Ahorro y eficiencia energética en PYMES de Andalucía

por joseruiz on febrero 20, 2012

Sevilla, a 20 de febrero de 2012. EOI-Escuela de Organización Industrial ha acogido esta mañana los resultados de las acciones realizadas durante 2010 y 2011 para el impulso de una gestión energética eficiente, dentro de la colaboración establecida con la Agencia Andaluza de la Energía y bajo la cofinanciación FEDER.

Del informe se deduce que las empresas beneficiarias de los servicios fueron principalmente fábricas de plásticos industriales y agrícolas, centrales y centros de manipulación hortofrutícolas, pequeño y mediano comercio y hoteles.  Tampoco faltaron, aunque en menor porcentaje, las fábricas de mueble de madera, industria auxiliar aeronáutica, refinado y extracción de aceite, aderezo de aceituna, industria cárnica y conservas de pescado y vegetales.

Martín Rubio, Director Área Medio Ambiente de EOI Sevilla presenta el informe sobre eficiencia energética en Andalucía

En la jornada se han presentado los resultados del informe para los sectores comercio, hoteles, agroindustrias e industrias.

El comercio, con una representación del 29,1% de las empresas andaluzas, y en concreto, el pequeño y mediano comercio, tienen unos consumos energéticos absolutos considerables y se encuentran en una situación desfavorable respecto a la promoción de las medidas de ahorro y eficiencia energética debido a su atomicidad, el consumo energético individual pequeño en cuanto a peso en factura, y una menor capacitación y profesionalización de los responsables o gestores (salvo en franquiciados).

Como resultados energéticos, los consumos anuales de energía final destacan como fuente energética la energía eléctrica con una media en el sector de 3.506.025Kwh/año.  Con las auditorías efectuadas se ha visto cómo entre el 15 y el 25% del consumo podría disminuirse, con un retorno medio de 3 años.  Analizando rentabilidad y coste,  se establece la reducción total de costes entre el 1,5% y el 3,75%.

Entre las medidas detectadas, la sustitución de lámparas incandescentes por bajo consumo  y la optimización de la factura energética fueron las más habituales, mientras que las de mayor ahorro  económico fueron las de sustitución de equipos eléctricospor equivalentes de gas natural y de equipos de climatización más eficientes, junto con la regulación de la temperatura en cámaras frigoríficas y los hábitos de consumo en las mismas.  Mencionar que el potencial de implantación de las energías renovables es bajo o nulo en la muestra objeto del estudio.

Como conclusiones, el potencial de ahorro energético total es de 847.000Kwh al año, con un ahorro económico potencial total de 125.000€/año y una disminución en emisiones de CO2 potencial de 386 toneladas.

El sector hotelero ocupa en Andalucía el 7% de la población siendo la quinta fuente de empleo en la comunidad.  El consumo energético anual se estima en 100Ktep., suponiendo un 6% del total de los gastos de explotación, en la mayoría de los casos el más importante tras los gastos de personal.

Los hoteles de interior tienen entre 1,5 y 2 veces más consumo que los hoteles de costa.  El consumo energético es lineal con respecto a las estrellas del establecimiento.  Climatización y equipos son los bloques más representativos dentro del consumo energético.

La energía eléctrica supone el 60% del consumo de los hoteles analizados, el propano el 20%, el gasóleo el 14% y el gas natural el 6%.

Como resultados energéticos en cuanto a los consumos anuales de energía final destaca como fuente energética la energía eléctrica con 14.247.858 KWh/año, siguiéndole el gasóleo (282,58teoPCI/año), propano (342,18 tepPCI/año), el butano (3,36 tepPCI/año) y la solar térmica (48,44 tepPCI/año). Entre las medidas más mencionadas: la sustitución de calderas, de balastos electromagnéticos por electrónicos, de lámparas fluorescentes y de lámparas halógenas, mientras que aquellas con un mayor impacto en ahorro económico fueron la sustitución de lámparas halógenas, la sustitución de bombas de calor y la de equipos que trabajan con refrigerantes R-22.

El potencial de ahorro se sitúa entre 12 y 20% de ahorro con un periodo de retorno inferior a 5 años.  Mencionable que en su mayoría no se acogen a las subvenciones disponibles en ahorro y eficiencia, así como en implantación de energías renovables.  La reducción total de costes supondría entre un 1 y un 3% de ahorro.

Como conclusión se destacó el potencial de ahorro energético total situado en 3.570.000 Kwh al año, el ahorro económico potencial total estimado en 384.000€ al año y la disminución en 1.386 toneladas de emisiones de CO2.

En Agroindustrias, sector que supone un 20% de la industria regional y un 35% de exportaciones, es un gran consumidor de energía.  El 50% del consumo energético total en España proviene de las industrias cárnicas, siendo en su mayoría consumo de electricidad.

Además de electricidad y gasóleo destaca el comienzo de uso de combustibles diferentes a los tradicionales para la obtención de energía final como el orujillo. Biomasa con un 56%, solar térmica 31% y 13% fotovoltaica son los pesos de las diferentes tipologías de instalaciones para la obtención de energía.

Entre las medidas de ahorro más mencionadas estaban las actuaciones en sistemas de producción de frío y en iluminación siendo las que más ahorro económico repercutían las llevadas en los sistemas de producción de frio, los motores eléctricos y los sistemas de generación de energía térmica.

Como conclusión el potencial de ahorro energético es de 1.512 tep, con un ahorro económico total por año de 764.000€ y una disminución de emisiones de CO2 de 4.593 toneladas.

En el sector de la industria, se establecieron diferentes subsectores: plásticos, muebles/madera, auxiliar aeronáutico.  La caracterización energética tiene un sesgo mayoritario hacia el consumo de energía eléctrica (80.945.634 Kwh/año), seguido del consumo de gasóleo (1460,31 tepPCI por año), el fuel oil (569,25 tepPCI por año), propano (126,24 tepPCI por año), biomasa (77,14 tepPCI por año) y gas natural (12 tepPCI por año).

También se mencionaron algunas de las ineficiencias encontradas en los diferentes sectores evaluados, destacables el dimensionamiento inadecuado de los motores, aislamientos defectuosos o carencia de cubiertas.  Como recomendaciones diversas medidas en la gestión y mantenimiento.

Para finalizar la jornada se presentó el potencial de Empresas de servicios energéticos-ESE en los sectores analizados.  La ESE simplifica las gestiones llevando las relaciones con proveedores, ingenierías e instaladores, además de garantizar ahorros de energía durante la realización de los estudios energéticos, y la posibilidad de financiar la implantación de medidas de ahorro energético.

A pesar de que el potencial de implantación de ESE es medio, la realidad muestra una implantación baja, llegando a no existir constatación en la muestra de ningún contrato de esta tipología en el sector industrial ni en el agrotransformador.

Los comentarios en esta entrada están cerrados.

Post anterior:

Post siguiente: