entre diferentes sectores como un potente mecanismo de innovación a través de lazos débiles de naturaleza fundamentalmente horizontal.

José Ramón Vilana Arto

Profesor de Operaciones en el Executive MBA de EOI


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies