PAPEL DEL DIRECTIVO EN LA CREACIÓN DE VALOR PARA EL ACCIONISTA

INTRODUCCIÓN
Hace algunos años, los resultados contables eran suficientes para la gestión diaria y la toma de decisiones en las compañías. No obstante, cada día se otorga mayor importancia al “valor” y al conocimiento y aplicación de medidas de creación de valor y, consecuentemente, a la capacidad de gestionar dicha creación de valor.
El concepto de creación de valor es, en esencia, verdaderamente simple: una compañía crea valor para sus accionistas cuando la rentabilidad obtenida sobre el capital invertido es superior al coste de dicho capital.
Uno de los planteamientos desarrollados a raíz de este concepto se centra en la gestión estratégica y operativa de la compañía bajo criterios de creación de valor para el accionista. Esta gestión y sus consecuencias a medio y largo plazo tendrán, inevitablemente, su reflejo en el valor de la empresa. La creación de valor para el accionista así considerada tiene como punto de partida el concepto de valor de mercado de la compañía (tanto en empresas cotizadas como no cotizadas) y su estimación a través del descuento de flujos de caja. Este planteamiento pone las bases necesarias para alcanzar un control riguroso por parte de los directivos y para potenciar el desarrollo y crecimiento sólido de las compañías.
Los inversores no sólo buscan recompensas en forma de dividendos y en forma de aumento del valor de sus acciones, sino que también desean perspectivas de crecimiento de la compañía a largo plazo.

¿QUÉ SE ENTIENDE POR GESTIÓN ORIENTADA A LA CREACIÓN DE VALOR?
La idea básica de la gestión basada en el valor parte de la premisa de que el objetivo de la función financiera es maximizar el valor de la inversión de los accionistas.
Precisamente porque toda la teoría financiera se ha desarrollado en torno al objetivo de maximizar el valor, es perfectamente demostrable que la mejor gestión de valor consiste en aplicar los principios conocidos de sana política financiera en la gestión diaria de las operaciones, en el análisis de las inversiones, en las políticas de endeudamiento y en los dividendos, así como en la ejecución táctica de dichas políticas.

 ¿QUÉ ENTENDEMOS POR VALOR?
El valor depende solamente de lo que esperamos que ocurra en el futuro con el bien o servicio que pretendemos valorar y de nuestras expectativas.
El problema del futuro es que no lo conocemos con certeza; así que cualquier valoración de hechos futuros debe tener en cuenta el factor riesgo. En la mayoría de las aplicaciones prácticas de la gestión basada en el valor, el criterio del valor actual neto (VAN) del flujo de fondos (flujo de caja) originado por una determinada decisión o acción directiva es por definición, la medida del valor creado por esta decisión (1).

PAPEL DEL DIRECTIVO
Para el Accionista la revalorización de la empresa está basada en la renta, el crecimiento, la disminución de costes y el control de riesgos. Por lo tanto la misión de un director financiero, tiene que enfocarse en la parte administrativa, aportar sus conocimientos, controlando los recursos de la empresa, tomando decisiones lógicas que le brinden un valor económico a la empresa y que repercuta en las ganancias del accionista.

Es imperioso, para el accionista la creación de valor, por eso una gestión financiera seria y sólida debe desarrollar políticas responsables en la gestión de operaciones, tiene que ejecutar un análisis de inversiones, políticas de endeudamiento y de dividendos que generen escenarios favorables para aumentar dicho valor. Teniendo en cuenta los cash flows que se estimen a futuro. Debido a que el futuro es inseguro y conviene tener presente siempre el factor riesgo. Este riesgo se puede determinar tomando en cuenta el entorno (riesgo país, creación de nuevos impuestos, riesgo del sector donde me muevo, indicadores económicos, entre otros), otro aliado estratégico en el estudio de valorización de la empresa es la contabilidad, pues la misma genera datos ciertos y actuales de la situación de la organización (inventarios, obligaciones, cuentas por cobrar, entre otras), los mismos crearan un escenario cercano al ideal para el mencionado crecimiento y valorización de la empresa.

Todo accionista hace una inversión de dinero, como consecuencia lo esperado es obtener beneficio efectivo a cambio en el corto plazo, por eso incrementar el flujo de efectivo es más palpable que el beneficio obtenido por la compañía. Se puede decir que para el accionista, el incremento del valor de las acciones, los beneficios obtenidos y otras retribuciones monetarias como (reintegros de capital), fomentan la creación de valor de la empresa y al mismo tiempo proyectarla en el mercado bursátil, lo cual aunado a la estrategia financiera aumentará el valor del accionista

Se tiene que tener en cuenta no confundir, el aumento de la capitalización de las acciones, con el aumento del valor para los accionistas ya que son dos conceptos distintos. Como también podemos observar que el ROE guarda poca relación con la rentabilidad para los accionistas

Finalmente el Director debe manejar una metodología que le admita valorar sus inversiones, utilizando una amplia gama de herramientas, sin embargo existe un consentimiento común en el mundo financiero, y hay dos parámetros muy usados a la hora de calcular la viabilidad de un proyecto, que son el VAN (Valor Actual Neto) y el TIR (Tasa Interna de Retorno). Ambos conceptos se basan en lo mismo, y es la estimación de los flujos de caja que tenga la empresa (simplificando, ingresos menos gastos netos). 

Adicional a todos los factores antes mencionados, es importante el aporte de nuevas ideas, es decir, diversificar el negocio para hacerlo más atractivo en el mercado y por ende a la inversión de nuevos accionistas; la visión de un negocio cerrado limita la vida productiva de una empresa y en consecuencia se corre el riesgo de fracasar. Caso contrario, si la estrategia del Director Financiero es ampliar la gama de productos ofrecidos de acuerdo a la dinámica de su mercado, la posibilidad de éxito en aumentar el valor de la empresa sería mayor (2).

____________________________________

[1] Estrategias y Medición de la Creación de Valor para el Accionista. ALTAIR Consultores en finanzas corporativas, S.L.

 [2] Papel Del Directivo En La Creación De Valor Para El Accionista, Buenas Tareas, Prof. Antonio Velazco


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies