¿Sabemos lo que hacemos?

Una pequeña búsqueda sobre el fraude fiscal en España genera en Google 1.170.000 resultados en 0,20 segundos. Parece que son muchos resultados. Tras varias lecturas sobre el tema (lo confieso, sólo una pequeña muestra), queda claro que no hay ningún estudio oficial relativo al fraude fiscal en España. En su lugar, se trabaja con estimaciones variables de entre 70.000 – 160.000 millones de euros o de entre un 20% y 25% del PIB. Lo que está claro, no obstante, es que es uno de los mayores fraudes de la UE y de los países de la OCDE.

Cuando se analiza el origen del fraude fiscal en España, las noticias, blogs y otras fuentes de información digitales coinciden en afirmar que, la mayor parte del fraude es originado por las grandes empresas (que representan el 0,01% del total de empresas), grandes patrimonios y la banca (72%), seguidos de las Pymes (17%), autónomos (9%) y, el resto, el sector no empresarial.

¿Por qué se menciona la banca? Pues porque parece que el fraude español de grandes empresas y patrimonios es canalizado por la banca hacia los paraísos fiscales; tema en el que no voy a entrar en este post.

Por otro lado, un estudio de la consultora i2 Integrity muestra que los fraudes preferidos son evitar el IVA, crear facturas por falsas ventas, contratar en “negro”, cobrar subvenciones indebidas, no prestar los servicios contratados, fraguar insolvencias, realizar operaciones internacionales fraudulentas, ocultar capitales y crear empresas “tapadera”.

Recientemente, la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) alerta sobre el fuerte endurecimiento de sanciones y critica la tramitación de la Ley contra el fraude fiscal por el procedimiento de urgencia. La Asociación advierte del riesgo de tramitar aceleradamente una ley de tanta trascendencia en nuestro país y piden un debate y reflexión antes de atajar el problema por vía decretazo.

Personalmente, tengo más preguntas que posibles soluciones. Por ejemplo, ¿es una solución viable atajar el fraude fiscal vía BOE? ¿cómo es posible que España no tenga fuentes oficiales a este respecto? ¿Por qué este fenómeno es más acusado en España o Italia que en otros países de la UE o de la OCDE? En general ¿conocemos las causas que provocan que el fraude fiscal en España sea tan elevado? Si conocemos las causas ¿no podemos pensar en soluciones para atacarlas?

Soy de la opinión que un problema se puede atajar, atacando las causas. Claro que, lo difícil es identificar correctamente las causas.

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies