Gestión de la Cadena de Suministro – Cero inventarios, sí, pero… ¿a cualquier precio?

El principio de “cero inventarios”, sustentado por la filosofía Just in Time (JIT) es sin duda alguna, un fundamento que unido al sistema de producción ajustada (Lean Manufacturing) ha revolucionado y aun sigue revolucionando no sólo la gestión de producción de bienes, sino también de servicios, que ha llevado a las empresas a adquirir una mayor ventaja competitiva.

El stock, considerado como uno desperdicio (muda) dentro del sistema JIT supone una sumatoria de costes para la empresa, incluyendo costes de mantenimiento, de instalaciones, de personal, gastos operativos, energía eléctrica, entre otros, los cuales impactan en las cuentas financieras de balance de las empresas. Además, el mercado competitivo moderno, con gran auge y surgimiento cada día de nuevas tecnologías y productos, provoca la obsolescencia de los ya existentes en inventario, existencias que luego tienen que ser vendidas al mercado a un menor precio o en carácter de oferta, para no perder toda la inversión incurrida, y en otros de los casos, como en el caso de la industria alimenticia, farmacéutica, entre otras, perecen y pueden suponer pérdidas cuantiosas.

Sin embargo, es importante considerar que adoptar la filosofía Justo a Tiempo basada en cero existencias, necesita contar con una robusta estructura de marketing, planificación y gestión de la producción, excelente manejo con proveedores, entre otras gestiones por parte de las empresas, que permita responder a tiempo a las fluctuaciones constantes de las demandas, los nuevos requerimientos y exigencias de los clientes, así como situaciones adversas externas que se presentan en los mercados y economías, coyunturas y crisis financieras, entre otras, que añaden un riesgo de vulnerabilidad.

Contar con estos mecanismos de rápida respuesta a la demanda, sin contar con inventario de  soporte, supone también un alto costo, pues la empresa necesita adquirir sistemas informáticos de gestión de la producción, en conjunto con una estrecha comunicación con proveedores calificados que garanticen suministros de calidad y en el menor tiempo posible, así como con los clientes, de manera tal que se conozca lo antes posible sus requerimientos, y el sistema de producción pueda ajustarse de manera flexible a satisfacer dichas exigencias en el tiempo exacto, con la cantidad adecuada y la calidad requerida.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies