LA FUNCIÓN DE RECURSOS HUMANOS (RR.HH)

 

La Gestión de Recursos Humanos es la que se encarga de administrar cada recurso humano que conforma una organización, de forma que sea una relación de mutuo beneficio entre la organización y el personal.

 

El departamento de Recursos Humanos como cualquier otro departamento posee sus propias metas, las cuales dependerán de los objetivos de la empresa que bien pueden ser corporativos, humanos, sociales, entre otros.  Esta dirección ocupa una posición importante dentro de la organización, ya que en esta recae la responsabilidad de formar el mejor equipo humano para lograr la evolución y objetivos de la misma.

Existen cinco funciones vitales dentro del departamento de Recursos Humanos, las cuales detallamos a continuación:

Reclutamiento y selección: Permite a la organización atraer a las personas indicadas para hacer crecer la empresa, es más que llenar rápidamente un puesto específico. Planificar con anticipación las necesidades de recursos humanos da tiempo para analizar el puesto y los requisitos a cumplir por quien va a cubrirlo. Permite también ver a varios candidatos y ponerlos a prueba a través de un proceso de selección ordenado.

Inducción: Permite a los empleados incorporarse a la empresa y que se sientan bienvenidos y puedan rendir en sus puestos, es necesario un acompañamiento durante los primeros días. Transmitir la cultura de la empresa, presentar al resto del equipo, repasar lo que se espera del nuevo empleado y satisfacer sus dudas, es una tarea clave.

Capacitación: Permite que las personas que son parte de la organización pueden requerir formación adicional para desempeñar mejor sus funciones. Con el paso del tiempo, además, es necesario ofrecerles espacios que los mantengan motivados y actualizados.

Remuneraciones: Más que la definición de sueldos y su liquidación según los convenios y normas correspondientes, esta función debería contemplar que las compensaciones se mantengan equitativas, reflejen resultados y ayuden a mantener la motivación.

Motivación y clima laboral: Desarrollar el sentido de pertenencia, el liderazgo, la iniciativa y el compromiso de los empleados con la empresa es una misión que no debe dejarse librada al azar. Un buen clima de trabajo ayuda a mejorar la productividad, reducir el ausentismo, retener al personal, reducir los conflictos y aumentar la satisfacción de todos. Beneficios, comunicación, coaching, eventos y proyectos en equipo pueden impulsar el clima de crecimiento que la empresa necesita.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies