¿CÓMO SE FABRICA LA MARCA PERSONAL?

Fernando-Najera_th_3

Fernando Nájera

El proceso por el que nos dotamos de una reputación determinada se asemeja a una carrera de fondo en la que paulatinamente y sirviéndonos de todas las herramientas reales o virtuales que tengamos a nuestro alcance vamos haciendo calar en la sociedad ese mensaje que nos define como la mejor opción.

Esto ha sido así siempre, con la única diferencia de que con la revolución tecnológica de la última década el ámbito de influencia de nuestros mensajes se ha hecho potencialmente  universal y simultáneamente el coste se ha ido reduciendo de forma paralela, en una progresión impensable hasta hace muy poco, aunque esto no nos debe llevar a pensar que no tiene coste alguno, sobre todo si no estamos dispuestos a aplicar un esfuerzo personal nada desdeñable.

Como cuestión previa hemos de ser conscientes de que no podemos tener éxito, si no tenemos nada que vender, por lo que vamos a dar por supuesto que nos conocemos, que tenemos un “producto” y que sabemos a quién se lo queremos ofrecer.

Por otra parte nos vamos a centrar en cómo crearnos una reputación digital porqué es la que tenemos más a mano, es más barata, tiene mayor repercusión y va a depender en buena medida de lo que hagamos nosotros mismos y aunque son muchas las herramientas digitales de las que nos podremos valer y cada una de ellas tiene sus especifidades, vamos a hacer unas consideraciones generales aplicables en principio a casi todas ellas.

En primer lugar debemos trasferir el estudio previo que hemos hecho de nosotros mismos a un perfil que según la herramienta que vayamos a utilizar va a tener ciertas peculiaridades, pero que en general  va a constar de contenido y de imagen, debiendo ser muy cuidadosos con ambas. Elegiremos una fotografía acorde a nuestro propósito y uno o más fondos que refuercen tanto la imagen como el contenido. Además colgaremos una breve descripción nuestra y una reseña más o menos detallada que viene a ser nuestro curriculum.

A continuación deberemos dar vida a los entornos que hayamos decidido cultivar para lo cual podremos empezar por compartir aquella información que revele cómo somos y qué nos interesa mediante la publicación de su título, un breve comentario y su correspondiente url,  posteriormente podremos ir avanzando, recomendando lo que otros vayan compartiendo y más tarde deberíamos atrevernos a incluir comentarios que completen o refuten lo que otros hayan compartido previamente.

Paulatinamente y según vayamos familiarizándonos podremos darnos de alta en grupos de trabajo y foros especializados, compartiendo y comentando información pero sobre todo generando contenido propio.

Cuando tengamos suficiente confianza podremos crear nuestro propio blog que constituirá nuestra reserva intelectual y al cual nos podremos referir desde cualquier otra plataforma.

Ahora bien con independencia de la habilidad que alcancemos en compartir, comentar y generar contenido en la red no debemos olvidar que el mundo real también existe y deberemos asistir a algún evento donde podamos interactuar con nuestros pares, clientes y demás grupos de interés.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies