El cambio interno

Desde hace algún tiempo, los ciudadanos pedimos cambios. Pedimos a nuestros políticos que cambien, a nuestros bancos que cambien sus políticas, a las empresas, ONG, sindicatos, etc. Pero ¿qué hay de nosotros mismos? ¿Nosotros, como individuos, no tenemos que cambiar algo? ¿Creemos que realmente habrá una transformación social sin un cambio individual? Si creen que es así, mejor dejen de leer estas líneas.

Es cierto que es más fácil exigir a terceras personas que hagan “lo que yo quiero”. Sin embargo, creo que a día de hoy, ha quedado claro que con estas formas, poco se consigue. Entiendo que ha quedado claro, al menos en el ámbito de los emprendedores, empresas más avanzadas y en las redes sociales. Sin embargo, todavía me encuentro mucha gente que pretende eludir la responsabilidad de sus propias decisiones y busca culpabilizar a otros que ni siquiera conoce.

Por otro lado, veo un auge de personas que se interesan por la inteligencia emocional, crecimiento personal, coaching, neurociencias, yoga, meditación, etc. No hay duda de que se ha abierto un camino para el cambio desde la persona y hacia el exterior (y no al contrario). En este sentido, una buena referencia es “The future of Leadership” de Deepak Chopra. Entonces ¿nos atrevemos a ser coherentes entre lo que hacemos y pedimos? ¿Qué tal si empezamos a cambiarnos a nosotros mismos?


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies