¿Qué son, en realidad, los fines lucrativos?

Y para hablar de empresa, pues lo mejor sería empezar por definir qué entiendo por empresa, organización empresarial o cualquier otro sinónimo. Si consultamos la RAE, quiero destacar las dos primeras acepciones:

  1. Acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo.
  2. Unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos.

Efectivamente, estas dos acepciones resumen, en definitiva lo que viene siendo una empresa desde el momento en el que se genera la idea hasta que se constituye una sociedad legalmente.

Existen otras tantas definiciones pero voy a rescatar una en particular del blog Definición.de :

Unidad económico-social, integrada por elementos humanos, materiales y técnicos, que tiene el objetivo de obtener utilidades a través de su participación en el mercado de bienes y servicios. Para esto, hace uso de los factores productivos trabajo, tierra y capital.

En definitiva, una vez pasada la fase de generación de la idea, testeo de mercado y modelo de negocio, con suerte, tenemos constituida la sociedad o empresa que podemos definir como una unidad organizatistock-3237514_1280va que tiene el objetivo de obtener utilidades a través de su participación en el mercado de bienes y servicios mediante el uso de los factores productivos trabajo, tierra y capital; es decir, elementos humanos, materiales y técnicos.

En este post quiero detenerme en “fines lucrativos”. Tengo amigos y conocidos (tanto hombres como mujeres) que consideran como perverso esta parte de los fines lucrativos. Pero la mayor parte de las veces, olvidamos que antes de que una empresa genere flujo de caja y obtenga beneficios monetarios (o “gane” dinero), la/s persona/s fundadora/s ha/n invertido a riesgo un capital para, por un lado, dar los primeros pasos y, por otro,  constituir la sociedad legal y formalmente dándola de alta en el Registro Mercantil, contratando los servicios necesarios de notaría y gestoría, dándose de alta en el Régimen de Autónomos, contratando personal, etc. Y esta inversión inicial, con suerte, trabajo y esfuerzo, se recupera si el negocio genera ventas suficientes. En caso contrario, el único retorno de la inversión es un aprendizaje, si es que se da.

Además, en origen, inclusive los creadores y fundadores de las empresas más grandes puede que tuvieran un motivo creativo o de realización personal y voluntad de servicio a la hora de idear y materializar un negocio. No olvidemos que detrás de una empresa, hay un problema a resolver, una demanda que cubrir y mucho aprendizaje.

Cierto es, y no voy a negarlo, que hemos recibido informaciones y noticias sobre fraudes empresariales, engaños, avaricia y abusos. Claros ejemplos, éstos, de que el capital ha sido utilizado como un fin en vez de como un factor productivo. Razón por la cual, también, me decanto más por la definición de empresa dada por Definicion.de que, por la RAE.

En efecto, hablaría más de obtención de utilidades ya que el beneficio generado por una empresa puede ser utilizado para muchas cosas. Entre otras, crecimiento y, con ello, contratación de personal, mejora de sueldos, innovación y cambio o también, transformación, recolocación del personal o cierre de la empresa porque el servicio prestado o producto servido ya no es demandado por el consumidor.

En línea con el post que he leído hoy “De negociante a empresario”, en cuanto confundimos a quién servimos y, el capital como fin, frente al capital como medio, no hablaría de emprendedor/a o empresario/a; le daría otra denominación que, a día de hoy, no tengo en mente. Mis disculpas por esto.

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies