La gestión y desarrollo del talento. Beneficios para la empresa y para el empleado

La gestión y desarrollo de talentos es beneficioso tanto para la empresa como para el individuo o empleado. Un empleado con talento sin vacilación puede ayudar a una organización, pero a través del tiempo, si ese talento no está bien administrado y desarrollado, el trabajo le puede comenzar a parecer rutinario y vacío al empleado y podría entonces buscar otro. Sin embargo, si lo desarrollas para hacerlo crecer con el tiempo, el empleado puede sentirse consentido y agradecido, y seguirá utilizando sus talentos en tu lugar de trabajo.

talento_humano

 

Reconozcamos los talentos

Una de las primeras cosas que debemos hacer como líderes de áreas para ayudar a desarrollar y gestionar el talento de los empleados es reconocer en qué consiste su talento. Es probable que veamos un empleado que maneje bien a los clientes, hable bien con ellos, o que siempre termine los proyectos con anticipación. También, podemos tomar un poco de indagatoria o prueba y error. Si vemos que un empleado tiene una cruzada en un área, asígnale una tarea diferente. Averigua dónde sobresale, donde hace el trabajo mejor. Asimismo, podemos simplemente ir y preguntarle para qué es bueno o qué le gusta hacer. Una vez que descubramos cuáles son sus talentos, los que el empleado posee, estaremos en las mejores condiciones para ayudarlo a administrar y desarrollar los mismos.

Analicemos

Después de descubrir “Talento”, es el tiempo de analizar dónde y cómo utilizarlo. Primero, analicemos las áreas en las que la empresa tiene insuficiencias. Identifiquemos las áreas en las que la empresa puede mejorar, y comparémosla con los diversos talentos de nuestros funcionarios. Si no hay ninguna buena coincidencia, entonces pensemos crear nuevos roles dentro de la empresa para que sean cubiertos por los mismos.

Creemos oportunidades de éxito

Una de las llaves del éxito en la gestión y desarrollo del talento es preparar a los empleados para el éxito. El éxito genera confianza en los empleados. Por lo tanto, comencemos con tareas sencillas. Si vas directo a las tareas difíciles, lo podrías estar enviando directo al fracaso, y será más renuente a utilizar su talento en el futuro.

Discutamos el futuro

Habitualmente tengamos curiosidad de preguntarles a nuestros empleados sobre sus metas profesionales a futuro. Esta es una de las cualidades fundamentales de un buen líder de área. Si tenemos una buena noción de a dónde quiere llegar el empleado con su carrera, le podemos ayudar en todo lo posible a través de las asignaciones de trabajo que les demos. Si vemos que un empleado muestra un interés o talento naciente en un área específica del negocio, hablemos con el mismo acerca de las posibilidades de éxito, y encontremos las tareas que se adapten a ese talento. Del mismo modo, discutamos asuntos más generales con ellos, como su próximo paso profesional. No queramos alentarlos a que dejen la organización. Un buen líder debe actuar como asesor de carrera.

Conclusión

La gestión y desarrollo de talentos por parte de los líderes de una organización limita o promueve la realización de los empleados, lo cual es clave para la gestión eficaz de personas y para el desarrollo de las ventajas competitivas. La Gestión integrada de empleados a través de la identificación y dirección del potencial de los mismos nos permite lograr y alcanzar las metas propuestas por la organización.

Las personas son y serán, en definitiva, los auténticos depositarios de los conocimientos, habilidades y actitudes que posibilitan la mejora continua de la competitividad empresarial.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies