CERO INVENTARIOS, SI…..PERO,¿ A CUALQUIER PRECIO?

Las empresas que son líderes en sus respectivos mercados, ponen énfasis en reducir los inventarios pero al mismo tiempo se plantean mejorar el servicio a los clientes, reducir el nivel de faltantes y reducir los niveles de mermas y desperdicios.
Para mantener la competitividad de nuestra empresa en este contexto es necesario encontrar formas y técnicas de gestión que nos devuelvan al camino de la eficiencia y el servico, y para lograrlo es necesario apoyarse en diversas herramientas que permiten simplificar la gestión, lograr mayores niveles de eficiencia, reducir los inventarios y aumentar la velocidad de replanificación. Es entonces que vienen en nuestra ayuda las técnicas de Just in Time, Lean Manufacturing, Buid to Order, Cero defecto, etc.
Trabajar utilizando estas filosofías de conducción del negocio y aplicar las técnicas que las mismas proponen, es el camino más seguro para acercarse a los objetivos de reducir inventarios y al mismo tiempo mejorar el nivel de servicio.
Un correcto manejo de inventarios se ha convertido en pieza clave de la gestión de operaciones y finalmente en el éxito de las empresas.
El tener inventario cero tiene tanto costos como beneficios, y en segundo lugar, la decisión de inventario no es independiente de la estrategia de la compañía y debe estar alineado con el resto de las decisiones de la organización”.
“En determinadas ocasiones, el inventario cero es una consecuencia. El concepto clave está en un ‘inventario óptimo’ que se logra tras evaluar condiciones como el tipo de productos y la demanda del producto. Existen empresas cuya cadena de abastecimientos son rápidas y ahí el inventario cero puede ser una consecuencia.
Los inventarios deben ser evaluados de acuerdo a los beneficios que implica mantenerlos, entre los que se encuentran el poder satisfacer demandas anticipadas, ganar posición en el mercado o fidelidad con los clientes: proteger frente a variaciones de precio y manejar esta decisión como una variable competitiva y obtener descuentos por volumen o anticiparse a crisis de escasez de productos o materias primas.
Considero que toda empresa debe fomentar su estrategia de acuerdo a como manejan las ventas. Actualmente laboro en el departamento de distribución de una empresa, específicamente en el almacén de materias primas y productos terminados, en la cual los inventarios se manejan según las ventas y de la misma forma se maneja la producción, esto es mensualmente hay un estimado de ventas y un estimado de producción, no se atina directamente a tener ceros en inventarios porque hay productos que tienen mucha salida y las exigencias del cliente son muy variables. Si he podido notar que en ciertas ocasiones el cero stock ha sido una consecuencia que ha traído perdidas en vez de ganancias. Y finalmente pienso que no todas las empresas pueden lograr esto de una u otra forma debe evaluarse toda posibilidad y necesidad.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies