Comentario final sobre “Entorno Internacional”

Una vez “asimilado” el modulo del “Entorno Internacional” me siento con más autoridad para opinar que algo han hecho mal muchas de las empresas del sector de la obra pública, sector en el que vengo trabajando hace algunos años en España.
En los años de bonanza las empresas constructoras de proyectos de obra pública no se fijaron en la necesidad de ver “un poco más allá de sus fronteras”. Salvo contados casos, las empresas facturaban hasta el 2008 el 100% de sus servicios en España. Aun teniendo la crisis encima la mayoría de las empresas continuaban pensando que la situación era pasajera y había que aguantar. Una vez llegados a sus últimos recursos financieros, empezaron a brotar planes de internacionalización en muchas empresas medianas y pequeñas. Lamentablemente muchas empresas salieron fueron y dieron los últimos suspiros en África o Latinoamérica antes de cerrar sus puertas. En que fallaron?
Después de las interesantes lecturas del curso queda claro que hay que tener una estrategia para salir de su mercado nacional, aun en momentos de bonanza.
Para competir a nivel internacional hay que haber hecho sus deberes como mejorar la productividad o un profundo análisis del país y mercado de destino.
La mejora de la productividad principalmente vendrá dada por la reducción costes laborales, es decir mejorando los procesos para producir más con la misma cantidad de empleados.
Es imperativo realizar una prospección extensa del país y del mercado. En cuanto al primero, es importante analizar por ejemplo el índice de complejidad del sector en el país de destino, que acuerdos bilaterales existe con países vecinos, si es exportable el servicio a estos, etc. El índice de conectividad también debe ser revisado para ver si el fondo de comercio que se está creando tiene aun más recorrido. Datos de tarifas arancelarias también deben ser examinados antes de desembarcar con la empresa en el extranjero. También el mercado debe ser analizado con detenimiento, que y cuanto se está importando, quienes son los principales competidores, cuales son los canales de distribución, etc. Para poder contar con todos estos datos es importante aprovechar las herramientas que nos ofrece hoy en día internet.
Las pocas empresas que salieron a buscar proyectos fuera de España durante los buenos años, son hoy en día no solo más fuertes, más grandes, sino sobre todo más agiles. Y aquí vale también la teoría de la evolución de Charles Darwin: sobrevive quien mejor se adecua al medio. Estas empresas han demostrado que “afuera” se aprende mucho; mejoras que son perfectamente aplicables en la casa matriz, en el país de origen.
La internacionalización es una obligación para las empresas si quieren ser sostenibles a mediano y largo plazo.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies